Categorías
Economía

FILÓSOFOS Y ECONOMISTAS

«Se comportan como si hubiesen descubierto sus propias opiniones mediante el ejercicio espontáneo de una dialéctica pura, fría, y divinamente impasible, cuando a menudo se trata de una afirmación arbitraria, de un capricho, de una intuición y las más de las veces de un deseo íntimo, pero quintaesenciado y cuidadosamente pasado por el tamiz, que defienden con razones laboriosamente buscadas. Aunque lo nieguen, todos son abogados y, a menudo, también astutos defensores de sus prejuicios, bautizados por ellos con el nombre de verdades.»

Así hablaba Nietzsche de los filósofos, y es que en sus tiempos apenas existían los que hoy se denominan economistas. De lo contrario, el pensador alemán les habría dado preeminencia en una larga lista de filisteos y embaucadores; en cualquier caso, sus palabras de ayer son hoy perfectamente aplicables a ellos.

El origen de la crisis financiera [J. F. Martín Seco/Estrella Digital, 22.08.2007]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *