Barracuda

Archivos de posts de mayo, 2006

Apus pallidus

31st mayo 2006 | Aves,Fauna

Apus pallidus

Individuos sobre el río Ebro (Zaragoza). Mayo, 2006

El vencejo pálido (Apus pallidus) es un ave estival en la Península Ibérica que nos visita desde marzo a septiembre. Es una especie típicamente mediterránea y litoral, aunque tiene cierta penetración hacia el interior peninsular. Una colonia tradicional es la que se instala bajo el Puente de Piedra en Zaragoza capital

Es difícil de distinguir del vencejo común, que es más oscuro y de alas más agudas, porque estos rasgos son difíciles de detectar en el campo dada la velocidad con la que se desplazan y maniobran estas aves y los reflejos que provoca el sol sobre el plumaje.

No obstante, sí es más fácil comprobar que en el vencejo pálido la mancha blanca de la garganta es mayor que en el vencejo común y que la cara es más pálida y se distinguen bien los ojos, como se puede comprobar en la foto inferior. Además, en este caso, el hábitat es bien diferente, pues los ejemplares de la colonia se mantienen cerca del puente y del agua, mientras los vencejos comunes vuelan alto sobre los tejados de la ciudad.

Apus pallidus

Individuos sobre el río Ebro (Zaragoza). Mayo, 2006

CIERZO

30th mayo 2006 | Atmósfera,Fenología,Paisajes

cierzo

Cañaveral azotado por el cierzo en La Almozara (Zaragoza). Martes 30 de mayo, 2006

Ayer empezó a soplar el cierzo en el Valle del Ebro y hoy está alcanzando rachas muy fuertes. Ramas de árboles desgajadas, vallas derribadas, tejados removidos… los desperfectos ocasionados por este viento son notables, provocan daños a las personas y dan faena a los servicios de bomberos. Los daños son noticia con frecuencia.

El cierzo es un viento de componente oeste-noroeste, habitual en el Valle del Ebro, por donde se canaliza y acelera. Corresponde a una situación anticiclónica en el Cantábrico y una borrasca en el Mediterráneo occidental, lo que provoca un flujo de aire desde la zona de alta presión a la de baja presión. Al encajonarse en el Valle del Ebro sufre una aceleración por el efecto embudo.

Se puede presentar en cualquier mes del año, aunque es más frecuente en invierno y comienzos de la primavera. En el centro del valle pueden darse ráfagas de 100km/h. El día 5 de marzo de 2006 se registró una racha de 108km/h según datos del Centro Meteorológico de Aragón. La máxima absoluta observada, según los registros disponibles, es de 160km/h en julio de 1954.

Ya Catón el Censor (s. II a. C.) se refiere en sus crónicas a este viento cercio de la Hispania Citerior, que era capaz de derribar a un hombre armado o carretas cargadas. El cierzo condiciona la vida del Valle del Ebro porque es un viento desecante y las plantas deben luchar contra la sequedad que origina. Igualmente, los agricultores deben proteger sus cultivos de huerta con barreras de cañas o plantaciones de árboles. No es extraño, incluso, que algún camión vuelque, y se suelen dar casos en la Ronda Norte de Zaragoza.

Uno de los efectos más significativos del cierzo sobre las personas (y sobre la fauna en general) es el descenso de sensación térmica que provoca, dado que disipa el calor corporal. Este fenómeno es especialmente crudo en invierno, cuando con temperaturas bajas en torno a los 0ºC, un viento de 40km/h provoca una sensación térmica de -15ºC.

Nota: La prensa del miércoles ha dado 69km/h como velocidad máxima registrada del viento del martes 30 de mayo, según los servicios de meteorología de Zaragoza. Yo pensaba que sería más.

1 lector ha dado su opinión

BIODIVERSIDAD EN CRISIS

30th mayo 2006 | Biodiversidad

Autovía Mudéjar

La autovía Mudéjar fragmenta el encinar de Paniza (Zaragoza). Febrero, 2006

La pérdida de biodiversidad es creciente. Los científicos alertan de la alarmante extinción de especies, lo cual hace a los ecosistemas más frágiles e inestables. Destrucción de hábitats, aumento de barreras y expansión de especies exóticas son las causas de esa pérdida. La revista Ecosistemas acaba de lanzar un número monográfico sobre la crisis de la biodiversidad.

revista

Nigella damascena

28th mayo 2006 | Flora,estepas

Nigella damascena

Ejemplar de los montes de Alfocea (Zaragoza). Mayo, 2006

Nigella damascena, comúnmente conocida como arañuela, es una singular planta por su forma y a la vez atractiva, se puede encontrar en campos de secano y en algunos de estos barrancos yesosos que tantos hay por aquí. Sus semillas se usaron antaño como especias, contra el dolor de cabeza, las cataratas, las pecas, las hinchazones, las verrugas y las lombrices. Además también existía la creencia hace algunos siglos que con su humo morían las pulgas, moscas y mosquitos.

José M. Pintor

2 lectores están discutiendo el artículo


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

Mensajes por Categorías

Calendario de Posts

mayo 2006
L M X J V S D
« abr   jun »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Mensajes por Meses

Asociación Ecologista Equipo Triacanthos

Páginas