Barracuda

Posts archivados en la categoría Atentados ecológicos

EL EBRO NO NECESITA “LIMPIEZA”

19th diciembre 2017 | Atentados ecológicos,Política y Sociedad,Ríos

garcillas en el río Ebro

Garzas y ánades en la playa gravas de Ranillas. Zaragoza

El pasado 29 de noviembre se hacía público en la prensa aragonesa que cuadrillas forestales de la empresa pública Sarga podrían actuar en un futuro en las riberas del Ebro medio, en zonas donde tiene competencia la Diputación General de Aragón, llevando a cabo labores de mantenimiento y “limpieza” como forma de prevenir inundaciones.

Desgraciadamente, con esta noticia, afloran nuevamente actuaciones que deberían ser del pasado, ya que no sólo no sirven para el cometido que dicen van dirigidas, sino que consiguen la degradación de sistema fluvial, además de hacerse un mal uso del término “limpieza” de los ríos.

Se insiste en que la expresión coloquial “limpieza de ríos o de cauces” es incorrecta, ya que comúnmente es utilizada para hacer referencia a la eliminación de sedimentos y/o vegetación de los cauces de los ríos. Esta expresión debería utilizarse únicamente en los casos en los que se vaya a extraer basuras del cauce. En esta línea, la vegetación de ribera forma parte del ecosistema fluvial y por tanto, nunca debería usarse esta expresión cuando se habla de la eliminación de elementos que componen los ríos.

Más allá de la terminología, se manifiesta que la eliminación de vegetación en los sistemas fluviales son actuaciones puntuales que no previenen las inundaciones, sino que conllevan la degradación de estos ecosistemas, perdiendo su naturalidad y singularidad. Este tipo de acciones se alejan de las recomendaciones europeas, con sentido común y de lo económico, en la que se dice que se debe planificar el uso del territorio y dejar para el río parte de lo que es suyo, dejando zonas libres para la inundación sin daños y respetando el espacio fluvial. Por otra parte, el propio funcionamiento de los sotos ribereños hace que la mera eliminación de la vegetación (talas, desbroces, podas masivas) solo contribuya, en muchas ocasiones, a la proliferación de nueva vegetación, de carácter oportunista, incrementándose precisamente la biomasa vegetal que se pretendía reducir, y favoreciendo la entrada de especies de más difícil gestión.

Se recuerda que las crecidas e inundaciones son procesos naturales y necesarios en los sistemas fluviales, que ofrecen grandes beneficios a estos ecosistemas, tales como la recarga de acuíferos y el almacenamiento que esto supone para las épocas de caudal bajo. Este motivo, de por si remarcable en la actual política europea contra inundaciones, se acompaña de otros beneficios como el control y la renovación de la vegetación de las riberas. En el caso concreto del sistema de meandros libres del Ebro, el propio río ha diseñado una llanura de inundación muy amplia para auto-regularse durante estos episodios periódicos.

En este sentido, se señala que la única forma de gestionar eficientemente las inundaciones y reducir sus daños es a través de una adecuada ordenación territorial de la llanura de inundación. Ello ha de pasar por la devolución de cierto espacio al río, estableciendo un territorio fluvial. Existen ya numerosas experiencias en España e internacionales que demuestran la utilidad de esta medida.

En resumen, las entidades firmantes rechazamos la medida de eliminación de vegetación en el tramo medio del Ebro como prevención de las inundaciones propuesta por la Diputación General de Aragón. Asimismo, instamos a la Diputación General de Aragón y la Confederación Hidrográfica del Ebro a que opten por medidas de planificación y gestión sostenibles del espacio fluvial, acordes con la legislación ambiental e hidrológica, que ayuden a la reducción de las consecuencias ocasionadas por las inundaciones y permitan la conservación de un ecosistema tan singular como los meandros libres del Ebro. En caso de no ser así, se estará cayendo en actuaciones cortoplacistas que conducen al derroche de recursos y otros errores ya vividos en este tramo del Ebro y que, como se ha comprobado, no han solucionado la problemática asociada.

Entidades firmantes:

Centro Ibérico de Restauración Fluvial
Amigos de la Tierra Aragón
ANSAR
Ecologistas en Acción
SEO/BirdLife
VoluntaRíos
Fondo Natural

MALA NOTICIA PARA EL EBRO

15th diciembre 2017 | Atentados ecológicos,Política y Sociedad,Ríos,Sostenibilidad

noticia

Heraldo de Aragón. Martes 12 de diciembre, 2012

Hace unos días, la edición digital de Heraldo de Aragón incluía la noticia de la elevación de las compuertas del azud del Ebro en Vadorrey con declaraciones de diversas personas que aplaudían -decía el texto- el represamiento del río. En la noticia no se reflejó la versión de los que opinamos -con datos objetivos y científicos- que el azud es un obstáculo perjudicial para el río, pues supone un atentado para el medio ambiente. Tampoco entendemos que sea noticia que haya personas que se alegren de que el río pierda su naturaleza con un obstáculo transversal. Represar un río es tan grave como arrasar un bosque, pero nadie entendería que la noticia fuera que se alegraran unos cuantos vecinos de que ahora, sin árboles, tenían mejores vistas.

EMBALSE BISCARRUÉS SENTENCIADO POR AN

12th julio 2017 | Agricultura,Atentados ecológicos,Política y Sociedad,Ríos

noticia

La Audiencia Nacional acordó ayer martes la anulación del anteproyecto de construcción y de la declaración de impacto ambiental del embalse de Biscarrrués en el río Gállego, obra clave del denominado Pacto del Agua de Aragón. El tribunal tomó esta decisión al asumir en parte los recursos que habían interpuesto los ayuntamientos afectados por el embalse y las organizaciones ecologistas contrarias al proyecto. La sentencia es recurrible ante el Tribunal Supremo.

Ver más en Heraldo de Aragón y El Periódico de Aragón.

DESMANTELAR EL AZUD (y II)

2nd julio 2017 | Atentados ecológicos,Expo2008,Política y Sociedad,Ríos,Sostenibilidad

Vadorrey

EPA. Zaragoza, 1 de julio de 2017

Con el accidente de ayer en el que un chico quedó atrapado en el fango y debió ser rescatado por los bomberos queda demostrado de forma patente que el azud es un elemento perverso que deja el río cubierto de un depósito de fango anóxico e inmundo a pesar de que sus promotores insistan en que es bueno y nada menos que necesario (sic), como escribe Francisco Pellicer (El azud de Lorenzo Pardo, necesario para las riberas).

Vadorrey

Protesta ciudadana contra el azud del Ebro. Zaragoza, 1 de junio de 2006

El azud, que se construyó con la Expo 2008, se incardina en una superada visión antropocéntrica de la naturaleza, de dominio y control de la misma (Pellicer nos recuerda que ya existía un proyecto de 1954) y de una deformada visión de los elementos naturales propios a los que se considera defectuosos y a los que hay que corregir. Unas veces son las estepas a las que se requiere reverdecer con regadíos y repoblaciones, otras es es el estiaje y bajo caudal del Ebro en verano.

Pero dado que dentro de los actuales criterios de sostenibilidad ambiental debemos tender a una sociedad de bajo impacto, de bajo consumo energético, una sociedad adaptada al medio y dado que se tiende a eliminar barreras ambientales y reducir el impacto humano en el medio para recuperar procesos ecológicos que nos proporcionan unos servicios gratuitos (depuración, biodiversidad…), el azud es inaceptable.

Continuar leyendo…

1 lector ha dado su opinión


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

marzo 2019
L M X J V S D
« feb    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS