Barracuda

Posts archivados en la categoría Agricultura

MI HUERTO: BORRAJA

28th octubre 2006 | Agricultura,Etnografía,[HUERTO BARRACUDA]

Borraja

Ejemplar cultivado de borraja. Monzalbarba (Zaragoza). Octubre, 2005

La borraja es una verdura propia del otoño, típica de la huerta del Valle del Ebro, y poco conocida en el resto de España. Es muy afamada la de Zaragoza. Es una planta herbácea anual cuyas hojas y peciolos están cubiertos de pelos hirsutos que le dan un tacto áspero. Su nombre científico es Borago officinalis y pertenece a la familia Boraginaceae. Generalmente se recolectan para consumo las hojas antes de que se suba, es decir, antes de que produzca el tallo y florezca.

Yo la siembro a primeros de agosto y la recojo desde octubre. Las semillas son negras y alargadas, de unos 3mm de longitud. Se siembran a chorreo sobre el surco abierto. Luego se tapa y se riega. Conviene cubrir con paja hasta que nacen para evitar que la tierra haga costra superficial e impida brotar a las plántulas. Si nacen muy apretadas conviene aclarar las plantas. A pesar de eso dejo que crezcan bastante juntas porque se apoyan unas con otras y las hojas se hacen altas, lo cual es apreciado por el cocinero ya que los peciolos son largos y fáciles de limpiar; si las plantas crecen aisladas, las hojas se tumban y no son tan grandes y cunden menos al limpiarlas.

La borraja pasa por ser una verdura delicada y exquisita. Ciertamente lo es. Lo habitual es comerla cocida con patata y aliñada con aceite crudo cuando se sirve. No obstante, en los restaurantes de postín hacen innumerables recetas. Entre ellas, los crespillos dulces de borraja como postre.

Para consumo habitual, unas personas las preparan aprovechando sólo los peciolos, a los que quitan las fibras o hilos de los bordes, y luego cortan en trozos de unos centímetros. Y, en otros casos, se aprovecha también la superficie foliar. Como limpiar la borraja es algo costoso para el amo o ama de casa, en algunas tiendas ya la suelen vender limpia y troceada, pero más cara. Además, limpiarla a mano deja los dedos ennegrecidos temporalmente, debido a alguna sustancia que lleva esta planta.

Aragón produce el 90% de la borraja en España. En Zaragoza se cultiva, en gran parte, en invernadero, por lo que está en el mercado más tiempo que si se produce al aire libre, ya que el frío y el cierzo castigan mucho las hojas en invierno. Desconozco los tratamientos fitosanitarios que necesitan las plantas producidas industrialmente en los invernaderos, que son bastantes. Las que cultivo yo no reciben ningún tratamiento. Las matas que más quedan en sombra, y en caso de humedad ambiental, suelen padecer algún ataque de hongos en el limbo foliar.

La borraja posee numerosas aplicaciones en medicina natural. Es diurética, depurativa, emoliente y antiinflamatoria. Las flores se emplean en infusión para combatir catarros y bronquitis. Las semillas también poseen interesantes propiedades, pues de ellas se extrae un aceite rico en ácidos grasos esenciales como el linoléico.

Los griegos ya la conocían como eupitrosyon, que significa bienestar. Los romanos, borra o borago, que significa pelo. La consumían como planta medicinal.

Borraja

Matas recolectadas y dispuestas para distribuir. Octubre, 2005

BIBLIOGRAFÍA
VILLAR PÉREZ, L. et al. (1987) Plantas medicinales del Pirineo Aragonés.
MARTÍNEZ URTASUN, J. M. (2005) La borraja. En: La Magia de Aragón, 15. p.:94-99

Borago officinalis [Herbario de Jaca]
Borago officinalis [Waste magazine]
Aceite de borraja [BotanicaL]

4 lectores están discutiendo el artículo

AZAFRÁN

8th octubre 2006 | Agricultura,Etnografía,Flora

Crocus sativus

Flores de azafrán. En rojo, los valiosos estilos. En amarillo, los estambres

Hay una flor en el Campo, que le hace brillar el alba.
Cinco galanes la cogen, se la llevan a su casa.
La ponen sobre una mesa, entre diez la despedazan.
La queman a fuego lento y la dama ya descansa.
Se la llevan a las Indias para el remedio de España.

POPULAR (Monreal del Campo, Teruel).

A mediados de los años 80, cuando estaba de profe en Oliete (Teruel), a orillas del río Martín, el azafrán se cultivaba con intensidad todavía, aunque el declive era notable. Los lunes de octubre, cuando volvía al pueblo, en plena rosada, veía a las gentes cómo recogían las flores apenas se había levantado el Sol, en los páramos de Muniesa y Alacón. Durante unos días, en las afueras de los pueblos se amontonaban los pétalos de miles de flores, restos del trabajo de las mujeres que habían esbrinado pacientemente cada flor para retirar los preciados estilos. Éstos eran tratados y guardados celosamente, pues valían su peso en oro.

Recuerdo que llegamos a hacer un trabajo de investigación sobre el azafrán en la escuela. Algún zagal trajo las onzas, monedas antiguas con las que se pesaba el azafrán en pequeñas balanzas. Y las mujeres mayores comentaban cómo en los buenos tiempos del cultivo venían cuadrillas enteras de mujeres de otros pueblos para trabajar en el azafrán. Eran las allegaderas. También recuerdo que el profe amigo de Hoz de la Vieja hizo algo semejante con sus alumnos. Ellos investigaron si era más rentable guardar el azafrán en casa, como hacía la gente, para venderlo años más tarde, en caso de necesidad, o venderlo inmediatamente tras la cosecha e invertir el dinero en el banco.

El cultivo del azafrán casi ha desaparecido debido a los colorantes químicos y a lo sufrido de su cultivo. Ahora se empieza a recuperar como producto de calidad. Hay que tener en cuenta que el empleo del azafrán como condimento es muy antiguo, así como en medicina y en tintes. En Aragón estuvo ampliamente extendido su cultivo.

El azafrán (Crocus sativus) es una planta bulbosa, un geófito, de la Familia Iridiáceas. Florece en octubre. Una flor típicamente otoñal.

NOTA: La onza es una unidad de medida ponderal que en Aragón equivalía a 29,167g. Doce onzas constituían la libra, que equivalía a 0,35kg. Fuente: LARA IZQUIERDO, P. (1984) Sistema aragonés de pesos y medidas. Guara Ed.

4 lectores están discutiendo el artículo

MEMBRILLO, OTOÑO

6th octubre 2006 | Agricultura,Etnografía,Fenología,Flora

Cydonia oblonga

Fruto maduro de membrillo. Zaragoza. Octubre, 2006

Octubre. Los membrillos, orondos, penden grávidos. Su áspera pulpa será transformada -convenientemente azucarada- en jugosa carne de merienda infantil. La abuela es la única que tiene tiempo y sabiduría para hacerlo. Y los ejemplares más sanos y olorosos terminarán en el armario para aromatizar de otoño la ropa. Octubre.

1 lector ha dado su opinión

MI HUERTO: JUDÍA BUENOS AIRES ROJA

26th septiembre 2006 | Agricultura,Sostenibilidad,[HUERTO BARRACUDA]

judía Buenos Aires

Monzalbarba (Zaragoza). Septiembre, 2006

Inicio aquí una serie de artículos referidos a las prácticas agrícolas que vengo realizando en el huerto que poseo y que trabajo en los ratos libres, el cual está ubicado en Monzalbarba (Zaragoza). Las labores que realizo son totalmente a mano, a base de azada y horca de doble mango y dentro de los cánones de la agricultura ecológica. Practicar una agricultura ecológica es una labor ardua, pero no por la tarea en sí, sino por las dificultades ajenas que vienen impuestas: no estoy libre de que un vecino fumigue su campo durante una jornada de cierzo o de que la calidad del agua de riego (acequia) sea un día muy deficiente. Pero, en fin, el cultivo en sí se hace dentro de la más estricta naturalidad y exento de cualquier producto químico. Ya lo iré relatando.

Por supuesto, el aspecto de mi huerto dista bastante de lo que es un huerto convencional. Pero los productos son de una calidad muy alta. Y, al menos, se los puedes dar a comer a la familia con tranquilidad.

Hoy me referiré a la judía verde, en concreto, a una variedad de enrame o de mata alta denominada Buenos Aires roja. Habitualmente sembraba variedades de mata baja, con semillas procedentes -incluso- de cultivo ecológico, pero los resultados eran mediocres. Un día, en una tienda de semillas me hablaron de que la variedad Buenos Aires se daba bien en Zaragoza. Y este año he probado, con la intención de consumirla y también de guardar semilla para el próximo año ya que las que se comercializan están tratadas con productos químicos.

Las judías son un cultivo de verano aunque tienen unos requerimientos de temperatura muy determinados. Necesitan que el suelo esté caldeado para germinar y desarrollarse, por lo que se siembran a partir de abril en el Valle del Ebro; pero las temperaturas extremas también les perjudican pues provocan el aborto de las flores.

La siembra la realicé a finales de julio, para evitar que los calores intensos puedieran dañar la floración, y la primera recolección fue a primeros de septiembre. Desde luego, el aspecto de las judías es muy hermoso y, en el plato, saben excelentes. La siembra ha de hacerse con cuidado porque la semilla no debe encontrarse muy profunda y el suelo no ha de acortezarse, lo cual es difícil en julio. Como no se puede regar la tierra antes de que nazcan, es necesario cubrir con paja las hileras donde se ha sembrado y retirarla cuando las plantitas ya han germinado.

La judía (Phaseolus vulgaris) pertenece a la familia de la Leguminosas, una de cuyas propiedades es que aportan nitrógeno al suelo. Son plantas muy valiosas en agricultura y, en la ecológica, se aprecia bien su labor de enriquecer el suelo. Otras legumbres que me dan muy buenos resultados son las habas (Vicia faba).

4 lectores están discutiendo el artículo


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

septiembre 2020
L M X J V S D
« ago    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS