Categorías
Campañas de Defensa Contaminación Energía Política y Sociedad Ríos Sostenibilidad

GUADALOPE HERIDO

Guadalope

Instalaciones de Neoelectra en Aliaga (Teruel)

El caso de la empresa Neoelectra de Aliaga (Teruel) reúne todos los ingredientes clásicos de un conflicto ambiental, más propio del desarrollismo de los años 70 del siglo pasado que del siglo XXI.

Una Administración, en este caso Gobierno de Aragón-DGA, que aplica diferentes raseros a la hora de controlar y autorizar a la empresa sus instalaciones; por otra parte, una empresa que aplica la política de hechos consumados. Y como colofón, una pequeña localidad con interesante patrimonio natural, que no sabe aprovecharlo. Las consecuencias son drámáticas: el río Guadalope seccionado por un azud ilegal, que nunca ha tenido autorización; una empresa ubicada en un sitio en el que nunca debió instalarse y que chantajea a la sociedad y al Gobierno de Aragón con los puestos de trabajo; y un pueblo dividido en el que personas favorables a la empresa amenazan a aquéllos que opinan lo contrario y ejercen su derecho a participar en el procedimiento administrativo y a impugnar legalmente aquellas acciones que creen contrarias a la ley y al sentido común.

La truculenta historia está muy bien descrita en la página del Colectivo Sollavientos. Y a continuación pego el comunicado -que suscribo- en defensa de la cordura.

COMUNICADO SOBRE EL PROYECTO DE NEOELECTRA
Y LA SITUACIÓN CIUDADANA EN ALIAGA
Los hechos acaecidos en los últimos meses en relación con la central térmica de gas que la empresa Neoelectra posee en Aliaga contienen aspectos que son sin duda de lamentar. Ante todo, si se produjese el cierre definitivo de la planta, sería lamentable la pérdida de los once puestos de trabajo. También lo es la falta de capacidad mostrada por la empresa para solventar sus deficiencias en materia de impacto medioambiental y sostenibilidad, tras varios años de funcionamiento irregular. También, la serie de contradicciones en que ha incurrido la Administración, recta en la aplicación de algunas de las normas, pero peligrosamente permisiva hacia las condiciones iniciales de instalación de la empresa y generosa en sus subvenciones. Negativo es el clima de crispación al que se ha llegado en el pueblo, alentado por consignas de descalificación y declaraciones de culpabilidad hacia personas que habían manifestado posturas críticas con la trayectoria de Cinca Verde y Neoelectra; consignas y declaraciones que se emitieron públicamente por la Plataforma Salvemos Aliaga desde la redacción misma de su manifiesto. Difícil de comprender nos parece la poco prudente actitud de algunos cargos públicos, implicados de manera directa en manifestaciones y proclamas que en algún momento daban la impresión de exhortar al incumplimiento de la normativa legal. Lamentable, finalmente, la injusta imagen que creemos está proyectando Aliaga a resultas de todo este episodio.
Los que firmamos este escrito somos personas y entidades que trabajamos por Aliaga y por Teruel, o apoyamos iniciativas en su beneficio. Lo hacemos por amor a nuestra tierra, por respeto a su paisaje y a sus gentes, a su historia y sus tradiciones, y por convicciones que tienen que ver con su futuro. Algunos de nosotros hemos estudiado y divulgado su patrimonio natural y cultural; hemos promovido y gestionado proyectos que buscan potenciar ese patrimonio como un recurso para su desarrollo; hemos contribuido a que la imagen de Aliaga, una imagen positiva y con marca de prestigio, haya comenzado a abrirse camino como reclamo turístico y ocupe ya puestos destacados en ámbitos científicos, culturales y medios de comunicación. El Parque Geológico de Aliaga fue el primero creado en España, cuando la figura de ‘geoparque’ empezaba apenas a tomar forma en Europa. Nuestro Parque Geológico fue el pivote en torno al cual se constituyó el geoparque del Parque Cultural del Maestrazgo, miembro fundador de la Red Europea de Geoparques, que en la actualidad reúne más de treinta territorios de interés geológico en diez países de nuestro continente. Decenas de congresos y reuniones científicas, centenares de actividades didácticas y miles de visitas de turistas en los últimos años han tenido por objeto el estudio y disfrute de nuestro rico patrimonio geológico. Toda esta actividad ha contribuido a impulsar algunas infraestructuras hosteleras, a crear riqueza y a elevar la autoestima de Aliaga como pueblo.
Sentimos que lo acontecido en los últimos meses malogra en alguna medida esa trayectoria y esos esfuerzos. Los que suscribimos creemos en un modelo de desarrollo verdaderamente sostenible para Aliaga y para todo Teruel, en el que el patrimonio natural y cultural sea valorado como uno de sus activos principales, y no se diluya como elemento decorativo de un territorio-erial que podemos vender a cualquier postor. Creemos que, a pesar de lo extenso y despoblado de nuestra tierra, no todo cabe en ella. No caben proyectos que se asienten en nuestro medio natural y humano sin un mínimo de respeto por él y por el ordenamiento legal que lo protege. Sí caben proyectos que se nutran de nuestros verdaderos recursos autóctonos, que los manejen de forma sostenible, que sean coherentes con nuestros modos de vida, con nuestra forma de valorar el patrimonio y de relacionarnos con el paisaje. Sí caben proyectos que nos aporten riqueza material, nos desarrollen como pueblo, nos hagan crecer como personas y nos unan y vertebren como colectividad.
Es probable que también nosotros tengamos alguna responsabilidad en la actual situación. Quizá no hemos sabido transmitir el mensaje hacia dentro. Confiamos aún en que la tendencia pueda cambiar, en que el Ayuntamiento de Aliaga, la Plataforma Salvemos Aliaga y todos juntos reflexionemos, y creemos que la reunión mantenida hace unos días entre todos nosotros es sin duda un buen comienzo. Es necesario que reclamemos lo que creemos justo sin atacar a nadie, sin dividir a nadie, sin menospreciar la aportación de nadie, sin recrearnos en el victimismo, sin reclamar soluciones al margen de las leyes. Confiamos en que entre todos pueda encontrarse un salida a esta situación, y apelamos a la responsabilidad de los poderes públicos locales, comarcales, provinciales y de Aragón para que asuman el liderazgo que les corresponde en la búsqueda de la misma.
Responsables del Parque Geológico de Aliaga (J. Escorihuela, J.L. Simón)
Colectivo Sollavientos (J. Abril, V. Guíu, A. Hernández, J. Herrero, M.I. Herrero, J.R. Insa, A. Marco, M. Moya, J.M. Nicolau, J. Oquendo, J. Paricio, A.J. Pérez, L. Pérez, M.C. Rubio, J.R. Sanchís, P. Shelly, G. Tena)
L. Alcalá (Fundación Conjunto Paleontológico deTeruel)
Profesores del Dpto. de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza (L. Arlegui, M. Aurell, P. Lafuente, C.L. Liesa, G. Meléndez, A. Pocoví, J.A. Sánchez, A.R. Soria)
Ecologistas en Acción
SEO-Birdlife
APUDEPA-Acción Pública para la Defensa del Patrimonio de Aragón
Asociación para el Desarrollo de Montoro
Asociación Dinosaurio de Galve
Grupo de Naturalistas del Jiloca
Equipo Triacanthos
Profesores del Dpto. de Ciencias Naturales del IES Valle del Jiloca, Calamocha (Ch. de Jaime, R. Pérez, A. Pérez)
L.M. Torrijo

8 respuestas a «GUADALOPE HERIDO»

A ver si os enterais que nadie ha chantajeado a nadie y a ver si os enterais de las leyes y los articulitos que existen en ellas y de los permisos que tiene o no tiene la empresa. Mirar a ver si alguno ha estudiado la carrera de derecho ,anormales. Y nadie os mando meter las narices donde nadie os llama. Y es más mi pueblo esta unido a excepcion de tres , que son de los vuestros y basta ya de remordimientos y gilipoyeces. Y a poder ser no volvais por Aliaga, no sois bien recibidos y los que estan no nos queda otro remedio que soportarlos.

Alguien puede analizar, en Derecho, si la intervención del Justicia se ajusta a Derecho o es totalmente política, lo que haría muy criticable su intervención.
Tal como la desarrolla, llego a entender que el INAGA ha prevaricado ¿entonces porque no lo denuncia?
Y si no es así, su resolución final, le insta a prevaricar, dandoles instrucciones de en que sentido debe resolver el recurso.
No lo entiendo.

Neomys , la intervencion del justicia es bien clara, yo ya me habia leido los veintitantos folios donde se recomienda al señor Consejero de Medio Ambiente conceda la autorización mediombiental, que se le habia denegado en su día, por que? porque en el sistema judicial español, todo se rige no por conjeturas, sino por pruebas , por articulos establecidos en la ley y no el porque a mi me da la gana de que asi sea, porque estoy en un cargo público superior. Y si te has parado a leerlo profundamente los fundamentos del INAGA son simplemente denegar por denegar, el justicia de Aragón, así como la empresa, y el Ayuntamiento han fundamentado toda la argumentación, en base a la ley, no a la politica.
Te ha quedado claro?

Responder a laloca Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.