Barracuda

JUNIO EN ARAGÓN

2nd junio 2006 | Etnografía,Fenología

trigo

Trigos en el valle del Ebro. Junio, 2006

Junio debe el nombre a Iuno, la diosa de la antigua Roma que velaba por las mujeres casadas y los partos. Desde el punto de vista astronómico, junio es un mes trascendental pues se produce el cambio de estación y la entrada del verano. En su movimiento aparente, el Sol alcanza su máximo ascenso sobre el horizonte en el hemisferio norte. Este año el solsticio de verano se producirá el día 21 a las 12.26h TU (la hora oficial en España se calcula sumando dos horas al tiempo universal TU).

Ese día es el que tiene el periodo de luz más largo y la noche más corta. A partir del 16 de junio el Sol empezará a salir un poco más tarde por la mañana y a partir del 29 de junio el Sol se pondrá cada día más pronto por la tarde.

En esta época del año se produce la mayor insolación ya que los rayos solares llegan muy perpendiculares al suelo. Esto se produce a pesar de que nuestro planeta pasa, en su órbita, por el punto más alejado del Sol, el afelio. En concreto, el afelio se producirá el 3 de julio; ese día la Tierra pasa a 152.100.000km del Sol.

El solsticio de verano ha estado asociado desde la noche de los tiempos a celebraciones y ritos mágicos. En ese día se considera que fuentes y plantas poseen propiedades curativas o milagrosas. Es por eso que era habitual bañarse y beber agua de algunas fuentes para curar alguna dolencia o para adquirir fertilidad, o bien recoger las plantas medicinales para el resto del año. Por ejemplo, el hipérico, es conocido como hierba de San Juan por florecer en esta época y recolectarse por sus múltiples virtudes medicinales. El cristianismo trasladó la tradición pagana a la noche de San Juan (día 24) en la que son frecuentes las hogueras como elementos regeneradores.

Desde el punto de vista meteorológico, junio es el mes del afianzamiento del calor y de las temperaturas elevadas, que suelen ir acompañadas de las típicas tormentas estivales y, con ellas, el temido granizo.

El paisaje cambia este mes notablemente con la altitud. En el Valle del Ebro el calor intenso deshidrata y agosta la vegetación. Los cereales amarillean y comienza la cosecha. El monte se llena de tonos pardos y pajizos. La actividad de la fauna diurna se restringe al atardecer o al amanecer. Sólo las riberas muestran verdor. Por el contrario, con la altitud el paisaje es bien diferente. En la montaña, la primavera se muestra pletórica. Los bosques de hoja caduca muestran el color verde intenso de las hojas nuevas y los prados se llenan de hierbas y flores.

Los animales están sacando adelante a sus crías. Los pollos de las aves rapaces se ejercitan en sus primeros vuelos, los pollos de las cigüeñas se yerguen en los nidos y se empiezan a ver jóvenes volanderos de numerosos paseriformes.

Refranes

En junio, el 21 es largo como ninguno
En junio hay día para casar, enviudar y volver a casar
Por junio, el mucho calor nunca asusta al buen labrador
En el mes de San Juan, al sol se cuece el pan
En junio, la hoz en un puño
Aguas de San Juan, quitan vino y no dan pan
Lluvias de junio, infortunio

Comparte esta información:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • Twitter

ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

noviembre 2019
L M X J V S D
« oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS