Barracuda

Posts archivados en la categoría Atentados ecológicos

HISTORIAS DE TERROR EÓLICO (II)

19th septiembre 2019 | Atentados ecológicos,Biodiversidad,Eólica,Política y Sociedad

eolicazo

Planta de almacenamiento. Azuara (Zaragoza). Fuente: Heraldo

[...] Pese a su indudable interés como generador[as] de energía a partir de fuentes renovables, las instalaciones eólicas también representan una importante amenaza sobre las poblaciones de aves y murciélagos que colisionan sobre estas estructuras de manera variable según la zona, la especie y la época del año, siguiendo patrones aun no del todo conocidos.

El elevado número de aerogeneradores instalados, su dispersión geográfica y la variedad de empresas implicadas, dificultan enormemente el seguimiento de su impacto ambiental de manera normalizada [...]

Instrucción conjunta de la Dir. Gral. de Gestión del Medio Natural y la Dir. Gral de Prevención y Calidad Ambiental. Junta de Andalucía

Anímate a hacer un comentario

LA CHE ARRASA EN SOTO SOBRADIEL

5th septiembre 2019 | Atentados ecológicos,Ecologismo,Ecología,Política y Sociedad,Ríos

Soto Sobradiel

Ampliación del camino principal

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), perteneciente al Ministerio de Transición Ecológica, continúa con las obras en el tramo aragonés del Ebro destinadas, al parecer, a facilitar el flujo de la corriente para evitar inundaciones, obras que conllevan una real y contundente eliminación de masa vegetal de los sotos ribereños del Ebro. En estas páginas ya se criticó la actuación en Monzalbarba y Alfocea, ahora la magnitud de las obras ha indignado a vecinos de la ribera de Casetas, Utebo y Sobradiel que han pedido colaboración a las organizaciones ecologistas para denunciar las obras al ver cómo se elimina vegetación y se abre la masa forestal con un laberinto de pasillos y ante el peligro de que las obras continúen en Soto de la Alameda y Soto Malfora.

Soto Sobradiel

Soto de Sobradiel y área de la intervención de CHE

La intervención parece excesiva en cuanto a la amplitud de las vías abiertas en la vegetación e innecesaria ya que en ese tramo no existe amenaza de inundación para ninguna población, como se puede apreciar en el mapa.

Soto Sobradiel

Aspecto de las zonas a intervenir

Los sotos -patrimonio público- sirven, así, de chivo expiatorio para apaciguar a agricultores y alcaldes ribereños -intereses particulares- que piden insistentemente la limpieza (sic) del Ebro para evitar inundaciones. Tanto el Gobierno de Aragón como la Confederación Hidrográfica del Ebro llevan a cabo planes de intervención en los sotos. El primero, con su plan de limpieza y la segunda con su técnica de curage.

Soto Sobradiel

Anuncio del plan de limpieza del Gobierno de Aragón

Hay que recordar que el río Ebro ha sido encauzado mediante diques laterales, las conocidas motas o defensas, para ganarle la fértil y amplia llanura aluvial. Luego los sotos han sido aniquilados en las zonas exteriores de las motas, roturados por la agricultura, sepultados por la urbanización del suelo y las infraestructuras. Y sólo tienen opción de crecer en el estrecho margen que queda entre el cauce y la mota o en las convexidades donde el río sedimenta. Pues bien, a pesar de estar marginados y limitados a una estrecha franja, aun así, molestan y se pide su eliminación.

Soto Sobradiel

Pasillo abierto ex novo en la masa forestal del soto

Es decir, a los sotos no los quieren ni fuera de las motas, ni en la orilla del río. Y las administraciones, tanto Gobierno de Aragón como CHE, claudicando, tirando el dinero público y metiendo maquinaria pesada en los sotos para unas actuaciones de rotura que los degradan porque disminuyen su escasa masa vegetal y son de dudosa eficacia frente a las riadas. Hasta ahora nadie de CHE informa/confirma/garantiza cuántos centímetros descenderá el nivel de las aguas de una riada por cada metro de pasillo que abren y por cada árbol que abaten.

Soto Sobradiel

Ampliación del camino principal con eliminación de la masa arbustiva de tamarizal

Las antaño impenetrables selvas del Ebro, los sotos, hoy muy menguados, reducidos a una estrecha franja de unas decenas de metros, son el último reducto de naturaleza y biodiversidad de los ecosistemas fluviales ligados al río. A pesar de ello, y de los servicios ambientales gratuitos que aportan, estan sometidos a una agresión sin precedentes, bien calculada y planificada para obtener réditos políticos.

Mientras los medios se hacen eco del retroceso de las selvas amazónicas, del Congo o de Indonesia y el público se moviliza ante las imágenes de las masas forestales cuarteadas y taladas, aquí, nuestras últimas selvas están sometidas al mismo y expeditivo proceso, bendecido desde el Gobierno de Aragón (Javier Lambán, Presidente) y el Ministerio de Transición Ecológica/CHE (Teresa Ribera Rodríguez/María Dolores Pascual Vallés, Presidentas).

No deja de ser un acto de cobardía machacar los sotos, que no pueden defenderse ni protestar, en vez de emprenderla con urbanizaciones y cultivos que han invadido -generalmente de forma irregular o ilegal- el dominio público hidráulico y acometer obras estructurales como retranquear y derribar motas o bien permeabilizar infraestructuras deficientemente diseñadas y pésimamente ubicadas (ver: Dar más espacio al Ebro).

HISTORIAS DE TERROR EÓLICO (I)

30th agosto 2019 | Atentados ecológicos,Eólica,Política y Sociedad

eolicazo

Iberdrola. PE Pradillo (Zaragoza). Fuente: instagram

Que el modelo de energía eólica deja mucho que desear en sostenibilidad y respeto por el medio ambiente, nadie en su sano juicio lo puede dudar. No obstante, el negocio es tal que el problema se intenta camuflar con un lenguaje específico bien diferente si es en prensa o si es en el boletín oficial. Analizaremos aquí las incompatibilidades de dicho modelo aprovechando los datos que ofrecen ambas fuentes, combinados con la cruda realidad. Comenzaremos con la mortalidad de fauna que ocasiona el funcionamiento de los aerogeneradores de palas, letales para los vertebrados voladores como son aves y quirópteros.

Leer las resoluciones del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) declarando ambientalmente compatibles los proyectos de parques eólicos en Aragón resulta terrorífico y, más, pensar que alguien las suscriba y firme.

El referido estudio considera un ámbito delimitado por un radio de 10 km alrededor de la población de Sierra de Luna, en torno a la cual los aerogeneradores de los parques existentes y de los proyectados (PPEE Monlora I, II, III, IV, V, PE La Sarda, PE Odón de Buen, PE Odón de Buen II, PE Odón de Buen III, PE San Licer II, PE El Balsón, PE La Peña, PE Santo Domingo y PE Sora), supondrían la instalación de unos 162 nuevos aerogeneradores.

Dentro del ámbito considerado se localizarán además las correspondientes SET [subestación/es transformadora/s], así como diversas LAAT [líneas aéreas de alta tensión] para la evacuación de la energía producida. Los resultados del estudio califican como impactos “severos” los causados durante la fase de explotación sobre los territorios de nidificación grandes aves rapaces; por el incremento del riesgo de colisión que supone la presencia de los aerogeneradores para la avifauna y los quirópteros; así como el impacto sobre el paisaje por la alteración visual que supone la presencia de los aerogeneradores en un entorno natural.

Tras la aplicación de una serie de medidas protectoras y correctoras se considera que estos impactos se verían reducidos si bien no lo suficiente, por lo que continúan considerándose “severos”. Las medidas correctoras adoptadas en referencia a los territorios de rapaces y avifauna en general, consistentes en seguimientos pormenorizados de rapaces previos a las obras así como de posible nidificación esteparia, permitirán supuestamente reducir la consideración este impacto a “moderado”. Respecto a los resultados de seguimientos de mortalidad de aves y quirópteros en los parques eólicos ya instalados en el entorno, se señala que no hay información útil ya que dichos seguimientos se realizan mediante “visitas aleatorias”. (Resolución INAGA al parque eólico Monlora III)

Nota: los entrecomillados son originales

eolicazo

Las Pedrosas, Zaragoza

Anímate a hacer un comentario

MONLORA III AMENAZA A LOS ALIMOCHES DEL EBRO

14th agosto 2019 | Atentados ecológicos,Aves,Ecología,Estepas,Eólica,Política y Sociedad

eolicazo

Biólogos y naturalistas del ámbito de la ornitología que llevan varios años estudiando la población de alimoche (Neophron percnopterus) en el Valle del Ebro han comprobado estupefactos que se está levantando el parque eólico Monlora III en las inmediaciones del mayor dormidero de alimoches del Valle del Ebro en la Sierra de Luna, en la comarca de Cinco Villas y andan desesperadamente haciendo gestiones para que el desastre no se consume. Se han puesto en contacto también con Barracuda, asombrados del desconocimiento que existe en Gobierno de Aragón de este dormidero a pesar de que hay constancia de él desde hace más de una década, como relatan a Barracuda.

eolicazo

El parque eólico Monlora III se ubica en los términos municipales de Luna, Sierra de Luna y Castejón de Valdejasa (Zaragoza) y está promovido por Fuerzas Energéticas del Sur de Europa X, S.L. (grupo Forestalia) y cuenta con resolución positiva del INAGA (BOA 89 de 10.05.2018). El caso es un ejemplo más del desastre que supone la avalancha eólica del Gobierno de Aragón donde el INAGA autoriza proyectos en lugares de una riqueza faunística excepcional donde se acumulan parques eólicos.

La confluencia en la zona de más proyectos de parques eólicos en proyecto (Monlora I, II, IV y V; Virgen de la Oliva, Cotaz, Abejares, Campo de San Miguel, La Sarda, La Peña, Santo Domingo de Luna, El Balsón, Odón de Buen, El Campillo), además de los parques eólicos en funcionamiento (Rabosera y Arza), ocasionarán un claro efecto sinérgico y acumulativo. (BOA 89 de 10.05.2018)

A pesar de que la mortalidad de aves y quirópteros en parques eólicos es abultada y permanente, nunca se han tomado medidas para evitarla y se autorizan nuevos parques eólicos aunque en las declaraciones de impacto se especifica que se prevén efectos severos sobre la fauna voladora. Además de otros impactos negativos sobre paisaje y vegetación.

eolicazo

Los alimoches son aves carroñeras migradoras. Vuelan desde África a Europa a reproducirse. Crían en escarpes. A Aragón llegan a finales de febrero y primeros de marzo y marchan a primeros de septiembre. En verano se concentran en dormideros comunales en árboles. Es una especie catalogada como vulnerable en Aragón (Dto. 49/1995) y en España (R.D. 139/2011) ya que sus poblaciones siguen menguando. Los venenos, los tendidos eléctricos y los aerogeneradores son una importante causa de mortalidad.

El parque eólico Monlora III (y los contiguos) amenaza a los alimoches y otras rapaces del dormidero de la Sierra de Luna ya que deben cruzar la zona cuando acuden desde diversos puntos de Aragón y Navarra al dormidero.

El modelo eólico desarrollado en Aragón y en el resto del mundo basado en aerogeneradores de palas es incompatible con la fauna voladora. Es así de sencillo.

1 lector ha dado su opinión


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

septiembre 2019
L M X J V S D
« ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS