Barracuda

Posts archivados en la categoría Sostenibilidad

EL MEJOR REGALO DE REYES

13th enero 2019 | Ecologismo,Ecología,Humor,Política y Sociedad,Ríos,Sostenibilidad

Azud de Vadorrey, abatido. Río Ebro. Zaragoza

Los Reyes Magos me han traído este año un buen regalo, para compensar el carbón con el que me venían obsequiando últimamente. En la breve conversación que tuve cuando marchaban por el balcón ya me adviertieron que era por un encargo del Ayuntamiento de Zaragoza, expresamente para las buenas personas.

Así que cuando abrí el regalo no pude menos que emocionarme al ver el Ebro correr libremente. Al pobre Ebro, tan maltratado y emponzoñado por todas partes le han dado un respiro. El Ayuntamiento ha mandado bajar las infames compuertas del azud de Vadorrey. Al fin. Más de diez años llevaba sin ver esta escena en Vadorrey.

Por eso me susurró el rey Gaspar al oído que los Reyes Magos no son los padres, sino el Ayuntamiento.

Anímate a hacer un comentario

¿DEPORTES DE NATURALEZA O CONTRA ELLA? (I)

8th enero 2019 | Atentados ecológicos,Estepas,Montañas,Política y Sociedad,Sostenibilidad

Erosión por BTT. Barranco de Las Almunias. Zaragoza

Recientemente, un conocido con un hijo que se iniciaba en la ornitología me pidió que le indicara un lugar cercano a Zaragoza capital donde observar con garantías collalba negra. Le respondí -sin dudar- que fuera al barranco de Las Almunias, donde estaba descrita la existencia de una de las mejores poblaciones de esta ave rupícola en la península.

Al preguntarle, días después, cómo había ido su paseo por el barranco, me contestó, desolado, que no sólo no había visto las collalbas, sino que no tuvo ni un momento de respiro por el continuo trasiego de ciclistas, teniendo que preocuparse más por mantener su integridad física que por detenerse a observar las aves.

Sirve este ejemplo de la carga a la que, hoy día, está sometido el medio ambiente debido a los denominados deportes o actividades físicas de naturaleza, los cuales no sólo originan conflictos por el uso del medio sino también una intensa degradación ambiental. Una presión creciente, dada la demanda de ocio y deporte al aire libre propia de las sociedades desarrolladas, a la cual hay que sumar el auge del sector turístico -con poderosos intereses económicos- y, dentro de éste, del denominado turismo activo, que oferta esas actividades.

Barranquismo, piragüismo, escalada, enduro (BTT o moto), parapente, tirolinas, espeleología, senderismo, triales y carreras o marchas monte a través, rutas a caballo, con raquetas, de observación y fotografía de flora y fauna y un largo etcétera son actividades que practicadas por decenas, cientos o miles de personas cada día en los mismos escenarios, afectan directamente tanto al medio físico (suelo, agua, aire, paisaje) como al biológico (flora y fauna) (Pérez y de Pedro, 2007; Luque Valle, P. et al. 2012).

Son las actividades deportivas, turísticas y de ocio que se realizan en íntimo contacto con la naturaleza y se diferencian de aquellas otras en la que la naturaleza es meramente instrumental o requieren infraestructuras (Martínez Agraz et al., 2005). No se considerarán en este artículo, por tanto, los deportes extremos como el heli-bike y heliesquí o rallys como la Baja Aragón u otros semejantes, o deportes como el golf o el esquí alpino, cuyo impacto ambiental es perfecta u ostensiblemente cuantificable y claramente incompatible con la conservación de los recursos naturales.

Promoción de heli-bike en el Pirineo

Menos perceptible es el deterioro ambiental de las actividades calificadas como de naturaleza, en parte porque se difunden por sus promotores como ecológicas o sostenibles por el mero hecho de desarrollarse en espacios naturales más o menos bien conservados. Ese deterioro, en un medio frágil y sometido a otras muchas presiones, como el aragonés, es el que analizaré en el presente artículo.

Impacto ambiental

A continuación procedo a describir los principales y más inmediatos impactos que generan las actividades de naturaleza en el medio ambiente, específicamente en el transcurso de su ejercicio. No se comentarán, pues, el impacto de las instalaciones anejas necesarias (vías de acceso, aparcamientos, refugios), el coste ambiental del transporte hasta el escenario de la actividad y el de la fabricación de los refinados materiales que componen algunos equipos.

El impacto ambiental es la alteración ocasionada por una actividad antrópica. Se calcula por la diferencia entre la evolución natural del medio sin sufrir la actividad y tras realizarse la misma. Esa diferencia se expresa en términos de variación de la reserva genética, de los ecosistemas, de los paisajes y de los procesos ecológicos, así como del bienestar humano: un enclave deteriorado por el acúmulo de residuos abandonados o por la extinción de una especie, no solo supone una pérdida de calidad paisajística y de biodiversidad sino que impide el disfrute del sitio a futuros visitantes.

El impacto ambiental de una práctica deportiva o recreativa depende tanto del tipo de actividad (a pie, caballo, piragua, BTT, moto, quad) y del escenario, como de la intensidad de la misma o del momento en que se produce. La perturbación es más severa cuantas más personas participan, cuanto mayor es la fragilidad del espacio por su dificultad de regeneración o si sucede en momentos críticos, como la reproducción de alguna especie animal. Otro factor que influye es el grado de conciencia ambiental tanto de los participantes como de los organizadores.

Promoción de la Trans-Nomad en el Pirineo

Algunos daños son inmediatos y manifiestamente visibles, como los surcos o cárcavas ocasionados por el paso de personas y vehículos por el terreno. Otros son menos conspicuos, como puede ser el abandono de la puesta de una colonia de chorlitejos en una playa de gravas donde desembarcan un fin de semana unos piragüistas. Si las molestias se repiten varias temporadas, la población local de chorlitejos se extingue.

2 lectores están discutiendo el artículo

OJO CON TIRAR EL DINERO AL RÍO

16th diciembre 2018 | Agua,Política y Sociedad,Ríos,Sostenibilidad

noticia

Heraldo de Aragón. 2018 12 16

La Comisión Europea no financiará en la convocatoria Life 2018 el proyecto Ebro Resilience en el que se enmarcan las actuaciones que se pretenden realizar en la próxima década para reducir los daños provocados por las inundaciones en el tramo medio del río y sus afluentes (ver: En el buen camino para mitigar las inundaciones).

Se pierden, así, los 16 millones de euros solicitados a través del programa Life por el Ministerio de Medio Ambiente a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y las comunidades autónomas de Aragón, Navarra y La Rioja. Primero, el Ministerio de Medio Ambiente del PP no tuvo en cuenta que en España existían hasta tres Life similares ya en marcha, una de las razones de la negativa. Luego, el Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno del PSOE tampoco ha tenido en cuenta que la convocatoria iba dirigida a aplicaciones de la Directiva Marco del Agua y no a la de Inundaciones, la otra razón en la que se ha basado Bruselas para denegar la financiación.

paisaje

Trabajos de refuerzo de una defensa en Utebo, Zaragoza. 2018 12 10

Dice Heraldo: El [proyecto] Ebro Resilience contemplaba cinco líneas de actuación, ejes que se mantendrán pese a la falta de fondos europeos, de acuerdo con la CHE. Los principales se centran en la optimización, el retranqueo o la eliminación de motas en zonas agrícolas cuando puedan afectar negativamente a los cascos urbanos. Se contempla, asimismo, reforzar y mejorar las defensas de las poblaciones, permeabilizar puentes y carreteras que supongan un obstáculo y ejecutar medidas destinadas a la recuperación de la llanura de inundación, capítulo que incluye la compra de terrenos o la apertura de cauces de alivio.

También se busca adaptar las instalaciones agrícolas y ganaderas, reducir la vulnerabilidad de edificios y servicios sensibles y promover cultivos resistentes a las inundaciones. Otro de sus ejes se centra en la preparación de la población afectada por las avenidas. En este sentido, se proponen talleres formativos de autoprotección, simulacros y charlas sobre seguros agrarios y urbanos.

Las actuaciones se extenderán entre Logroño y La Zaida, en Zaragoza. El proyecto también aboga por mejorar la calidad de las aguas del Ebro, proteger las especies autóctonas y controlar las invasoras. Aunque las motas de defensa construidas en las últimas décadas han demostrado ser efectivas de cara a la protección de los núcleos de población, durante los episodios extraordinarios provocan un incremento de la altura del agua, impiden que retornen al cauce y aumentan los daños.

La intención final no es otra que devolver espacio al río, de ahí que parte de la inversión con la que se cuente vaya a dedicarse al retranqueo de motas y a la creación de áreas de inundación como la proyectada en Mejana de la Cruz, que permitirá retener hasta 2.000(*) metros cúbicos de agua.

