Categorías
Biodiversidad Mamíferos

EL FUTURO DEL DESMAN IBÉRICO

desmán

Desmán ibérico

JORNADA SOBRE EL DESMÁN IBÉRICO
ZARAGOZA, 21 DE SEPTIEMBRE DE 2010

La empresa Galemia (Julio Gisbert), con el apoyo del Gobierno de Aragón y de la Xunta de Galicia, ha preparado las bases de una estrategia nacional para la conservación del desmán (Galemys pyranaicus), que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino considera el borrador para la futura estrategia. Además, el Ministerio creará un grupo de trabajo sobre esta especie en el seno del Comité de Flora y Fauna de la Comisión Nacional de Patrimonio Natural y Biodiversidad. Por otra parte, se va a incluir la especie en el nuevo Catálogo Nacional de Especies Amenazadas como «en peligro de extinción» en el Sistema Central y «vulnerable» en el resto de España. Aragón tiene previsto recatalogarla como «en peligro de extinción».
Es una especie endémica del Pirineo, la costa atlántica de España y Portugal, el Sistema Ibérico y el Sistema Central, acuática, estrictamente insectívora. La península Ibérica es un centro de especiación de este grupo de la familia Talpidae. Se conocen aquí 3 géneros fósiles, uno de los cuales (Galemys) tenía más especies aparte de la que existe actualmente, y otro (Desmana) sólo presenta actualmente un representante vivo en Rusia. Se han descrito la subespecie pyrenaicus, sólo del Pirineo (plateada), y la subespecie rufulus, del resto de la Península, rojiza o negruzca y más grande.
Basándose en trampeo con nasas (20-30 nasas parcialmente sumergidas, colocadas en cada lugar de muestreo durante 24-48 h y revisadas cada 2 h) y en muestreo indirecto por excrementos de la especie y estudio de excrementos de visón americano y nutria, estas bases consideran que la situación de la especie es crítica, con una regresión del 68% en España en tiempos históricos, y la imposibilidad de recolonizar zonas donde han desaparecido poblaciones. La causa de esta disminución demográfica podría ser compleja, con la interacción de presiones antiguas sobre los cauces y barreras actuales que impiden que, al mejorar las condiciones en un tramo de río, vuelva la especie. Entre los factores de riesgo, destacan presas, detracción de caudal, contaminación, «limpiezas» de cauce, depredación por especies alóctonas como el visón, lavado de cenizas tras incendios en las cuencas fluviales, etc.
En Aragón, la primera cita de la especie es de Cabrera (1914), que da una localidad concreta de Guara y lo cita en el Pirineo aragonés, sin concretar más. Luego hay abundantes citas de Bertrand (1988) y Nores (1992). Gosálbez & Aymerich (2002) muestrean todo el Pirineo aragonés y no encuentran excrementos más que en el río Aragón-Subordán, en el valle de Hecho. Julio Rojo y los demás de Galemia (2009 y 2010) colocan nasas en los parques naturales de Los Valles y Posets-Maladeta, pero no capturan ningún ejemplar. En 2009, el grupo que muestrea visón europeo, recoge un excremento de desmán en Hecho, por lo que el grupo de Galemia vuelve a colocar nasas en 2010 y encuentran un agujero en una red que ellos consideran que sólo puede hacer el desmán. Con estos datos y los históricos, estiman que ha habido una regresión del 94% en Huesca y del 100% en Zaragoza.
El borrador de estrategia plantea la eliminación de amenazas, la recuperación de hábitat, la puesta a punto del manejo en cautividad, las traslocaciones de ejemplares y el seguimiento de la especie.
Algunos expertos no están de acuerdo ni siquiera en el diagnóstico, ya que creen que hay muchos más efectivos que los estimados. Estudios llevados a cabo en la misma zona geográfica con métodos distintos son contradictorios entre sí. En cuanto a las medidas planteadas, aparte de la discusión sobre si hay ya suficiente conocimiento científico o si la especie podría desaparecer antes de que lo hubiera, hay mucho debate sobre la cría en cautividad y sobre las traslocaciones.
Javier Puente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *