Categorías
Atentados ecológicos Atmósfera Política y Sociedad Ríos

ALGUIEN TIENE QUE IR A LA CÁRCEL

noticia

Aragón Digital. Octubre 20, 2012

El río Aragón se llevó ayer un chaletito en Castiello de Jaca (Huesca) y anteayer el Riguel se llevó media escuela en Sádaba (Zaragoza). ¿Quién puso esos edificios junto a los ríos?, ¿quién dió licencia de construcción?, ¿quién permitió esos atentados ecológicos en el Dominio Público?

15 respuestas a «ALGUIEN TIENE QUE IR A LA CÁRCEL»

Pues seguramente nadie irá a la carcel y encima se hará una colecta para reconstruir el colegio de Sádaba. El del chaletito a ver si aprende porque para construir en llanura de inundación hay que tener muy pocas luces

Posiblemente el dueño del chalet ni lo sabía. Compró un chalet construído a la sombra de recalificaciones poco transparentes y quizá con corruptelas. La CHE no tuvo nada que decir al respecto supongo, con lo que esto conlleva. Si uno mira para oro lado es por que hay algo que le llama más la atención… al final el que lo compró fue engañado por la CHE, el alcalde de Castiello de Jaca, que como otros vecinos bien sabría el riesgo que existía pero consintió la recalificación y por el constructor. Al final todos ganarían algo excepto el propietario, que lo ha perdido todo.
Junto al puente del río Gállego en Santa Isabel en Zaragoza, hay una urbanización con chalets y garajes que ya se inundaron totalmente en fase de construcción. Si algún día se inundaran de nuevo, habría muchas pérdidas, pues los garajes o bodegas ya estuvieron cubiertos de agua. La cimentación estuvo sumergida totalmente y el agua llegó la calle, que no fue inundada por que alguien preparó un ribazo con el tractor. Al cabo del tiempo, se acabaron las obras y aún se construyó una línea de casas más cerca del río.
Estos chalets se construyeron con licencia del ayuntamiento de Zaragoza, y me imagino que con consentimiento de la CHE, pero seguro que será imposible ejercer ningún tipo de responsabilidad a quien los autorizó. La construcción siempre está en el ojo del huracán y es que conlleva mucha corrupción política y empresarial.

Está claro que ha habido una grave irregularidad legal en la calificción de esa zona como suelo urbano. La ley urbanística y ambiental exige una evaluación de riesgos naturales antes de la calificación de un suelo como urbano o urbanizable. El propietario no tiene porqué saber nada de riesgos naturales y nunca denbería ser cuestionado, apar eso hay «tecnicos» que deben hacer ese trabajo y evaluarlo. Es el ayuntamiento el que ha dado licencia de edificación en base a un plan general de urbanismo claramente temerario, deficiente y con aspecto de interesado….

No estoy tan seguro de que el propietario carezca de responsabilidad. Se le supone un poco de sentido común y puede pedir consejo a otros entendidos. Comprar una casa en la urbanización junto al río es como ir a que te lea el futuro un astrólogo que igual hasta cotiza como autónomo y paga el IAE. Al final te roban.
Un familiar mío, hace años, iba a comprar una nave en el polígono industrial de Cuarte. Le pregunté que dónde estaba y me llevó a verla. Por detrás pasaba el Huerva. Él ni siquiera se había dado una vuelta. Le dije que ni se le ocurriera comprarla y adquirió otra junto a la carretera.
Aún me lo está agradeciendo.

Los técnicos están para hacer los informes, y el político para valorarlos. Para evitar seguir el consejo que los técnicos dan al político, el político cuenta con la herramienta de poder interpretar «el interés general». Es con esta herramienta con la que los políticos se saltan a la torera los informes de los técnicos y con la que prostituyen el sentido de la administración. Justo en este punto comienza la posibilidad de la corrupción. En el caso lamentable del camping de Biescas, existía un informe negativo a su construcción por parte de un funcionario técnico de la DGA. El pago por haber acertado fue su arrinconamiento y olvido, y aquellos que decidieron dar luz verde al proyecto a pesar de este informe creo que no fueron ni removidos del cargo ni nada.

En el caso del camping de Biescas sí que para un profano costaba discernir que estaba en el cono de deyección de un barranco. Pero en el caso de los chalets de Castiello de Jaca creo que estaba clarísimo el riesgo de tener al río detrás del jardín.

Ya. Pero hay mucha gente que confía en que los políticos hacen su trabajo y no cuestiona nada. Creo que sólo se les puede acusar de ignorancia. Piensa en la cantidad de gente que no cuestionaba la expo, aramón, los transgénicos (en Aragón, ya que en muchos lugares están siendo prohibidos), las pistas de Castanesa, el exceso de centros comerciales…
Esta gente cree haberse comprado una casita al lado de un río, cuando lo que han hecho es comprar una casita DENTRO del río.
E

Responder a sekano Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.