Amén

(*) Esa cifra es irrisoria, errata periodística.

Anímate a hacer un comentario

PORCINO INTENSIVO EN EL P.N. SIERRA DE GUARA

31st octubre 2018 | Agricultura,Atentados ecológicos,Contaminación biológica,Ganadería,Política y Sociedad,Sostenibilidad

En el Boletín Oficial de Aragón (BOA nº 210 de martes 30 de octubre de 2018), se acaba de publicar una resolución del Instituto Aragonés de Gestión Ambienal (INAGA) firmada por su director Jesús Lobera Mariel aprobando la construcción de una granja intensiva de cerdos, de esas que producen un purín que “perfuma” todo Aragón, en este caso para 1.200 cerdas de recría (jóvenes), 1.410 cerdas reproductoras con sus lechones, 330 plazas de reposición y 6 verracos para dejar preñadas a las cerdas.

noticia

Fuente: Heraldo

Ya hay casi ocho millones de cerdos en nuestra región, 7 por persona (Heraldo de Aragón 16.06 2018), así que nos podemos preguntar ¿qué tiene de nuevo esta granja? Pues que ésta, que se sitúa junto a Santa Cilia de Panzano, en el municipio de Casbas de Huesca, es la primera autorizada dentro del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, que además es Lugar de Importancia Comunitaria (L.I.C.) y Zona de Especial Protección para las Aves (Z.E.P.A.).

También afecta a las Áreas Críticas del Plan de Recuperación del quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), aprobado mediante el Decreto 45/2003, de 25 de febrero, del Gobierno de Aragón (B.O.A. de 12-3-2003), al Ámbito de Aplicación del Plan de Recuperación del cangrejo de río común (Austropotamobius pallipes), aprobado mediante el Decreto 127/2006, de 9 de mayo, del Gobierno de Aragón (B.O.A. de 29-5-2006) y al Ámbito de Aplicación del Plan de Recuperación del águila-azor perdicera (Hieraetus fasciatus), aprobado mediante el Decreto 326/2011, de 27 de septiembre, del Gobierno de Aragón (B.O.A. de 6-10-2011), y modificado por Orden de 16-12-2013 (B.O.A. de 8-1-2014). Los escapes de purines por accidentes o por lluvias torrenciales acabarán en el río Formiga, en un tramo donde hay cangrejo de río.

El argumento para la aprobación es que el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales no lo prohíbe expresamente (vamos, que por “ganadería intensiva” no me viene nada). Es un argumento fantástico porque, como tampoco prohíbe expresamente las centrales térmicas o las industrias siderúrgicas, tenemos que concluir que se pueden hacer también dentro del Parque. “La actuación no es incompatible con la legislación en materia ambiental. Aunque la normativa del PORN promueve únicamente la ganadería extensiva, tampoco adopta ninguna medida específica sobre la presente actividad en el entorno del Parque Natural, ni la prohíbe.” Dice textualmente la resolución.

No consideran que haya que tener en cuenta el espíritu de la Ley de declaración del Parque, que en su artículo 3 establece como objetivo prioritario “garantizar la pervivencia de los ecosistemas que integran el espacio declarado mediante el respeto a sus estructuras y dinámicas funcionales”.

Y todo ello sin que el director provincial de Desarrollo Rural y Sostenibilidad y director de este espacio natural supuestamente protegido, José Miguel Malo Betoré, diga nada. El promotor de la granja, Álvaro Bescós Español, es concejal del PP en el ayuntamiento de Casbas y diputado provincial. Supo mover los hilos (y el dinero) para que, después de que el INAGA abriera un período de información pública (en el que protestaron los empresarios turísticos de la zona, que viven de la naturaleza bien conservada), que concluyó con la decisión de archivo por no procedencia, el proyecto no decayera. Tras recurrir a la instancia superior, un juez ha obligado al INAGA a continuar la tramitación.

El Gobierno de Aragón recurrió por su parte, por lo que esta resolución se ha emitido supeditada a lo que finalmente decida el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, aunque al mismo tiempo un instituto del mismo Gobierno de Aragón ya se ha pronunciado a favor de quien va en su contra ante el tribunal. Una vez construida, muchos otros pedirán legítimamente que también les autoricen granjas similares en éste o en otros espacios naturales “protegidos”.

6 lectores están discutiendo el artículo


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

marzo 2019
L M X J V S D
« feb    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS