Barracuda

Archivos de posts de 12th marzo, 2007

AVICULTURA (I): INCUBACIÓN

12th marzo 2007 | Ganadería

Huevos de gallina

Huevos de gallina de diversas variedades

Muchos aficionados a la avicultura mantienen sus gallineros a base de realizar sus propios cruces e incubar los huevos obtenidos como resultado de esos cruces.

En la imagen superior se pueden apreciar varios tipos de huevos. Los de la fila superior, de cáscara blanca, son de gallina castellana negra. Los huevos morenos de la fila inferior son de gallina del Sobrarbe los dos de la izquierda; y de penedesenca, el más oscuro de la derecha. Para obtener huevos fértiles es imprescindible tener gallinas con gallo. Las recomendaciones hablan de un gallo para tres gallinas. Por supuesto que para obtener una variedad o un cruce preciso es necesario aislar las gallinas con el gallo elegidos para evitar confundir los huevos.

Una vez retirados los huevos del ponedor, se pueden conservar varios días en un lugar fresco (no en el frigorífico) hasta acumular la cantidad necesaria para llenar la incubadora y aprovechar todo el espacio disponible.

incubadora

Incubadora oscilante para diez huevos de gallina

Existen incubadoras de diversos tipos, incluso para aficionados, aunque son de precio elevado. La que se presenta en la imagen es una muy sencilla, para 10 huevos (aunque se han encajado once en esa ocasión). Consiste en un recipiente donde se colocan los huevos, el cual va introducido en una estructura mayor dotada de calefactor. Un termómetro y un pequeño botón de ajuste permiten controlar y mantener el interior de la incubadora a la temperatura adecuada, que suele ser de unos 37 a 37,5ºC. Toda la estructura se apoya sobre un eje que la hace oscilar lentamente con el fin de simular las condiciones naturales y que se reparta bien el calor.

Los huevos se colocan verticalmente, con el polo más estrecho hacia abajo y un poco de agua en unos pocillos ya preparados para mantener la humedad necesaria en el interior. Los pollitos rompen el cascarón a los 21 ó 22 días. En ese tiempo hay que vigilar que la temperatura se mantenga y que haya siempre agua en los pocillos. No pasa nada si en algún momento se abre la incubadora para reubicar los huevos si se han desplazado, o para rellenar el agua.

Tres días antes de la eclosión se debe detener el movimiento oscilatorio de la incubadora. Y deberemos disponer de pienso especialmente para los pollitos que salgan, pienso rico en proteínas, aunque el primer día no comen ya que todavía se alimentan de las reservas internas.

81 lectores están discutiendo el artículo


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

marzo 2007
L M X J V S D
« feb   abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS