Barracuda

LA CHE ARRASA EN SOTO SOBRADIEL

5th septiembre 2019 | Atentados ecológicos,Ecologismo,Ecología,Política y Sociedad,Ríos

Soto Sobradiel

Ampliación del camino principal

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), perteneciente al Ministerio de Transición Ecológica, continúa con las obras en el tramo aragonés del Ebro destinadas, al parecer, a facilitar el flujo de la corriente para evitar inundaciones, obras que conllevan una real y contundente eliminación de masa vegetal de los sotos ribereños del Ebro. En estas páginas ya se criticó la actuación en Monzalbarba y Alfocea, ahora la magnitud de las obras ha indignado a vecinos de la ribera de Casetas, Utebo y Sobradiel que han pedido colaboración a las organizaciones ecologistas para denunciar las obras al ver cómo se elimina vegetación y se abre la masa forestal con un laberinto de pasillos y ante el peligro de que las obras continúen en Soto de la Alameda y Soto Malfora.

Soto Sobradiel

Soto de Sobradiel y área de la intervención de CHE

La intervención parece excesiva en cuanto a la amplitud de las vías abiertas en la vegetación e innecesaria ya que en ese tramo no existe amenaza de inundación para ninguna población, como se puede apreciar en el mapa.

Soto Sobradiel

Aspecto de las zonas a intervenir

Los sotos -patrimonio público- sirven, así, de chivo expiatorio para apaciguar a agricultores y alcaldes ribereños -intereses particulares- que piden insistentemente la limpieza (sic) del Ebro para evitar inundaciones. Tanto el Gobierno de Aragón como la Confederación Hidrográfica del Ebro llevan a cabo planes de intervención en los sotos. El primero, con su plan de limpieza y la segunda con su técnica de curage.

Soto Sobradiel

Anuncio del plan de limpieza del Gobierno de Aragón

Hay que recordar que el río Ebro ha sido encauzado mediante diques laterales, las conocidas motas o defensas para ganarle la fértil y amplia llanura aluvial. Luego los sotos han sido aniquilados en las zonas exteriores de las motas, roturados por la agricultura, sepultados por la urbanización del suelo y las infraestructuras. Y sólo tienen opción de crecer en el estrecho margen que queda entre el cauce y la mota o en las convexidades donde el río sedimenta. Pues bien, a pesar de estar marginados y limitados a una estrecha franja, aun así, molestan y se pide su eliminación.

Soto Sobradiel

Pasillo abierto ex novo en la masa forestal del soto

Es decir, a los sotos no los quieren ni fuera de las motas, ni en la orilla del río. Y las administraciones, tanto Gobierno de Aragón como CHE, claudicando, tirando el dinero público y metiendo maquinaria pesada en los sotos para unas actuaciones de rotura que los degradan porque disminuyen su escasa masa vegetal y son de dudosa eficacia frente a las riadas. Hasta ahora nadie de CHE informa/confirma/garantiza cuántos centímetros descenderá el nivel de las aguas de una riada por cada metro de pasillo que abren y por cada árbol que abaten.

Soto Sobradiel

Ampliación del camino principal con eliminación de la masa arbustiva de tamarizal

Las antaño impenetrables selvas del Ebro, los sotos, hoy muy menguados, reducidos a una estrecha franja de unas decenas de metros, son el último reducto de naturaleza y biodiversidad de los ecosistemas fluviales ligados al río. A pesar de ello, y de los servicios ambientales gratuitos que aportan, estan sometidos a una agresión sin precedentes, bien calculada y planificada para obtener réditos políticos.

Mientras los medios se hacen eco del retroceso de las selvas amazónicas, del Congo o de Indonesia y el público se moviliza ante las imágenes de las masas forestales cuarteadas y taladas, aquí, nuestras últimas selvas están sometidas al mismo y expeditivo proceso, bendecido desde el Gobierno de Aragón (Javier Lambán, Presidente) y el Ministerio de Transición Ecológica/CHE (Teresa Ribera Rodríguez/María Dolores Pascual Vallés, Presidentas).

No deja de ser un acto de cobardía machacar los sotos, que no pueden defenderse ni protestar, en vez de emprenderla con urbanizaciones y cultivos que han invadido -generalmente de forma irregular o ilegal- el dominio público hidráulico y acometer obras estructurales como retranquear y derribar motas o bien permeabilizar infraestructuras deficientemente diseñadas y pésimamente ubicadas (ver: Dar más espacio al Ebro).

Comparte esta información:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • Twitter

ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

septiembre 2019
L M X J V S D
« ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS