Barracuda

Posts archivados en la categoría Deportes

¿DEPORTES DE NATURALEZA O CONTRA ELLA? (I)

8th enero 2019 | Atentados ecológicos,Deportes,Estepas,Montañas,Política y Sociedad,Sostenibilidad

Erosión por BTT. Barranco de Las Almunias. Zaragoza

Recientemente, un conocido con un hijo que se iniciaba en la ornitología me pidió que le indicara un lugar cercano a Zaragoza capital donde observar con garantías collalba negra. Le respondí -sin dudar- que fuera al barranco de Las Almunias, donde estaba descrita la existencia de una de las mejores poblaciones de esta ave rupícola en la península.

Al preguntarle, días después, cómo había ido su paseo por el barranco, me contestó, desolado, que no sólo no había visto las collalbas, sino que no tuvo ni un momento de respiro por el continuo trasiego de ciclistas, teniendo que preocuparse más por mantener su integridad física que por detenerse a observar las aves.

Sirve este ejemplo de la carga a la que, hoy día, está sometido el medio ambiente debido a los denominados deportes o actividades físicas de naturaleza, los cuales no sólo originan conflictos por el uso del medio sino también una intensa degradación ambiental. Una presión creciente, dada la demanda de ocio y deporte al aire libre propia de las sociedades desarrolladas, a la cual hay que sumar el auge del sector turístico -con poderosos intereses económicos- y, dentro de éste, del denominado turismo activo, que oferta esas actividades.

Barranquismo, piragüismo, escalada, enduro (BTT o moto), parapente, tirolinas, espeleología, senderismo, triales y carreras o marchas monte a través, rutas a caballo, con raquetas, de observación y fotografía de flora y fauna y un largo etcétera son actividades que practicadas por decenas, cientos o miles de personas cada día en los mismos escenarios, afectan directamente tanto al medio físico (suelo, agua, aire, paisaje) como al biológico (flora y fauna) (Pérez y de Pedro, 2007; Luque Valle, P. et al. 2012).

Son las actividades deportivas, turísticas y de ocio que se realizan en íntimo contacto con la naturaleza y se diferencian de aquellas otras en la que la naturaleza es meramente instrumental o requieren infraestructuras (Martínez Agraz et al., 2005). No se considerarán en este artículo, por tanto, los deportes extremos como el heli-bike y heliesquí o rallys como la Baja Aragón u otros semejantes, o deportes como el golf o el esquí alpino, cuyo impacto ambiental es perfecta u ostensiblemente cuantificable y claramente incompatible con la conservación de los recursos naturales.

Promoción de heli-bike en el Pirineo

Menos perceptible es el deterioro ambiental de las actividades calificadas como de naturaleza, en parte porque se difunden por sus promotores como ecológicas o sostenibles por el mero hecho de desarrollarse en espacios naturales más o menos bien conservados. Ese deterioro, en un medio frágil y sometido a otras muchas presiones, como el aragonés, es el que analizaré en el presente artículo.

Impacto ambiental

A continuación procedo a describir los principales y más inmediatos impactos que generan las actividades de naturaleza en el medio ambiente, específicamente en el transcurso de su ejercicio. No se comentarán, pues, el impacto de las instalaciones anejas necesarias (vías de acceso, aparcamientos, refugios), el coste ambiental del transporte hasta el escenario de la actividad y el de la fabricación de los refinados materiales que componen algunos equipos.

El impacto ambiental es la alteración ocasionada por una actividad antrópica. Se calcula por la diferencia entre la evolución natural del medio sin sufrir la actividad y tras realizarse la misma. Esa diferencia se expresa en términos de variación de la reserva genética, de los ecosistemas, de los paisajes y de los procesos ecológicos, así como del bienestar humano: un enclave deteriorado por el acúmulo de residuos abandonados o por la extinción de una especie, no solo supone una pérdida de calidad paisajística y de biodiversidad sino que impide el disfrute del sitio a futuros visitantes.

El impacto ambiental de una práctica deportiva o recreativa depende tanto del tipo de actividad (a pie, caballo, piragua, BTT, moto, quad) y del escenario, como de la intensidad de la misma o del momento en que se produce. La perturbación es más severa cuantas más personas participan, cuanto mayor es la fragilidad del espacio por su dificultad de regeneración o si sucede en momentos críticos, como la reproducción de alguna especie animal. Otro factor que influye es el grado de conciencia ambiental tanto de los participantes como de los organizadores.

Promoción de la Trans-Nomad en el Pirineo

Algunos daños son inmediatos y manifiestamente visibles, como los surcos o cárcavas ocasionados por el paso de personas y vehículos por el terreno. Otros son menos conspicuos, como puede ser el abandono de la puesta de una colonia de chorlitejos en una playa de gravas donde desembarcan un fin de semana unos piragüistas. Si las molestias se repiten varias temporadas, la población local de chorlitejos se extingue.

3 lectores están discutiendo el artículo

EL IMPACTO DEPORTIVO EN EL MEDIO (y III)

12th octubre 2018 | Atentados ecológicos,Deportes,Montañas,Política y Sociedad,Sostenibilidad

Javier García

Fuente: TransNomad

Algunas prácticas denominadas deportivas están alcanzando unos niveles de agresividad e impacto en el medio intolerables. La falta de rigor por parte de las autoridades ambientales está generando una hipertrofia del sector deportivo y unos derechos adquiridos sobre el medio ambiente que luego será difícil acotar.

Estamos en un país donde el terreno y el clima propician un medio natural frágil, propenso a la erosión y al fuego, con unas comunidades animales y vegetales muy sensibles. Pese a ello los administradores autorizan e incluso promocionan actividades muy erosivas y contaminantes, con nefasta incidencia en la flora y fauna.

II Subida a la Plana

II Subida a la Plana. Fuente: Facebook

Hace unos días se denunciaba aquí el rally de tierra II Subida a la Plana, autorizado por el Insituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) por segundo año consecutivo. El impacto en un medio árido como son las estepas del Ebro y el Huerva fue devastador, especialmente sobre la vegetación.

TransNomad

TransNomad. Fuente: TV

Por las mismas fechas tuvieron lugar otros eventos semejantes en la montaña, como fue la prueba de bike enduro TransNomad y el descenso en HeliBike de la empresa Altitude. En ambos casos, al parecer, con autorización del Director Provincial de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de Huesca. En el primer caso, por transcurrir por zonas de canchales y pastizales de alta montaña en fuertes pendientes, donde la erosión es prácticamente irreversible, además de afectar probablemente a áreas de perdiz nival y urogallo. Y, en el segundo caso, por incorporar nada menos que transporte en helicóptero a los clientes ciclistas para realizar el descenso. Ni qué decir tiene que realizar vuelos con helicóptero en zonas de montaña para un fin suntuario y prescindible como es el descenso en bici es de una gravedad tremenda.

Altitude

HeliBike. Fuente: Altitude

De la falta de responsabilidad y sensibilidad de los organizadores de estos eventos dejan constancia sus declaraciones. De la condescendencia y falta de control de las autoridades, ya hemos hablado. Y de la falta de crítica de los medios de comunicación que no tienen empacho en difundir imágenes de estos atentados ambientales o, como mucho, tratando asépticamente el evento, sin preguntarse cómo le irá al medio ambiente, ya hablaremos en otro momento. Del perfil y sensibilidad de los deportistas participantes, también.

HeliBike

HeliBike. Fuente: Heraldo de Aragón

EL IMPACTO DEPORTIVO EN EL MEDIO (II) MOTEROS

4th febrero 2018 | Atentados ecológicos,Deportes,Estepas,Política y Sociedad

erosión por motos en monte de Torrero

Erosión en cabezo Las Zorras. Torrero, Zaragoza

La acción destructiva en las estepas del entorno de Zaragoza capital, ocasionada por moteros, ciclistas y algunos otros vehículos que circulan por fuera de los caminos sigue creciendo ante la inacción de las autoridades.

erosión por motos y bicis en monte de Alfocea

Erosión en Monte de Alfocea. Zaragoza

El perjuicio es elevado por tratarse de suelos deleznables y poco consistentes dado su carácter arcilloso o yesífero, por lo que las huellas y surcos que se ocasionan son considerables y, por otra parte, al ser un medio árido, la vegetación difícilmente se recupera.

erosión por motos en monte de Torrero

Moteros en Montes de Torrero. Zaragoza

Además hay que sumar los perjuicios a la fauna ocasionados por el ruido de las motocicletas con su motor de explosión, cuyos tubos de escape están diseñados parar no se silenciosos precisamente, o el paso continuado de ciclos o motos que desplaza a la fauna e impide su reproducción, y causa atropellos.

erosión por motos en monte de Torrero

Trochas abiertas en Montes de Torrero, Zaragoza

1 lector ha dado su opinión

DURA NAVIDAD EN ALFOCEA

26th diciembre 2014 | Atentados ecológicos,Deportes,Estepas

paisaje

Sabinas supervivientes a duras penas. Alfocea. Diciembre 25, 2014

Estoy desolado por la destrucción de esta tranquila vaguada porque la recorría para estudiar las plantas, los narcisos y las orquídeas, y espiar a sus pequeños habitantes.

Y rabiosamente dispuesto a denunciar los hechos y dar los nombre de todos los implicados, propagarlos a los cuatro vientos y echarles en cara los detrozos en cada uno de los momentos de los que disponga, in situ, y con la mayor publicidad posible.

paisaje

Romeros y espartos no lo superaron. Alfocea. Diciembre 25, 2014


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

junio 2020
L M X J V S D
« may    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS