Barracuda

Archivos de posts de 23rd julio, 2007

BARRANCO DE DIAZAS

23rd julio 2007 | Montañas,Paisajes

Ermita de Santa Ana

Ermita de Santa Ana. Barranco de Diazas (Huesca). Junio, 2007

En esta ocasión la propuesta es una ruta en el Pirineo oscense para subir a la ermita de Santa Ana en Torla (Huesca, España). Lo de la ermita -que también tiene su encanto- es una pequeña excusa para echarse al monte.

Para subir a la ermita, a la salida del pueblo hay que cruzar el río Ara por el puente de la Glera y tomar un sendero balizado que parte de las inmediaciones del camping o bien la pista forestal, un itinerario mucho más cómodo, que bordea la margen izquierda del río Ara y luego asciende por la ladera derecha del barranco de Diazas, que desemboca en el Ara. Se asciende de los mil a los mil cuatrocientos metros de altitud y el tiempo empleado se estima en hora y media a dos horas.

La de Santa Ana es una diminuta ermita construida a comienzos de s. XVII y sufragada por la familia Viu de Torla para que la santa protegiera sus propiedades en aquel apartado paraje del barranco de Diazas. En tiempos tuvo su propia romería que se festejaba cada veintiséis de julio pero cuentan que la tradición se perdió cuando el turismo se convirtió en la principal fuente de ingresos de la localidad y ello impedía a las gentes encontrar tiempo para acudir a la misma.

Si se opta por caminar por la pista forestal –existe cadena-, ésta discurre durante un trecho por la orilla del río Ara para luego girar al este y comenzar el ascenso. La pista transcurre por el interior del pinar, lo que ofrece buena sombra en verano. La pendiente del trazado es escasa aunque el desnivel es elevado pues se asciende desde el río, que está a unos mil metros hasta casi los mil quinientos. A lo largo del recorrido y conforme se sube se divisa el pueblo en el valle, al pie del pico Mundiniero.

Durante del ascenso se puede contemplar el denso bosque de pino silvestre y la variada vegetación del sotobosque, con arbustos espinosos y jaras, señal de que estamos en la solana. La proximidad del arroyo introduce un elemento de frescor con praderitas donde podemos hallar orquídeas a comienzos del verano. La ermita se encuentra en el borde de una pequeña explanada dedicada a pastos, con varias casetas.

Sin duda, tras la excursión, el casco urbano de Torla merece una detenida visita para conocer los elementos de la arquitectura pirenaica que encierra. La ubicación fronteriza de esta villa la ha sometido a numerosos vaivenes políticos y bélicos. Especialmente frecuentes fueron los conflictos con el vecino valle francés de Barèges. Estuvo fortificada aunque ya quedan escasos restos. En el siglo XVII conoció gran esplendor y el florecimiento de varias casas como los Viu, Ruba, Oliván y otros apellidos.

Nota: la pista continúa hasta los miradores sobre el Valle de Ordesa, pero eso requiere otras dos horas al menos y cierta preparación.

2 lectores están discutiendo el artículo


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

julio 2007
L M X J V S D
« jun   ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS