Barracuda

Archivos de posts de diciembre, 2016

DESEOS PARA EL NUEVO AÑO ARAGONÉS

31st diciembre 2016 | Flora,Naturalismo,Política y Sociedad

Viscum album

Muérdago fructificado en Vedado de Peñaflor (Zaragoza)

Bajo esta fecunda y bella rama de muérdago en un pino carrasco del Vedado de Peñaflor, podéis pedir los deseos que queráis para el nuevo año.

Nota: No vale pedir cosas imposibles, como que el Consejero Olona (Desarrollo Rural y Sostenibilidad) tenga, un día, un ratito de debilidad ecologista o que en su departamento el virus de la sostenibilidad ataque a la Dirección General de Gestión Forestal, Caza y Pesca.

COLAPSO

28th diciembre 2016 | Ecología,Política y Sociedad,Sostenibilidad

portada libro

EL SER HUMANO YA DESTRUÍA SU MEDIO
ANTES DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Hoy quiero compartir mis impresiones sobre un libro que he leído estas navidades y que, de forma errónea, suele estar en las estanterías de historia de las librerías cuando trata en realidad de ecología. Se titula “Colapso” y es del biólogo, antropólogo y geógrafo Jared Diamond, nacido en Boston pero que ha hecho su carrera en la Universidad de California en Los Ángeles.

Hace un análisis de sociedades complejas del pasado que desaparecieron después de haber alterado gravemente el medio del que dependían (los Rapa Nui de la isla de Pascua entre los años 900 y 1700, los polinesios de las islas Mangareva, Pitcairn y Henderson entre 1450 y 1600, los Anasazi del suroeste de Estados Unidos entre 600 y 1200, los Mayas entre 250 y 900 o los vikingos de Groenlandia entre 980 y 1400), aunque dejando claro que siempre interviene en la extinción algún otro factor, hasta 4 más: la respuesta de la sociedad a sus problemas, la relación con sociedades amistosas, la relación con sociedades hostiles y el cambio climático. En las ediciones posteriores a 2008 (tres años después de la obra original, que es de 2005), incluye también un epílogo sobre el imperio Jemer de Angkor Vat, en Camboya, entre 800 y 1400. Compara estas sociedades con otras donde estuvieron a punto de desaparecer pero lo evitaron en el último momento (los vikingos de Islandia entre 870 y 1200, los indígenas de las tierras altas de Nueva Guinea en los últimos 7000 años, los melanesios de Tikopia en las islas Salomón en los últimos 3000 años o Japón entre 1600 y 1868) y con sociedades actuales que afrontan diferentes problemas ambientales (Ruanda, Haití, China, Australia, Montana…).

Leyendo el relato así, todo seguido, con la cadena lógica de causas y consecuencias, cualquiera se pregunta: ¿pero en qué coño estaban pensando los polinesios de la Isla de Pascua mientras cortaban el último árbol de la isla sabiendo que nunca más iban a poder hacer una piragua o cuando mataban la última ave de una especie comestible, o los Anasazi mientras se erosionaba el último trozo de suelo fértil que les quedaba en medio del desierto? El libro explica por qué no previeron los problemas por falta de experiencias comparables o por olvido con el paso del tiempo o por falsa analogía con situaciones conocidas que parecen similares y no lo son, o no percibieron el problema por falta de conocimientos, lejanía espacial o por la lentitud del proceso que hace acostumbrarse a él, o no trataron de solucionar el problema por intereses particulares contrarios a los colectivos (a menudo, más a corto plazo y por parte de dirigentes) o por convicciones irracionales (culturales, religiosas) más fuertes que las racionales, o bien no pudieron solucionar el problema por falta de conocimientos o por llegar demasiado tarde.

Después de leer estos motivos y pensando en los pueblos como conjuntos de individuos y no como bloques compactos, ya se entiende que a menudo las sociedades se hayan suicidado destruyendo el medio que los mantenía (por ejemplo, los isleños de Pascua se habrían ido acostumbrando durante generaciones a que no hubiera casi árboles, es posible que algún jefe mandara cortar el último árbol para competir con otros jefes en la erección de estatuas cada vez mayores porque esa era su forma de entender la vida, e incluso es posible que en el último momento intentaran reproducir alguna especie de árbol a partir de semillas y ya no les saliera bien). Estos casos sirven de aleccionador y preocupante ejemplo para nuestra sociedad actual, con la particularidad de que las islas remotas en medio del océano son una metáfora de lo que es ahora nuestro planeta entero, todo intercomunicado pero al mismo tiempo aislado del resto, con lo que el próximo colapso puede ser global. Es un libro muy recomendable.

Javier Puente

1 lector ha dado su opinión

QUE EL SOLSTICIO TRAIGA MÁS ECOLOGÍA

21st diciembre 2016 | Astronomía,Política y Sociedad

paisaje

PARALIZADO EL OLEODUCTO EN DAKOTA

18th diciembre 2016 | Atentados ecológicos,Campañas de Defensa,Ecologismo,Política y Sociedad

sioux

La movilización de las tribus sioux ha conseguido la paralización del oleoducto que iba a cruzar sus tierras en el estado de Dakota del Norte. De esta lucha poco han informado los medios tradicionales.

sioux

Más de dos docenas de importantes bancos e instituciones financieras contribuyen al financiamiento del oleoducto Dakota Access. La investigación, publicada por el medio de prensa de investigación Little Sis, detalla de qué manera Bank of America, HSBC, UBS, Goldman Sachs, Wells Fargo, JP Morgan Chase y otras instituciones financieras -entre ellas BBVA- otorgaron líneas de crédito por un total de 3.750 millones de dólares a Energy Transfer, la empresa matriz de Dakota Access LLC. Adjunto diversas fuentes:

+ No DAPL Solidarity
+ In huge victory Daily Kos
+ La victoria contra el oleoducto encumbra al activismo sioux El País
+ La lucha continúa Viento Sur
+ Quién financia el oleoducto Democracy Now
+ Carta a los bancos Entre Pueblos


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

diciembre 2016
L M X J V S D
« nov   ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS