Archive for the ‘Eólica’ Category

LA MATANZA EÓLICA QUE NO CESA

viernes, marzo 5th, 2021

PARQUE EÓLICO COSCOJAR II

águila real

Águila real en PE Coscojar II, máquina T02
Plasencia de Jalón, Zaragoza © ANSAR

cernícalo vulgar

Gavilán en PE Coscojar II máquina T06
Plasencia de Jalón, Zaragoza © ANSAR

El PE Coscojar II fue promovido por D. Sergio Samper Rivas, en representación de la sociedad Eólicas El Coscojar, SL, según se lee en la Resolución de 11 de abril de 2018, del Director General de Energía y Minas del Departamento de Economía, Industria y Empleo, por la que se otorga la autorización administrativa previa y de construcción de instalación “Parque Eólico Coscojar II de 50 MW de Eólicas El Coscojar, SL. en Plasencia de Jalón y Pedrola”.

PARQUE EÓLICO ÁGUILA II-III UNIFICADO

milano real

Milano real en PE Águila II-III unificado, máquina A08
Pedrola, Zaragoza © ANSAR

buitre leonado

Buitre leonado en PE Águila II-III unificado, máquina A07
Pedrola, Zaragoza © ANSAR

El PE Águila II-III unificado fue promovido por Jorge Energy, S.L. que fue promotor de los parques eólicos “El Águila II”, de 12 MW, y el “Águila III”, de 20 MW en el término municipal de Pedrola (Zaragoza), a través de las dos sociedades vehículo denominadas Desarrollos Renovables del Ebro, S.L. y Aragonesa del Viento I, S.L. según se lee en la Resolución de 13 de febrero de 2018, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se adopta la decisión de no someter al procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria y se emite el Informe de Impacto Ambiental del proyecto de parque eólico “El Águila II y El Águila III Unificado”, en el término municipal de Pedrola (Zaragoza), promovido por Desarrollos Renovables del Ebro, S.L. (Número Exp. INAGA/500201/01/2017/10968).

Los parques eólicos arriba citados pertenecen a los grupos empresariales Forestalia y Jorge de la familia Samper Rivas.

Los parques eólicos de la comarca de Valdejalón destacan por su intensa letalidad desde los inicios de la implantación de esta tecnología, como ya informamos en su día (ver: Matadero 19/Barracuda, 2006 y Matadero 22/Barracuda, 2006).

MECAGÜEN LA ENERGÍA VERDE

martes, marzo 2nd, 2021

Al salir del pueblo, aún no han transcurrido ni tres kilómetros y ya se divisan los primeros molinos; estos llevan años, nunca ocasionaron ningún debate ni controversia, evacuaban a una pequeña central. Esta central de evacuación ya en su día generó cierta controversia por su ubicación y la falta de consenso para dicha instalación, pues no es algo que solo impacte en el pueblo que se instala, repercute en todos los términos que la confrontan. Triste es que en su día no se consensuara y más aún, cuando los presagios se tornaron en nubarrones negros.

Continuamos nuestro viaje y sin llevar ni dos kilómetros más, la visión es deprimente, de frente solo divisas molinos, los antiguos y los nuevos y grandísimos contiguos a estos.

Esto a la derecha y de frente, pero no acaban ahí las energías limpias, en el vago que acompaña la carretera, su margen izquierdo es ahora un mar de placas. En la nacional cogemos el cruce a la derecha, dirección, molinos, placas, torres y cables.

Los siguientes kilómetros a recorrer no tienen pérdida, derecha, izquierda y de frente, es todo un sinfín de renovables, acompañadas de autopistas eléctricas zigzagueando todo lo que alcanza a tu vista. Una línea a la derecha, otras dos a izquierda, que se cruzan bajando el puerto del Esquinazo, alcanzas a definir una línea divisoria en Y griega sorteando el pueblo, enclavado en una gigantesca autopista de cables.

Esa pequeña central de evacuación que en su día, los más informados ya advertían de su nefasta ubicación y sus consecuencias, como las tormentas de verano, que ves un nubarrón negro, gira el aire y se torna granizada. Ese margen de carretera, paralela al pueblo, es la puerta de la jaula que les dejaron abierta, no tachemos de sátrapa a Red Eléctrica Española.

Pasado ese vago, de bruces te das con la macro central de evacuación contigua al pueblo. Cinco líneas de alta tensión confluyen en ella, dicen que faltan dos, sus cálculos tendrán para sortear cables y torres y colocar cuatro más, dos de entrada y dos de salida.

Mi imaginación, escasa es, para visionar por donde entrarán y saldrán entre ese amasijo de torres y cables. Como vas transitando con esa esperpéntica visión, los pelos de punta se te quedan, del susto o de la electricidad estática. Vete tú a saber.

Un resquicio a la sensatez, la iglesia de Cuevas liberada de cables esta, palos de judieras erguidos están, poco durarán, en breve de placas y cables lo llenaran.

Inconscientemente aceleras intentando dejar atrás esa imagen de tu mente, como si fuera un mal sueño, que al acostarte no estaba y al despertar la encontraste.

Cómo alcanzas el derruido edificio de lo que fue una estación de tres sin tren, el horizonte de San Just, se mimetiza con una línea divisoria de molinos, como si de una partitura musical se tratara, que en las noches calmadas se cuela por las ventanas.

Ya en el alto de Valdeconejos, las crestas de su puerto se pierden en una partitura de molinos que se adentra hasta donde te alcanza la vista.

Esa línea divisoria de molinos fragmentando San Just en Norte y sur se inició hace unos años, frontera tangible del puerto que nos separa.

Mediáticamente se generó esa conciencia colectiva de necesidad de energía verde, como mal menor, sacrificamos San Just. Incluso podríamos decir, que en cierta manera, nos reconfortaba saber, que apostamos por una transición real y por ella aportamos nuestro paisaje, saldando nuestro compromiso como provincia, pues fuimos los primeros.

Antes del túnel, me invade la duda, nuestra provincia, no solo es una de las que menos contamina, es una de las que más CO2 aporta a este país, no deberíamos cobrar un canon por ese aporte que generamos en detrimento de otras, por las cuales Europa nos multa… No sé, son pensamientos vanos.

Al salir del túnel, tus ojos se clavan en la chimenea de la central de Andorra y su estela, allí sigue su chimenea sin estela. Esta semana en la radio, un ejecutivo de Endesa decía que mantenerla suponía un elevado coste a su empresa, como mera anécdota comentaba que es una chimenea que por sus peculiaridades no hay otra igual en Europa. Tócate la gaita Genara.

Allí está proyectado un punto de recarga eléctrica, es una chimenea, no un símbolo de lo que fue y se fue.

Perdón, me volví a abstraer de lo que nos acontece. Desvías tu mirada a la derecha, buscando en el horizonte los altos de Fonfría y la muela de Anadón, hay copón…. Solo abarca molinos en el horizonte.

No éramos conscientes que al INAGA llegan los proyectos fragmentados y paulatinamente aprobados o en su defecto la DGA lo cataloga de interés autonómico.

No solo sacrificamos San Just, sin saber muy bien ni cómo ni porqué, cuencas mineras también.

El siguiente lema turístico de la Diputación de Teruel será… «Cruza Teruel sin tocar suelo» o «De tirolina en tirolina cruzas Teruel». Je.

PD: Cañada Vellida es un enjambre de renovables, 30 habitantes.
Mezquita, de 5 concejales pasaron a tres.
Valdeconejos: récord guinnes de molinos por metro cuadrado y habitantes, a los 10 que están les subvencionaron las ventanas de PVC.
Aquí una pequeña muestra de los que pioneros fuimos en renovables, alto y claro digo… Mecagüen la energía verde, los parques, sus pistas y cables.

Maribel Bello

LA CARNICERÍA DE LA MERCANTIL BRIAL

lunes, marzo 1st, 2021

milano real

Milano real abatido en PE La Nava. Gallur, Zaragoza © ANSAR

Ayer tarde, naturalistas aragoneses hallaron el cadáver de un milano real (Milvus milvus) abatido bajo la máquina nº 2 del parque eólico La Nava ubicado en los términos de Gallur y Magallón (Zaragoza, Aragón, España), dando parte del siniestro a la emisora de emergencias del Gobierno de Aragón.

El parque eólico La Nava consta de cinco máquinas y está promovido por 8 metros por segundo S.L. empresa del grupo aragonés Brial al igual que el parque eólico Los Cierzos, promovido por la empresa Energías Eólicas y Ecológicas 53, S.L. y Tinajeros, promovido por la empresa Saggita Ventum S.L., todos en la misma comarca.

Da la casualidad que en enero pasado ya cayó abatido otro milano real en el PE Los Cierzos como se dejó constancia en estas páginas (ver: Milano real abatido por la mercantil Brial), y el otoño pasado numerosos cernícalos primillas también murieron abatidos en los parques de Brial, con lo que la empresa acumula un sangrante pasivo.

El milano real es una rapaz carroñera que busca el alimento planeando a baja o media altura. En España y, por tanto en Aragón, hay una pequeña población residente pero en otoño llegan los indivuduos del norte de Europa a invernar a la Península Ibérica con lo que se incrementa la población notablemente. En esta época se llegan a juntar cientos de ejemplares en los dormideros comunales.

El milano real es una especie catalogada en peligro de extinción en España según Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas. Igual nivel de protección que el quebrantahuesos, por ejemplo. Los gobiernos invierten por ello recursos económicos y medios humanos y materiales en recuperar la especie. El Gobierno de Aragón, incluso alardea de su programa de cría en cautividad, pero luego autoriza parques eólicos que son auténticos mataderos de aves y murciélagos.

brial

Brial propaganda, junio 2020

brial

Brial propaganda, junio 2020

Los parques eólicos de Brial se significan por la alta mortalidad de aves y quirópteros que ocasionan, como no podía ser de otra forma. La empresa, no obstante, invierte bastante en lavado de imagen e incluso se permite sentar cátedra en la Universidad de Zaragoza y en la Universidad San Jorge.

MALAS PRÁCTICAS EN LA VIGILANCIA AMBIENTAL DE LOS EÓLICOS

lunes, febrero 22nd, 2021

Grupos ecologistas descubren malas prácticas en estudios de seguimiento de siniestralidad de parques eólicos. ANSAR y Amigos de la Tierra Aragón denuncian descontrol en el seguimiento de siniestralidad

El hallazgo de aves y murciélagos muertos bajo los aerogeneradores de los parques eólicos, por colisión de los animales con las palas es un hecho frecuente que se ha incrementado en los últimos meses y que pastores y agricultores, ciclistas y excursionistas han venido comunicando a nuestras asociaciones, desde las cuales nos hemos interesado de nuevo por el fenómeno.

Desde febrero de 2020, naturalistas de la Asociación Naturalista de Aragón (Ansar) y Amigos de la Tierra Aragón vienen analizando los seguimientos que realizan las empresas promotoras de parques eólicos relativos a la siniestralidad que causan en aves y murciélagos, solicitando al Gobierno de Aragón los datos que dichas empresas están obligadas a remitir y solicitando también los registros de entrada de animales en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre (CRFS) de La Alfranca para contrastar luego esos datos con los avisos recibidos y con los datos de campo obtenidos por propias averiguaciones, tras encontrar decenas de cadáveres de aves y cientos de murciélagos que tardaban en ser retirados en dos recientes parques eólicos de las localidades de Gallur y Magallón (Zaragoza), en una zona llana de secano cerealista, concretamente los parques La Nava (promotor “8 metros por segundo S.L.”) y Los Cierzos (promotor “Energías Eólicas y Ecológicas 53 S. L.”) pertenecientes ambas empresas al conocido grupo inmobiliario Brial (ver RESOLUCIÓN de 5 de junio de 2018, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se formula declaración de impacto ambiental del proyecto de Parque Eólico “La Nava”, de 17,16 MW, en los términos municipales de Gallur y Magallón (Zaragoza), pro¬movido por 8 metros por segundo, S.L. (Número expte. INAGA: 500201/01/2018/01134) BOA 145 de 27 julio 2018). El seguimiento de siniestralidad en esos parques, que suman once máquinas, lo realiza la consultora SATEL según figura en los informes remitidos por Gobierno de Aragón

DEFICIENCIA DE LOS PLANES DE VIGILANCIA

Las ONGs ya apreciaron importantes diferencias en el número de aves y murciélagos en el primer informe cuatrimestral de seguimiento (enero-abril 2020) que hizo esta consultora para los promotores con respecto a las bajas observadas en el campo. Durante el mes y medio que duró el confinamiento las ONGs no pudieron obtener datos de campo, por lo que decidieron esperar a los siguientes meses para comprobar con el informe del segundo cuatrimestre si sus sospechas eran fundadas. Una vez comparada la información recogida por las ONGs y por la consultora encargada del plan de vigilancia de La Nava y Los Cierzos, los resultados no pueden ser más preocupantes, ya que la realidad es bien diferente a la que describe el informe aportado por la consultora.

Según el seguimiento quincenal de Satel, en el parque eólico La Nava, entre enero y abril murieron 3 aves y 1 murciélago y de mayo a agosto 4 aves y 11 murciélagos, que son un total de 7 aves y 12 murciélagos. Y registró en el parque eólico Los Cierzos entre enero y abril 4 aves y 2 murciélagos y de mayo a agosto 6 aves y 13 murciélagos un total de 10 aves y 15 murciélagos.

Según los datos totales de Satel entre enero y agosto de 2020 se encontraron entre los dos parques que, recordemos, suman once aerogeneradores: 17 aves y 27 murciélagos, que suman 44 animales.

Según los datos de Ansar y Amigos de la Tierra Aragón en observaciones con frecuencia semanal, en el parque eólico La Nava, de enero a abril se detectaron 10 aves y 2 murciélagos. De mayo a agosto 24 aves y 107 murciélagos. El total suma 34 aves y 109 murciélagos. En el parque eólico Los Cierzos, de enero a abril se encontraron 16 aves y 6 murciélagos y entre mayo y agosto 28 aves y 53 murciélagos con un total de 44 aves y 59 murciélagos.

El total de bajas encontradas por las ONGs entre los dos parques eólicos, es para echarse temblar: 78 aves y 168 murciélagos, un total de 246 animales en ocho meses de seguimiento de las once máquinas. Siempre cadáveres, salvo algún caso puntual de un buitre leonado mutilado pero vivo, que finalmente debió ser sacrificado en el CRFS.

bajas eólicas

Datos comparativos de bajas en el periodo enero-agosto 2020
en PPEE La Nava y Los Cierzos (grupo Brial) en Gallur, Zaragoza

Dado que cuando los naturalistas detectaban restos bajo los aerogeneradores daban parte a la emisora de emergencias del Gobierno de Aragón y los agentes de protección de la naturaleza solían acudir a retirar los animales o bien los recogían dentro de su actividad profesional ordinaria, puede ser que la consultora no registrara algunas bajas. No obstante, la diferencia es significativa.

Según los datos aportados por el Gobierno de Aragón, en el CRFS de animales procedentes de La Nava y Los Cierzos del periodo enero-octubre de 2020, de ellos 74 corresponden al periodo de enero-agosto que aquí analizamos.

Ante la disparidad de cifras en las bajas (44/74/246), cabe pensar tanto en una elevada tasa de desaparición de los restos por depredación como en un deficiente método de seguimiento tanto en intensidad como en frecuencia -dado que INAGA sólo exige un control quincenal de bajas- o bien una combinación de todos esos factores.

Como prueba de contraste, desde las asociaciones ecologistas se obtuvieron datos de campo propios correspondientes a otros dos parques eólicos cercanos a los anteriores, como son Agón (promotor “8 metros por segundo S. L.”) y Tinajeros (promotor “Saggita Ventum S. L.”) ambos del grupo Brial también. En estos, de acuerdo a los datos de la empresa consultora que se encarga del seguimiento -Naturiker, según las informaciones recabadas- la siniestralidad de enero a abril fue nula, algo altamente improbable.

Desde el momento en que estos grupos ecologistas comenzaron a visitar las inmediaciones de estos dos parques citados se encontraron ejemplares de fauna accidentada que llevaban meses muertos, abandonados en el campo, sin que hubiera constancia de su muerte y sin ser trasladados al Centro de Recuperación de La Alfranca como es obligatorio según el condicionado del INAGA. Lo lamentable es que los informes que realizó la consultora Naturiker valieron como argumento a otras empresas promotoras para solicitar más parques eólicos en la zona, argumentando que la mortalidad previa registrada en un parques eólicos en funcionamiento de esa zona había sido nula, y el impacto ambiental muy reducido. Nada más lejos de la realidad.

[…] También se han obtenido los datos de siniestralidad de los vecinos parques eólicos de Tinajeros y Agón, en funcionamientos desde enero de 2020 (Consultora Naturiker) y situados a 1 y 2 km de la zona de implantación. Los datos correspondientes al periodo enero-abril 2020 (4 meses y 9 aerogeneradores) reflejan una siniestralidad igual nula (0) para aves y quirópteros. EIA PE Agón 2. IGMA.

Otro parque eólico que fue visitado este pasado enero, fue el parque eólico de La Peña, perteneciente a EDPR (Energías de Portugal Renovables) España y situado en la localidad de Las Pedrosas en la Sierra de Luna. Hasta la fecha desconocemos quién hace el obligatorio seguimiento de siniestralidad pero, según datos oficiales aportados por el Gobierno de Aragón de entradas al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca en los diez primeros meses de 2020 sólo han trasladado dos buitres leonados. Las ONGs en la mañana del tres de enero de 2021, realizando una visita superficial bajo algunos aerogeneradores, contabilizaron hasta nueve buitres muertos.

INNACIÓN DEL GOBIERNO DE ARAGÓN

El Gobierno de Aragón debería de actualizar el protocolo de seguimiento de la siniestralidad en parques eólicos pues tiene más de 20 años de antigüedad, y se está demostrando insuficiente a día de hoy.

No se entiende por qué la Dirección General de Medio Natural del Gobierno de Aragón hace la vista gorda cuando en los informes cuatrimestrales del seguimiento ambiental que entregan los promotores sobre la mortandad obtenida ésta es ínfima o incluso nula, siendo todo esto sospechoso de un incumplimiento sistemático de los condicionados.

La citada Dirección General debería realizar seguimientos comprobatorios de la muerte real que provocan esos parques eólicos supervisando y verificando la información aportada. Se da el caso de parques eólicos contiguos, en los que mientras uno reporta varias decenas de casos de mortalidad, otro de al lado solo informa de dos casos en todo un año. Así mismo, también hemos observado que en la información aportada por las consultoras de los proyectos eólicos en explotación a la DGA no figuran apenas ejemplares de especies de pequeño tamaño como murciélagos, trigueros, alondras, calandrias, vencejos… cuando estas aves y los murciélagos son víctimas muy frecuentes de los aerogeneradores.

Las ONGs piden responsabilidades al Gobierno de Aragón que, como se está viendo no realiza ningún seguimiento de verificación de los datos aportados de mortalidad de algunas empresas consultoras.

Nos preguntamos ¿qué pasa aquí? ¿qué hace el Instituto Aragonés de Gestión ambiental (INAGA), el Servicio de Biodiversidad del Gobierno de Aragón que son los que tienen las competencias en protección y conservación de fauna silvestre, que junto al Servicio de Energía y Minas deben celebrar al menos una reunión anual para analizar el seguimiento ambiental de cada parque eólico?, ¿por qué no se han percatado de todas estas incoherencias e incumplimientos que nosotros, con un mínimo esfuerzo hemos podido comprobar?

Todo esto demuestra que, hasta la fecha, desde el inicio de la implantación de los parques eólicos hace unos 25 años no se ha comprobado si se hacen correctamente los seguimientos de mortalidad que establece el protocolo de seguimiento propuesto por la Dirección General de Sostenibilidad, el cual es facilitado por el INAGA como indica la Declaración de Impacto Ambiental de los proyectos.

Si se carece de resultados e información del seguimiento ambiental, no se pueden prescribir medidas de mitigación específicas para contrarrestar la mortalidad, ¿acaso no se pretende que no se reporten datos reales de mortalidad en parques eólicos, para no sacar a la luz y hacer visible la verdadera realidad del impacto ambiental de algunos parques eólicos e impedir que se apliquen medidas correctoras?

Llevan 20 años haciendo mal todo esto, 20 años ocultando datos reales de mortalidad en los parques eólicos. No hay datos fiables que nos permitan conocer el impacto ambiental de los parques eólicos.

Los Servicios Provinciales de medio Ambiente y la Dirección General de Medio Natural, que son los que deberían supervisar el cumplimiento del condicionado ambiental parece que miran hacia otro lado, eludiendo su responsabilidad, pero tienen la obligación de supervisar, verificar los estudios y analizar de forma adecuada los impactos ambientales de estos proyectos, lamentablemente están mostrando incompetencia y dejación de sus funciones.

RESUMEN

El seguimiento que los grupos ecologistas llevan realizando en La Nava y Los Cierzos, que suman once máquinas, desde febrero de 2020 a enero de 2021 arroja una escandalosa cifra de 110 aves y 297 murciélagos, en total 407 bajas por lo que han requerido al Gobierno de Aragón la aplicación del condicionado ambiental y exigien que se tomen medidas urgentes para evitar el goteo interminable de muertes.

Los parques eólicos Agón, Tinajeros, La Nava y Los Cierzos tienen ya interpuestas denuncias ante el Seprona por la muerte de siete cernícalos primillas. Esta emblemática especie amenazada de nuestros medios esteparios cuenta con un Plan de Conservación vigente fallido por incumplir sus objetivos y acciones de conservación previstas, que han derivado en el declive imparable de sus poblaciones, dejadas a su suerte durante los últimos años por parte de la administración y técnicos competentes, concretamente desde el inicio de su gestión por el ejecutivo del consejero Joaquín Olona.

Ansar y Amigos de la Tierra Aragón ponen a disposición del Gobierno de Aragón todos sus datos de seguimiento del parque eólico La Nava y Los Cierzos, donde se incluyen fotografías de cada individuo muerto y coordenadas de donde se encontraron, y van a exigir el cumplimiento del condicionado del INAGA que dice “En función de los resultados del seguimiento ambiental de las instalaciones y de los datos que posea el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, el promotor queda obligado a adoptar cualquier medida adicional de protección ambiental, incluidas paradas temporales de los aerogeneradores, o incluso su reubicación o eliminación.

Se quiere animar a grupos ecologistas de toda España a que presionen a los organismos públicos y departamentos con competencias en conservación de la fauna para que se realicen y supervisen con rigor los seguimientos ambientales de los parques eólicos para conocer realmente el impacto real en aves y murciélagos todas ellas especies protegidas por la ley.

No olvidemos que los que tienen que exigir que se cumplan los protocolos, vigilar y verificar que se realizan los seguimientos y son los organismos públicos como la Dirección General de Medio Natural y su Servicio de Biodiversidad que tienen las competencias en la conservación de las poblaciones de aves y los murciélagos que se ven afectados por algunos proyectos de parques eólicos en fase de explotación.

Ansar y Amigos de la Tierra Aragón vienen exigiendo que se cumpla el condicionado ambiental ambiental que no es otro que la parada y retirada de los aerogeneradores por ser incompatibles con la fauna voladora.

EL PROCESO ADMINISTRATIVO

Ante la petición de una empresa promotora para instalar un parque eólico, es la Dirección General de Energía y Minas del Departamento de Industria el órgano sustantivo que controla el proceso administrativo y quien autorizará la instalación y puesta en marcha del parque. Entre los diversos informes favorables que debe contar la instalación está el del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) que incluye un condicionado ambiental referido a protección de la fauna y flora, vertidos, ruido, etc. que debe cumplir el promotor. Una de las condiciones es el seguimiento de siniestralidad de fauna durante los primeros años de funcionamiento para registrar las bajas, evaluarlas y actuar en consecuencia. Los Servicios Provinciales de Medio Ambiente son los encargados de vigilar el cumplimiento del condicionado ambiental por parte del promotor.

En estos momentos el Director General de Energía y Minas es Sergio Breto Asensio (29/08/2019-hoy) adscrito al Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial que dirige el Consejero Arturo Aliaga López; el Director General de Medio Natural y Gestión Forestal es Diego Bayona Moreno (29/08/2019-hoy) y el Director del INAGA es Jesús Lobera Mariel (30/07/2015- hoy) adscritos al Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Consejero Joaquín Olona Blasco.