Categorías
Bosques Incendios

INCENDIOS EN BOSQUES MEDITERRÁNEOS

paisaje

Pinar de Valmadrid (Zaragoza). Agosto 2, 2009

Los incendios forestales no son el fin del mundo. Por supuesto que hay que evitar las negligencias e imprudencias que los ocasionan, y daños a personas. Pero no es el fin. El bosque volverá con fuerza. Las pruebas lo demuestran. Se puede ver el caso de los pinares de Zuera que ardieron en 1995.

paisaje

Pinar de Zuera (Zaragoza) regenerándose (primer plano) en 2005

ADENDA. A continuación pego la noticia que trae hoy El Periódico de Aragón y que pone algo de cordura al debate:

Los expertos aconsejan dejar que el bosque se regenere solo. Los pinares autóctonos tardan más de 30 años en volver a ser adultos. La erosión es el principal problema tras los incendios forestales.
06/08/2009 M. NAVARCORENA/EL PERIÓDICO
Expertos, científicos y conservacionistas reconocen que la regeneración natural de los pinares quemados por un incendio es la mejor solución para este tipo de bosques. Mientras que la repoblación con especies autóctonas es una práctica muy recomendable para el resto de terrenos y situaciones. Todos admiten que, en general, la situación de la masa forestal en Aragón, en España y en el mundo es preocupante porque está, poco a poco, desapareciendo. Aunque insisten en que los incendios son fenómenos naturales milenarios que han favorecido la biodiversidad y la recolonización de las especies.
«En los años 60 y 70, los bosques disminuyeron a causa de los incendios forestales. Después hubo una época en que aumentaron, debido fundamentalmente al abandono de la ganadería y la agricultura. Y ahora nos encontramos con que han vuelto a crecer, coincidiendo con que los bosques están descuidados», explica Juan Pablo Martínez Rica, doctor en Ciencias Biológicas y autor de numerosas investigaciones del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), recientemente jubilado.
Martínez Rica asegura que todos los bosques se han quemado alguna vez en la historia. Por lo que la característica de llamarlos autóctonos está relacionada con el tipo de especie que ahí crece, sea o no repoblada.
«En Aragón contamos con varias especies de pinos autóctonos. El más común es el pino carrasco. En zonas como las de Teruel aparece también el pino rodeno. En otras más altas, el pino albar o royo. Y en la alta montaña, el pino negro», añade.
En cuanto al tiempo que un bosque quemado necesita para regenerarse, Martínez Rica dice que depende del medio y de la especie. «El bosque de pino carrasco necesita diez años para volver a recubrirse de pinos pequeños. Pero más de 30 para que lleguen a ser adultos y volver a tener una masa similar a la arrasada», detalla.
Por último, recuerda que los peores momentos de los bosques incendiados son precisamente los años posteriores, ya que el terreno puede quedar abierto a la erosión y la pérdida de las cenizas, que actúan como abono.
La Asociación Española de Ecología Terrestre también es de la opinión de que los incendios forestales no tienen por qué suponer un desastre ecológico, aunque admiten que «en las condiciones actuales de cambio global y gestión poco adecuada se pueden dar incendios perjudiciales para la biodiversidad». Y que los cambios de uso y gestión del paisaje han alterado la naturaleza de estos incendios, que son ahora más destructivos.

Una respuesta a «INCENDIOS EN BOSQUES MEDITERRÁNEOS»

Hace poco leí un artículo sobre un estudio del sur de España sobre la pérdida de biodiversidad en las zonas en que han ocurrido episodios de incendios sucesivos a lo largo de algunas décadas y la conclusión era que en realidad sí que se perdían un porcentaje significativo de especies pues aunque el paisaje volvía a reverdecer y el arbolado se solía recuperar en muchos casos, no era así con muchas otras plantas más delicadas que iban perdiendo representación y desapareciendo a lo largo del tiempo en esos lugares. O sea que aunque en treinta años tengamos una masa de pinar y arbustos bastante denso, no quiere decir que sea el mismo pinar que existió antes del incendio y si no damos tiempo a recuperar se a las especies más sensibles, evitando otros incendios, tal vez las perderemos para siempre. Por lo que aunque el bosque mediterráneo tiene una capacidad alta para regenerarse, no sería bueno para la biodiversidad que nos acostumbrásemos a los incendios periódicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *