Categorías
Biodiversidad Bosques Estepas Flora Política y Sociedad Urbanismo

UN BOSQUE CONTRA NATURA

Maquinaria eliminando la vegetación espontánea 20211013
Campos del Canal Zaragoza © JAD/AdT

Los grupos ecologistas y vecinales constatan cómo el proyecto municipal El bosque de Zaragozanos  se inicia sin participación.

En este sentido quieren dejar constancia que si bien se les ha convocado a varias reuniones de presentación de un proyecto que se anuncia como colaborativo, se ha iniciado sin participación alguna en el diseño y sin la  opción de  realizar aportaciones, como pudo comprobarse el pasado día siete de octubre en la reunión a la que fueron convocados para, según se indicaba en la invitación, ser informados sobre las actuaciones que se iban a desarrollar en torno a dicho proyecto. Hay que recordar que el objetivo de dicho proyecto es reducir la huella de carbono de Zaragoza capital.

Fructificación del sisallo (Salsola vermiculata) 20211020
Campos del Canal Zaragoza © ANSAR

En la citada reunión, la única información aportada fue que se iba a plantar un llamado “bosque de almendros” que ocuparía casi una hectárea y media en la margen derecha del Canal Imperial a la altura del punto limpio situado en la Calle San Juan Bautista de la Salle y sobre el que no había nada que opinar y aportar pues ya estaba adjudicado y las máquinas en funcionamiento, como los ecologistas han podido comprobar. Por otro lado se informó que la actuación en esta zona del Canal Imperial abarcará hasta 45 ha y que se contaba con una propuesta realizada por un equipo externo resultado de una licitación pública pero sobre la que no se podía informar en ese momento pues la estaban estudiando.

Aspecto de la parcela antes de la intervención © ANSAR

En estos días han comprobado como las máquinas están arrasando todo el terreno dejándolo desprovisto de vegetación y de su fauna asociada. La actuación, que es considerada por las organizaciones ecologistas muy agresiva e indiscriminada, se realiza sobre terrenos ocupados en tiempos por cultivos y sobre los que ha crecido una vegetación adaptada al terreno que cubre totalmente el suelo, es una zona de sisallar, acompañado de otras especies de flora que albergan un gran número de invertebrados y también vertebrados como se ha comprobado in situ. Hay que recordar que el sisallo, por ejemplo,  es una planta especialmente adaptada al clima y suelo del Valle del Ebro, cumple muy bien sus funciones ecológicas de protección de suelo y posee innumerables valores tanto naturales como culturales y estéticos y no necesita mantenimiento.

Maquinaria en acción 20211013 © JAD/AdT

En este sentido los ecologistas ignoran si se ha realizado un estudio previo que permitiera conocer la comunidad de fauna y flora presente, evaluar la riqueza biológica existente así como la fijación de carbono que ya estaba proporcionando este suelo provisto de una cubierta vegetal y valorar, en consecuencia, el tipo de restauración a realizar. En la reunión, sin aportar datos, solo se reiteró por los técnicos municipales que eran espacios degradados de escombrera sin ningún valor, afirmación que no es compartida por los grupos ecologistas.

Aspecto de la parcela tras la intervención 20211015 © ANSAR

En este sentido han solicitado al Ayuntamiento que en base al derecho a la información en materia de medio ambiente se pueda tener conocimiento de las propuestas planteadas para las 45 hectáreas de esta zona sobre la que inicialmente se va a actuar y que sobre dicho documento se puedan realizar aportaciones. En opinión de las asociaciones ecologistas es importante aprovechar esta oportunidad para conseguir una ciudad más sostenible, donde se mejore la protección de los espacios naturales ya existentes y se restauren, los que se encuentren en peor estado, pero con sensibilidad y con criterios científicos que favorezcan la naturalidad y biodiversidad, teniendo en cuenta la aridez de nuestro territorio y las perspectivas de cambio climático.

Zaragoza, 16 de octubre de 2021

ANSAR, Amigos de la Tierra Aragón, Ecologistas en Acción y Animalética.

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *