Categorías
Agua Geología Paisajes Ríos

ARRIBES DEL DUERO: ENTRE ESPAÑA Y PORTUGAL

Arribes

Desagües de la presa de Aldeadávila (España, a la derecha). Julio, 2007

En los confines de la Meseta, el río Duero excava unas profundas gargantas de gran belleza entre España y Portugal. Sólo que el ser humano las ha aprovechado para construir algunos embalses gigantescos. Estos desfiladeros se denominan Las Arribes del Duero en España y son el corazón del Parque Natural Arribes del Duero declarado en 2001. La margen portuguesa ya ostentaba esta consideración desde 1998 como Parque Natural Douro Internacional.

El término arribes es una palabra de origen asturleonés derivada del latín ad ripam, que significa a la orilla. En la parte salmantina suele usarse la forma femenina, mientras que en la parte zamorana suele ser más frecuente usar dicho término en masculino: Los Arribes.

Se trata de un paisaje agreste, de rocas metamórficas intensamente plegadas, con un microclima suave que permite la presencia de un denso encinar (Quercus ilex ballota) con almez (Celtis australis) y con rusco (Ruscus aculeatus) y terebinto (Pistacia terebinthus) en el sotobosque. La presencia de madroños es indicadora de la suavidad del clima. Almendros, olivos y vides son cultivadas, a veces en estrechas terrazas colgadas en el acantilado.

Arribes

Embalse de Aldeadávila (España, a la izquierda). Julio, 2007

Una respuesta a «ARRIBES DEL DUERO: ENTRE ESPAÑA Y PORTUGAL»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.