Barracuda

Archivos de posts de 8th agosto, 2020

LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL EBRO, CONTRA EL SOTO DE ALFOCEA

8th agosto 2020 | Atentados ecológicos,Biodiversidad,Bosques,Ríos

soto de Alfocea

Maquinaria empleada en la intervención dentro del arbolado

Amigos de la Tierra Aragón y Ansar han manifiestado en un comunicado su más enérgica condena a la reapertura de los pasillos que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) está realizando en la masa forestal del Soto de Alfocea (TM Zaragoza) mediante empresa TRAGSA.

Hay que recordar que CHE viene desarrollando un programa experimental de intervenciones en el Ebro denominado curage con el objetivo de dar más salida a las aguas en caso de avenidas y, favorecer el transporte de sedimentos, para lo cual abre canales o pasillos en las márgenes del río removiendo las gravas y eliminando la vegetación que, por lo visto, impide la circulación de las aguas. Lo llaman permeabilización de masas de sedimentos vegetadas (sic). La intervención en las zonas de gravas o de vegetación arbustiva abierta puede ser asumible pero, especialmente cuestionables son los pasillos abiertos en las zonas arboladas cerradas.

Amigos de la Tierra Aragón y Ansar consideran que la reapertura de los pasillos en la zona arbolada de Soto de Alfocea es injustificada, excesiva y contraproducente dada las escasas dimensiones de la misma, lo que supone romper la integridad de la masa forestal, aumentando la insolación y la sequedad y rompiendo la inercia térmica que ofrece la vegetación, además de destruir la oportunidad de refugio para la fauna. Estas asociaciones ya se opusieron a la intervención inicial de CHE en la zona arbolada de Soto de Alfocea en diciembre de 2018 (1),(2),(3) y a la de Soto de Sobradiel en agosto de 2019 (4) por su negativo impacto ambiental y por necesitar continuo mantenimiento ya que la vegetación vuelve a colonizar las zonas roturadas.

Los actuales sotos del Ebro son los últimos reductos de las selvas que flanqueaban el río. La roturación de tierras para cultivo, las infraestructuras, las edificaciones ilegales o mal ubicadas y las motas de defensa los eliminaron y han condenado a los sotos a vivir en el estrecho margen entre las motas y el río y donde, al parecer, los árboles también molestan.

soto de Alfocea

soto de Alfocea

soto de Alfocea

Estado de los pasillos antes y después del reciente desbroce

En soto de Alfocea la masa arbolada tiene una anchura que oscila entre los 30 y 100 metros y una longitud de unos 700 m. Los dos pasillos abiertos de al menos 6 m de amplitud ya suponen la alteración o eliminación del 12% de la superficie arbolada sólo en la zona más ancha del soto y llega a alcanzar el 20 o 25% en otros tramos.

Esta intervención en diversos sotos a lo largo del Ebro supone la fragmentación de un hábitat, ya de por sí reducido. En ecología la fragmentación de los hábitats es una de las causas de la pérdida de biodiversidad y extinción de especies, fenómeno que preocupa a nivel planetario.

Igualmente, en un proceso de cambio climático y calentamiento global en la que se resalta la importancia de los bosques para mitigar el cambio climático, no parece muy inteligente destruir nuestras propias masas boscosas.

Para Amigos de la Tierra Aragón y Ansar los sotos son vistos por la población en general y, especialmente, por las fuerzas vivas locales de la ribera del Ebro como lugares indeseables y molestos y se pide reiteradamente su eliminación con el eufemismo de la limpieza del río. Los ecologistas recuerdan que los sotos son refugios de biodiversidad, son las únicas manchas verdes naturales en un entorno semiárido como es el valle del Ebro y ofrecen gratuitamente múltiples servicios ecosistémicos. Además también condenan que se dilapide reiteradamente el dinero público para satisfacer demandas injustificadas.

soto de Alfocea

Estado de los pasillos tras el desbroce

La intervención en soto de Alfocea (margen izquierda) está dirigida a reducir la inundación del termino de Monzalbarba en la margen derecha ya que el puente de Alfocea es el cuello de botella que obstaculiza el paso de las grandes avenidas y la fuerte mota de defensa de la margen izquierda dirige el agua hacia tierras de Monzalbarba, a lo que se suma la mota transversal del cuartel de pontoneros. Hay que recordar, además, que Monzalbarba tiene diversas construcciones en zona inundable como el polideportivo y la residencia de ancianos a la que hay que evacuar en caso de avenida o riesgo de la misma.

Amigos de la Tierra Aragón y Ansar consideran que la única solución definitiva es dar más espacio al río (5), primero, ampliando la sección del puente de Alfocea que es el obstáculo a la corriente y, segundo, devolviéndole al Ebro su dominio retranqueando la mota de Alfocea o mota de Faci que se construyó hace unos cuarenta años para robar tierras al río, estrechando peligrosamente el cauce.

soto de Alfocea

Maquinaria desbrozando las inmediaciones del puente

Anímate a hacer un comentario


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

agosto 2020
L M X J V S D
« jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS