Barracuda

Archivos de posts de octubre, 2006

ROQUE GISTAU DE NOTRE DAME

21st octubre 2006 | Agua,Atentados ecológicos,Expo2008,Humor,Ríos,Sostenibilidad,[MAZMORRA]

Roque Gistau

Roque Gistau, presidente de Expoagua, ha salido diciendo en la prensa que edificar en el meandro de Ranillas, en la llanura de inundación del Ebro es una decisión valiente y que el proyecto es respetuoso con la madre naturaleza. No cabe mayor desfachatez. Como esto lo ha dicho en las horas previas al III Congreso de Ingeniería Civil, se entiende.

No dejan de justificar el proyecto Expo como algo respetuoso ambientalmente, pero cuanto más lo intentan, más lo estropean. Nada, al final todos de la Expo a la mazmorra, por destructores ambientales y por querernos engañar.

Por cierto, la noticia del Heraldo no tiene desperdicio. Las declaraciones de los ingenieros -entre ellos José Ocejo, el Decano del Colegio de Aragón- son todas diciendo lo respetuosos que son con el medio ambiente. Más les valdría estarse callados. ¿A quién quieren engañar? ¿Por qué no asumen que una obra de infraestructura es antinatural per se y que destruye el medio ambiente? Otra cosa es que entremos a debatir qué infraestructuras son necesarias y cuáles no. Como el azud del Ebro.

expo 2008

Heraldo de Aragón, 20 de octubre de 2006

4 lectores están discutiendo el artículo

ENCINARES ¡QUÉ LUGARES!

20th octubre 2006 | Biodiversidad,Bosques,Etnografía,Flora,Ganadería,Paisajes,[NOMBREVILLA]

Quercus ilex ballota

Bellotas del encinar de Nombrevilla (Zaragoza). Septiembre, 2006

La encina (Quercus ilex) pasa por ser el árbol más emblemáticamente ibérico: tanto por su amplia distribución por la mayor parte de la península, como por su vinculación al paisaje y a la cultura tradicional.

Su gran variedad de denominaciones locales: carrasca, lecina, chaparro… nos habla, precisamente, de su íntima integración con la cultura rural y agrícola. La encina ha dado sombra, leña y bellota a personas y ganados. Ha sujetado la tierra y ha proporcionado la fertilidad del suelo de los secanos cerealistas. Pero también ha sido esquilmada y despreciada. Démosle el reconocimiento que se merece.

La encina es un árbol de la familia de las Fagáceas (Fagaceae). Puede alcanzar los 15 ó 20 metros de altura, en ocasiones incluso más, pero suele presentarse también como arbusto debido al intenso aprovechamiento al que se ha sometido a los encinares.

Posee un tronco recto o algo torcido, de corteza grisácea o pardusca, resquebrajada en grietas poco profundas. Las ramas son robustas, de erguidas a horizontales. Las ramillas son derechas o caídas, casi colgantes, recubiertas de un fieltro blanquecino. Las hojas llegan a permanecer en el árbol hasta 3 y 4 años. Son simples, alternas, de 2 a 7cm de longitud, de forma redondeada o lancelolada y de borde dotado de espinas, especialmente las de las ramas bajas o las de los renuevos. Las hojas son gruesas y coriáceas, de color verde lustroso por el haz y recubiertas de una borra blanquecina por el envés.

Las flores masculinas, muy numerosas, se agrupan en amentos en los extremos de las ramas. Dispersan el polen mediante el viento (anemogamia). Las flores femeninas, en menor número, van solitarias o en pequeños grupos y darán lugar a los frutos o bellotas. La floración tiene lugar en abril y mayo y las bellotas maduran en otoño, entre octubre y diciembre.

Quercus ilex ballota

Encinar de Nombrevilla (Zaragoza) sobre conglomerados silíceos. Septiembre, 2006

La encina es un ejemplo de vegetal esclerófilo, (esclero-, duro, -filo, hoja) debido al endurecimiento de las hojas como consecuencia del gran desarrollo que alcanza en ellas el esclerénquima bajo la cutícula. Con esta adaptación las plantas logran un gran ahorro hídrico. Ello es necesario en los ambientes en los que el periodo de sequía coincide con el periodo de calor estival, como es el caso del interior de la Pelínsula Ibérica.

Además, los estomas se concentran en el envés de las hojas, las cuales presentan en el envés pelos que actúan como protección y ayudan a mantener una capa de aire saturado de humedad en las proximidades de la superficie foliar que dificulta la pérdida de agua.

Sus formaciones se denominan encinares y son los bosques más característicos de la Iberia seca. La península Ibérica ostenta la mejor representación mundial de bosques planoesclerófilos mediterráneos, encinares y alcornocales. España posee la mayor extensión de encinar y Portugal de alcornocal.

Quercus ilex ballota

Encinar sobre suelo granítico. Sierra de Guadarrama.

Los botánicos llegan a diferenciar dos subespecies dentro de Quercus ilex. Por una parte, la subespecie Quercus ilex subsp. ilex y, por otra, Q. i. subsp. ballota también denominada Q. i. subsp. rotundifolia. Cada una de ellas posee una distribución diferente debido a sus requerimientos bien distintos. La subespecie ilex, denominada alsina o alzina, necesita de ambientes mucho más cálidos que ballota, la denominada carrasca. Por eso la alsina se extiende por comarcas litorales, mientras que la segunda coloniza el interior de la Península Ibérica, de clima más continentalizado y de inviernos fríos.

Usos y utilidades

La encina se aprovecha de múltiples formas. Se obtiene leña de alto poder calorífico -en muchas localidades aún se hacen cortas anuales por turnos-; de la madera se obtiene carbón vegetal; la bellota se emplea para alimentar el ganado porcino y la corteza se utilizaba en las tenerías. En épocas de escasez la bellota de carrasca ha sido consumida incluso por las personas.

En la Península Ibérica son afamados los productos derivados del cerdo ibérico alimentado con bellota en montanera, es decir, en libertad. Los encinares se explotan en forma de bosque adehesado, como en Andalucía occidental, Extremadura y la zona suroccidental de Castilla-León.

Dada la importancia económica de la encina, en el pasado se ha extendido por la acción humana al sembrarse bellotas. También, en tiempos recientes, el movimiento ecologista ha participado en la expansión del encinar utilizando bellotas o plantones de encina en sus repoblaciones. Igualmente, está en auge -al menos en Aragón- la plantación de encinas micorrizadas para obtener trufas, por parte de agricultores.

BIBLIOGRAFÍA
BLANCO CASTRO, E. & al. (1996) Los bosques ibéricos. Una interpretación geobotánica. Planeta.
LÓPEZ GONZÁLEZ, G. (1982) La guía de Incafo de los árboles y arbustos de la Península Ibérica. Incafo

11 lectores están discutiendo el artículo

BALLENAS EN EL PUNTO DE MIRA

18th octubre 2006 | Atentados ecológicos,Fauna,Mamíferos,Océanos

Balaenoptera physalus

Islandia ha decidido volver a cazar ballenas. Junto con Japón y Noruega es el tercer país que se dedicará a esta actividad. Pretende cazar rorcuales comunes (Balaenoptera physalus) y rorcuales aliblancos (Balaenoptera acutorostrata). De hecho ya viene realizando capturas desde 2003 sin respetar la moratoria de la Comisión Ballera Internacional.

Resulta insultante que sean estos tres países desarrollados, con un alto nivel cultural y económico, los que desarrollen este tipo de industria atentando directamente contra la biodiversidad y el patrimonio de la humanidad, con excusas tan débiles como la caza científica o la exportación. Ninguno de estos países necesita este tipo de caza para beneficio económico. Sino que detrás de ello está el argumento de que las ballenas diezman los bancos de pesca. Los ecologistas afirman que se obtienen más ingresos del turismo de observación de cetáceos que de la exportación de su carne.

Los rorcuales son los animales vivos más grandes del planeta. El rorcual común es la segunda criatura más grande del planeta y puede alcanzar los 26m de longitud y un peso de 30 a 80 toneladas. Le supera el rorcual azul, con 33m y 120 toneladas, aunque para esta especie hay registros de 190ton. El rorcual aliblanco llega a medir los 10 metros y alcanza las 10ton de peso.

La palabra rorcual deriva del término noruego rorhval, que significa pliegue, en referencia a los pliegues de la garganta que presentan estos animales y que les permite expandir la cavidad bucal cuando comen.

5 lectores están discutiendo el artículo

GRULLAS DE NUEVO

18th octubre 2006 | Aves,Fauna,Fenología

Grus grus

Bando de grullas sobre el Monte de Torrero (Zaragoza). Noviembre, 2004

Durante los meses de octubre y noviembre, los bandos de grullas vuelan hacia el sur desde sus áreas de cría en Centroeuropa y Países Nórdicos. Atraviesan los Pirineos y cruzan por Aragón camino de Gallocanta o de los encinares andaluces y extremeños. Viajan en pequeños grupos, no tan grandes y espectaculares como los de finales del invierno, cuando vuelven a pasar hacia el norte en su migración prenupcial.

La singladura postnupcial que se produce en otoño es bien diferente de la prenupcial. No viajan acuciadas por el celo ni por la prisa de conquistar su territorio. No son tan vocingleras ni se desplazan en formidables bandos de cientos o miles de individuos. Ahora no llevan prisa. El frío, la falta de luz y de alimento las van expulsando poco a poco hacia el sur.

Uno de los lugares donde van a refugiarse las grullas es la laguna de Gallocanta (Zaragoza/Teruel) y en el albergue Allucant de Gallocanta (Zaragoza) podremos disfrutar de numerosas actividades en torno a estas aves.

Seguimiento de la migración [European Crane Working Group/LPO]
Envía tus observaciones de grullas (formulario en fr.) [LPO]

4 lectores están discutiendo el artículo


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

octubre 2006
L M X J V S D
« sep   nov »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS