Barracuda

CASTILLO DE PERACENSE

26th julio 2006 | Etnografía,Paisajes

castillo

Fortaleza de Peracense (Teruel). Abril, 2006

El castillo de Peracense, vigoroso y desafiante, se alza sobre un risco rodeno, desde donde se abarca una excelente vista panorámica del valle del río Jiloca. Recomendamos visitarlo.

Para ir a Peracense hay que tomar la autovía mudéjar. Si se procede del Sur, desde Teruel, se debe salir de la autovía en la localidad de Santa Eulalia, para dirigirse por Almohaja hasta Peracense. Si se viene de Zaragoza se puede salir de la autovía en Villafranca del Campo.

HISTORIA EN LA FRONTERA

Las extremaduras, las tierras fronterizas medievales fueron escenarios de intensos vaivenes bélicos y cualquier risco era importante para albergar una torre de vigilancia o asentar fortalezas para la defensa del territorio.

Así surgió el castillo de Peracense. Aunque hay pruebas de asentamientos más antiguos, se tienen referencias precisas de su uso en 1284, pues fue una de las bases del rey Pedro III para la conquista del señorío de Albarracín. En 1310 Peracense pasó a depender de la Comunidad de Daroca y el castillo se convirtió en pieza clave por su posición estratégica en la divisoria de las cuencas del Ebro y del Tajo.

El castillo fue de nuevo reforzado, ante las perspectivas de guerra con Castilla, en 1336 por Pedro IV, el cual ordenó fortificar la frontera occidental del reino. En el siglo XV, con la progresiva unificación territorial, el castillo va perdiendo importancia, entrando en decadencia. No obstante, fue de nuevo utilizado durante la 1ª Guerra Carlista (1835-40), cuando se acantonó entre sus muros una fuerza del ejército isabelino para frenar la expansión carlista desde el Maestrazgo.

El castillo se asienta sobre un resalte rocoso de arenisca rodena. Esta roca peculiar es de época triásica (Era Secundaria) y se caracteriza por su coloración rojiza. De ella se extraen bloques para la construcción y, antaño, piedras de molino. Con esa roca está construida la fortaleza, que consta de sucesivos recintos defensivos y alberga diversas estancias ahora rehabilitadas. Destacan los minuciosos sistemas de acopio y almacenamiento del agua (de lluvia), elemento precioso en caso de asedio, y que suministraban el líquido elemento a los diferentes recintos. El último bastión, el más elevado, sólo apto para personas sin vértigo.
castillo

El Valle del Jiloca desde el castillo. Abril, 2006

La vegetación que puede asentarse sobre este tipo de roca es la propia de rocas silíceas, como el pino rodeno (Pinus pinaster) y la jara estepa (Cistus laurifolius) la cual es indicadora de suelos degradados por el incendio repetido.

Desde el castillo, no obstante, se pueden observar las amplias serranías que flanquean el Valle del Jiloca, intensamente deforestadas, y sólo con algunas manchas del encinar que cubría antaño el territorio.

Comparte esta información:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • Twitter

Comentar este post (2 comentarios)



  • 1. Raquel  |  diciembre 9th, 2008 a las 1:17 am Usa el Saltamontes para subir

    He estado este puente visitando la zona y me ha parecido precioso, muy bien conservado, mucho mejor que otros mas publicitados. UNA MARAVILLA. Lo recomiendo a todo el mundo, las vistas inmejorables y sorprende gratamente.

  • 2. TUROLENSE  |  febrero 20th, 2009 a las 1:52 am Usa el Saltamontes para subir

    soy de teruel y he estado varias veces alli. me parece un sitio genial muy bonito. os propongo otro sitio de aragon qe tambien es muy agradable visitar: EL MONASTRSIO DE PIEDRA.
    esta en zaragoza pero es precioso, si alguien va a visitarlo, os recomiendo qe sea en primavera (la zona interior del parque y las cascadas es muchisimo más bonita)


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

agosto 2019
L M X J V S D
« jul    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS