Barracuda

PITARQUE, EN TERUEL

31st agosto 2006 | Montañas,Paisajes,Ríos

Pitarque

Camino al nacimiento del río Pitarque. Teruel

Un bello rincón para visitar y perderse, en pleno Maestrazgo turolense. Para reencontrarse con la naturaleza y para descubrir un fenómeno espectacular como es la surgencia conocida como nacimiento del río Pitarque.

Para llegar al pueblo, lo más habitual es acceder por la carretera N-211 y, en la Venta de la Pintada –entre Gargallo y La Mata de los Olmos-, tomar la carretera A-1702 que se interna en el Maestrazgo. Inmediatamente después de pasar el Hostal de la Trucha y la piscifactoría se toma el desvío a Pitarque…

PITARQUE

La localidad de Pitarque se encuentra a 998 metros de altitud en un entorno abrupto dominado por la Peñarrubia (1453m). Desde el pueblo sale un sendero que, entre huertos, corre junto al río y lleva hasta el nacimiento en un recorrido de unos cinco kilómetros y que, al principio, coincide con el sendero marcado GR-8. A mitad del trayecto se halla la ermita de la Virgen de la Peña. El valle se va cerrando y al llegar a una central hidroeléctrica se abandona el GR para continuar por el cañón hasta la surgencia de agua que se precipita violentamente de la pared.

El río Pitarque realmente tiene su origen varios kilómetros más arriba, en el término de Fortanete, pero apenas lleva agua en algunos tramos, siendo conocido como rambla de Malburgo. Es realmente en Pitarque donde el río toma caudal de forma permanente gracias al poderoso y espectacular manantial que ha pasado a denominarse como nacimiento del Pitarque.

La roca caliza es la responsable tanto del agreste paisaje de la comarca como del curioso comportamiento del agua. Las calizas son rocas solubles que permiten infiltrarse al agua, por lo que es habitual que algunos ríos el agua no corra por la superficie. Esto conlleva que puntualmente las aguas subterráneas afloren con fuerza. Las imponentes muelas de la Sierra de la Cañada son auténticas esponjas que van cargándose de agua y la liberan bien en pequeñas fuentes o en caudalosos manantiales. Igualmente, la caliza se fractura y desmorona configurando paredes y extraplomos de gran espectacularidad que, en este caso, permiten la existencia de una importante colonia de buitres, que sobrevuelan al visitante constantemente, añadiendo un elemento más de vigor al lugar. Otras rapaces rupícolas como el águila real o el halcón peregrino aprovechan los cantiles para criar y es frecuente verlas, además de la cabra montés, habitual en estos parajes.

Pitarque, que cuenta con un censo de un centenar de vecinos, llegó a tener novecientos a mediados del siglo XIX. Además de la agricultura y ganadería, la fuerza del agua se ha aprovechado tradicionalmente en molinos y batanes o en centrales que suministraban energía a fábricas textiles. Las ruinas de estas instalaciones son mudos testigos de aquella economía. Ahora, el agua y el paisaje conforman un escenario magnífico que es el principal atractivo de estos retirados enclaves con que nos sorprende el Maestrazgo.

Comparte esta información:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • Twitter

Comentar este post (1 comentario)



  • 1. conrado jorge  |  junio 30th, 2009 a las 5:23 am Usa el Saltamontes para subir

    he estado este fin de semana en Pitarque( 27- 28 Junio).Eramos tres parejas con niños de entre 3 y 13 años y hemos echo la ruta, preciosa, cansada para ellos y nosotros pero ha valido la pena llegar hasta alli. El sendero a partir de la ermita esta lleno de cascadas y tambien de pasos un tanto estrechos y rebaladizos pero bien señalizados. Vale la pena el esfuerzo y el final es espectacular


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

abril 2019
L M X J V S D
« mar    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS