Barracuda

Archivos de posts de diciembre, 2008

DICIEMBRE EN ARAGÓN

1st diciembre 2008 | Etnografía,Fenología

dorondón

Olmo helado por el dorondón. Zaragoza, diciembre, 2005

Diciembre toma el nombre del décimo mes del calendario romano (del latín decem, diez), el cual se caracteriza por sus jornadas de largas noches, el frío generalizado y la paralización de la actividad vegetal. Los rayos solares siguen llegando cada vez más oblicuos -aunque este proceso llegará a su fin con el solsticio- y, por tanto, con su menor fuerza.

Desde el punto de vista astronómico el principal fenómeno a destacar este mes es el solsticio que se producirá este año 2006 el día 22 a las 0.23 TU (1.23h hora oficial en España) y que señala el inicio del invierno en el hemisferio norte y del verano en el hemisferio sur. El término solsticio proviene de la palabra latina solstitium (sol) y stare (estar quieto) e indica que el Sol deja de descender sobre el horizonte en su diario recorrido aparente. En ese día se produce la máxima duración de la noche. No obstante, a partir del 15 de diciembre el Sol ya se pone cada día un poco más tarde, aunque por la mañana el Sol seguirá retrasando su salida hasta bien comenzado enero.

Desde el punto de vista meteorológico, diciembre es un mes de fríos intensos, nevadas y heladas generalizadas. Esto, unido a la escasez de luz y a la desnudez de los árboles de hoja caduca produce extrañas sensaciones en las personas y tendencia al retiro y recogimiento; también a la depresión. En Aragón es frecuente la niebla en los valles. Dorondón es el nombre con el se conoce a la niebla espesa y fría que precipita en forma de agujas de hielo en ramas y aristas.

Las celebraciones paganas del solsticio, como cambio de estación y comienzo de un nuevo ciclo anual son, sin duda, predecesoras de la navidad cristiana, que coincide aproximadamente con las fechas del solsticio.

Con el frío, hace su aparición la nieve en las zonas altas y las heladas nocturnas son frecuentes en cualquier comarca. La vegetación mantiene prácticamente paralizada su actividad por las bajas temperaturas y la escasez de luz. En el monte es difícil para los animales encontrar alimento. Algunos arbustos proporcionan un vital sustento a la fauna: el acebo en los bosques de montaña y el muérdago en los pinares atraen a las aves. También los agricultores se afanan recogiendo la oliva que nos proporcionará un energético alimento como es el aceite.

Por los campos, las aves se agrupan en bandos con la finalidad de encontrar mejor el alimento, como sucede con zorzales, estorninos, palomas torcaces o pardillos, muchos venidos del otro lado de los Pirineos. Las olas de frío, además, favorecen la llegada masiva de aves del norte de Europa, como avefrías y patos, que buscan en la península mejores condiciones atmosféricas.

Refranes

Días de diciembre, días de amargura. Apenas amanece, ya es noche oscura
Diciembre tiritando, buen enero y mejor año
Cuando en diciembre veas nevar, ensancha el granero y el pajar
En diciembre, leña y duerme
Año de nieves, año de bienes
En diciembre, la tierra duerme
Ta San Silvestre, pilla ra capa y bes-te’n


Últimos Comentarios

Los Más Calenticos

Los Más Visitados

Tienda Barracuda

Mensajes por Categorías

Calendario de Posts

diciembre 2008
L M X J V S D
« nov   ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Mensajes por Meses

Asociación Ecologista Equipo Triacanthos

Páginas