Barracuda

Posts archivados en la categoría Política y Sociedad

LOS MALOS (POLÍTICOS) EXPULSAN A LOS BUENOS

14th julio 2007 | Comunicación,Economía,Política y Sociedad

En el reciente artículo El estado de la nación en Estrella Digital, Juan Francisco Martín Seco saca de nuevo a relucir la Ley de Gresham para justificar los políticos que tenemos en nuestro país.

noticia

Estrella Digital, 14 de julio de 2007

El argumento ya lo utilizó en un artículo anterior (18.06.2003) que se puede consultar en Queda la palabra, recopilación de todos sus artículos periodísticos.

La ley de Gresham en la política

Desde hace años tengo por cierto que la vieja ley de Gresham de la economía –“la moneda mala expulsa a la buena”- donde efectivamente se cumple es en la política: los políticos malos expulsan a los buenos. Las condiciones establecidas en nuestra muy encomiada Constitución y en sus leyes de desarrollo han generado un sistema político y electoral que termina expulsando a todos los que conciben la política como una actividad noble y la abrazan guiados por una ideología en la que creen de verdad. Antes o después, desengañados, convencidos de que las reglas de juego están trucadas, terminan retirándose llenos de melancolía.

Por el contrario, los otros, los trepas, los aprovechados, los que consideran la política como una profesión capaz de conducirles a un nivel social que de otra manera tendrían totalmente vedado, los tramposos, los reyes del tráfico de influencias, se encuentran como el pez en el agua y permanecen. ¿Por qué extrañarnos de lo que ha ocurrido en la Comunidad de Madrid? Que el cieno salga a la superficie sólo en algunas ocasiones no quiere decir que no esté en el estanque.

Pero tampoco criminalicemos a la política. En realidad, las reglas del juego en ella no son muy distintas que las que parecen regir en el sector privado. La diferencia estriba en que en el ámbito privado la publicidad es menor, se puede pasar más desapercibido y los ciudadanos estamos más propensos a disculpar todo. Ingenuamente tendemos a pensar que el éxito va unido a la inteligencia, cuando tiene que ver más bien con la capacidad de navajeo y de manipulación. Es más, gran parte de los males que afligen hoy a la política vienen importados del sector privado. Es la imbricación entre la política y los intereses económicos y empresariales la que engendra todos los vicios y perversiones. [...]

1 lector ha dado su opinión

ZARAGOZACCC

6th julio 2007 | Política y Sociedad,Sostenibilidad,Urbanismo

Obras de la Expo 2008

Expo2008. Zaragoza, enero 2007

Con el curioso título de Zaragozaccc, el profesor Francisco Comín, actual director e investigador del Instituto Pirenaico de Ecología del CSIC, analizaba el crecimiento urbanístico de la ciudad de Zaragoza en un artículo de opinión publicado en Heraldo de Aragón el pasado veintinueve de junio.

En su artículo advertía que Zaragoza está dejando de ser una ciudad compacta, completa y compleja y se preguntaba: …la ciudad, al crecer, ¿es más habitable? y ¿a un coste asumible?. Según su opinión, el actual crecimiento urbanístico a costa de la ciudad consolidada y destruyendo estepa, huertas y riberas despilfarra el capital social y natural de Zaragoza.

Ecociudad Valdespartera

Ecociudad Valdespartera, Zaragoza. Abril, 2007

Zaragozaccc [Fco. Comín, Heraldo, 29.06.2007]

ECOCIUDAD VALDESPARTERA, ANTIECOLÓGICA Y FEA

2nd mayo 2007 | Atentados ecológicos,Comunicación,Estepas,Sostenibilidad,Urbanismo

Heraldo, 2 de mayo de 2007

Chiste de Cano en Heraldo de Aragón. Domingo 29 de abril de 2007

Menos mal que no soy el único chiflado. No hay diploma de sostenibilidad que pueda arreglar el desastre social y ambiental de la denominada Ecociudad Valdespartera. No cumple ninguno de los requisitos previos para ser ecológica y sostenible. Me reafirmo en que aquello es un desastre.

Ecociudad Valdespartera

Aspecto parcial de las obras. Valdespartera, Zaragoza. Abril, 2007

1 lector ha dado su opinión

FALACIA ECOLÓGICA

30th noviembre 2006 | Comunicación,[EDUCACIÓN Y CULTURA]

Una de mis preocupaciones en el área de la comunicación y del lenguaje es el uso de razonamientos erróneos pero que son presentados como verdaderos e irrefutables, sin ser cuestionados. Un caso lo trató recientemente el Sekano en su comentario sobre el cambio climático, llamando la atención sobre cómo nos presentan el incremento de dióxido de carbono en la atmósfera y el incremento de temperatura en la misma como si la relación causa-efecto fuera inapelable. Todos días nos bombardean con razonamientos defectuosos, algunos de los cuales son, por otra parte, realmente difíciles de detectar. Desde anuncios publicitarios a discursos políticos, análisis económicos e, incluso, científicos.

Los razonamientos erróneos se denominan falacias en Lógica. Pueden partir de premisas o datos verdaderos, pero la conclusión no lo es; incluso las premisas pueden ser erróneas o ambiguas. Me encanta descubrir falacias. Comento hoy aquí una cuyo nombre no conocía y que me ha llamado la atención, como es la falacia ecológica, que no tiene que ver con ninguna confabulación o engaño de los grupos ecologistas.

La falacia ecológica surge por la aplicación de los rasgos o características típicos de un grupo a cualquier miembro de ese grupo. Esta falacia da por supuesto que los rasgos generales o medios de un grupo los poseen todos sus miembros. En lenguaje vulgar, esa suposición se denomina estereotipo. Esta falacia se conoce en los esquemas clásicos como falacia de ambigüedad por división.

Un ejemplo forzado podría ser como sigue:
El sueldo medio de los madrileños es de 2000 euros.
Luciano es madrileño.
Luego Luciano gana 2000 euros al mes.

Como es fácil suponer, Luciano puede ganar 2000 euros, pero lo más seguro es que gane una cantidad bien diferente a esa (Luciano es notario).

Otro caso podría ser:
Las alemanas son altas y rubias.
Helga es alemana.
Luego Helga es alta y rubia.

Como es obvio, Helga puede ser también morena, o pelirroja, y no ser excesivamente alta (El padre de Helga es un español que emigró a Alemania en 1960).

La falacia ecológica está muy bien determinada también en Estadística y consiste en la elaboración de conclusiones individuales inadecuadas basadas en datos ecológicos, es decir, en datos de grupo. Este tipo de conclusiones erróneas está muy bien estudiado en investigaciones sobre salud pública y epidemiología.

Así, por ejemplo, supongamos que se poseen datos generales de que una población ha estado expuesta a las emisiones de una central petroquímica durante varias décadas de funcionamiento. Ahora bien, si se pasa a estudiar la incidencia de un determinado cáncer en las personas adultas de esa ciudad, no se puede deducir que los casos de cáncer se deban a las emisiones de la petroquímica, porque la exposición de las personas habrá sido muy diferente. Hay que considerar el tiempo de residencia, su tipo de trabajo, su dieta, si eran fumadores o no, etc. ya que éstos son también factores a valorar.

Diccionario de falacias [Uso de razón/Curso de Lógica]


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

julio 2020
L M X J V S D
« jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS