Barracuda

Posts archivados en la categoría Incendios

BOSQUES TRAS INCENDIOS (I): REGENERACIÓN AÑO 1

13th agosto 2009 | Biodiversidad,Bosques,Ecología,Incendios

pinar

Regeneración del pinar. Castejón de Valdejasa (Zaragoza). Agosto, 2009

Ayer estuve recorriendo los montes de Castejón de Valdejasa y de Zuera (Zaragoza), viendo cómo evoluciona el bosque tras los incendios de 1995 y de 2008. Me guió Jesús Prado, de Castejón, buen conocedor de estos parajes y preocupado por la conservación de los pinares y por el tratamiento que se les da tras los incendios.

A continuación iré publicando imágenes y comentarios de cómo evolucionan estos pinares mediterráneos de pino carrasco (Pinus halepensis) con coscoja (Quercus coccifera) y enebro (Juniperus oxycedrus) que, en las zonas más elevadas, hacia los 700msnm, albergan encina (Quercus ballota) y quejigo (Quercus faginea).

La primera entrega corresponde a la regeneración del pinar que sufrió el incendio en el verano de 2008 (Ver: incendio del pinar de Zuera). Es decir, que ahora se cumple exactamente un año del fuego. Ardieron unas 2300ha, de ellas 1800ha en el término de Castejón de Valdejasa.

Continuar leyendo…

8 lectores están discutiendo el artículo

INCENDIOS EN BOSQUES MEDITERRÁNEOS

5th agosto 2009 | Bosques,Incendios

paisaje

Pinar de Valmadrid (Zaragoza). Agosto 2, 2009

Los incendios forestales no son el fin del mundo. Por supuesto que hay que evitar las negligencias e imprudencias que los ocasionan, y daños a personas. Pero no es el fin. El bosque volverá con fuerza. Las pruebas lo demuestran. Se puede ver el caso de los pinares de Zuera que ardieron en 1995.

paisaje

Pinar de Zuera (Zaragoza) regenerándose (primer plano) en 2005

ADENDA. A continuación pego la noticia que trae hoy El Periódico de Aragón y que pone algo de cordura al debate:

Los expertos aconsejan dejar que el bosque se regenere solo. Los pinares autóctonos tardan más de 30 años en volver a ser adultos. La erosión es el principal problema tras los incendios forestales.

06/08/2009 M. NAVARCORENA/EL PERIÓDICO

Expertos, científicos y conservacionistas reconocen que la regeneración natural de los pinares quemados por un incendio es la mejor solución para este tipo de bosques. Mientras que la repoblación con especies autóctonas es una práctica muy recomendable para el resto de terrenos y situaciones. Todos admiten que, en general, la situación de la masa forestal en Aragón, en España y en el mundo es preocupante porque está, poco a poco, desapareciendo. Aunque insisten en que los incendios son fenómenos naturales milenarios que han favorecido la biodiversidad y la recolonización de las especies.

“En los años 60 y 70, los bosques disminuyeron a causa de los incendios forestales. Después hubo una época en que aumentaron, debido fundamentalmente al abandono de la ganadería y la agricultura. Y ahora nos encontramos con que han vuelto a crecer, coincidiendo con que los bosques están descuidados”, explica Juan Pablo Martínez Rica, doctor en Ciencias Biológicas y autor de numerosas investigaciones del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), recientemente jubilado.

Martínez Rica asegura que todos los bosques se han quemado alguna vez en la historia. Por lo que la característica de llamarlos autóctonos está relacionada con el tipo de especie que ahí crece, sea o no repoblada.

“En Aragón contamos con varias especies de pinos autóctonos. El más común es el pino carrasco. En zonas como las de Teruel aparece también el pino rodeno. En otras más altas, el pino albar o royo. Y en la alta montaña, el pino negro”, añade.

En cuanto al tiempo que un bosque quemado necesita para regenerarse, Martínez Rica dice que depende del medio y de la especie. “El bosque de pino carrasco necesita diez años para volver a recubrirse de pinos pequeños. Pero más de 30 para que lleguen a ser adultos y volver a tener una masa similar a la arrasada”, detalla.

Por último, recuerda que los peores momentos de los bosques incendiados son precisamente los años posteriores, ya que el terreno puede quedar abierto a la erosión y la pérdida de las cenizas, que actúan como abono.

La Asociación Española de Ecología Terrestre también es de la opinión de que los incendios forestales no tienen por qué suponer un desastre ecológico, aunque admiten que “en las condiciones actuales de cambio global y gestión poco adecuada se pueden dar incendios perjudiciales para la biodiversidad”. Y que los cambios de uso y gestión del paisaje han alterado la naturaleza de estos incendios, que son ahora más destructivos.

1 lector ha dado su opinión

PINAR DE VALMADRID TRAS EL FUEGO

3rd agosto 2009 | Biología,Bosques,Incendios

paisaje

Pinar de Valmadrid (Zaragoza). Agosto 2, 2009

Ayer pude por fin escaparme a Valmadrid a recorrer la zona incendiada. Mil setecientas hectáreas arrasadas. Aún humeaban algunos tocones.

lagartija

Lagartija colilarga. Valmadrid (Zaragoza). Agosto 2, 2009

A pesar de la desolación la vida se recuperaba. Había una inusitada actividad de aves dentro de la zona incendiada. Y las hormigas estaban dando buena cuenta de las entrañas de una lagartija colilarga abrasada.

Un magnífico laboratorio para experimentar cómo la vida coloniza el terreno calcinado.

2 lectores están discutiendo el artículo

PINAR DE VALMADRID: QUE NO SE REPITA

30th julio 2009 | Bosques,Incendios

paisaje

Pinar de Valmadrid (Zaragoza) tras un incendio. Agosto 31, 1989

Ayer se declaró un incendio forestal en los pinares de Valmadrid que se originó cerca de Jaulín y que lleva arrasadas 1500 hectáreas. No sé cuánto corresponde a pinar y cuánto a matorral o cultivos. Este gran incendio se suma al también gigantesco del Maestrazgo turolense de la semana pasada.

Estos días me han llamado algunos periodistas a raíz de los incendios de Teruel, para que les hable del desastre ecológico que es el fuego y los animalitos que morirán… en fin, para que les llore un poco. Pero cuando les digo que el bosque se recuperará, que tiene capacidad para ello y que puede ser mucho peor lo que haga el Gobierno de Aragón o los Ayuntamientos -las Comarcas, ahora- en las zonas incendiadas cuando metan las máquinas a reforestar, entonces, la mayoría (dos de tres) de los periodistas pierden el interés y ya no quieren saber más. Lo que quieren es morbo.

paisaje

Pinar incendiado de Valmadrid regenerándose. Septiembre, 1991

Voy a explicar lo que quiero decir. En el año 1989 también se quemó una buena parte del pinar de Valmadrid en las inmediaciones del pueblo y realicé un cierto seguimiento de la evolución de la zona arrasada. Fui varias veces al lugar para observar cómo respondía la vegetación. Y me sorprendió gratamente la respuesta de las plantas, que pronto volvieron a tapizar el monte. Coscojas y enebros rebrotaron con fuerza (ver foto superior) y nacieron nuevos pinos.

paisaje

Pinar de Valmadrid, aterrazado. Enero, 1994

La zona quemada estuvo dos o tres años sin tocar y se regeneraba bastante bien. Hasta que a alguien se le ocurrió que no podía ser así y decidió plantar pinos. Para empezar labró -sin piedad- el monte en unas zonas y en otras hizo una terrazas terribles, adornado todo con la apertura de innumerables pistas. Por supuesto, tanto el labrado como el aterrazamiento detruyeron muchos árboles y arbustos que estaban creciendo o que habían sobrevivido al fuego y destruyeron el perfil del terreno. Fue un desastre total.

paisaje

Pinar de Valmadrid, labrado a favor de pendiente. Enero, 1994

Espero que no se repita. Y que dejen al monte en paz.

7 lectores están discutiendo el artículo


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

septiembre 2019
L M X J V S D
« ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS