Barracuda

CAMPO DE ROMANOS

13th septiembre 2006 | Etnografía,Paisajes,[NOMBREVILLA]

Los Prados

Pozo en Los Prados. Lechón (Zaragoza). Septiembre, 2006

Una amplia llanura de tierras rojas es el rasgo que mejor define al Campo de Romanos. El Campo de Romanos es una comarca natural, no administrativa, en el sentido de que nunca ha sido reconocida oficialmente ni se ha delimitado, pero sí existe el sentimiento de pertenencia a la misma en sus gentes. Toma el nombre de la localidad de Romanos (Zaragoza) e incluye las tierras de municipios de la provincia de Zaragoza y de Teruel.

Romanos

Romanos (Zaragoza). Septiembre, 2006

EL TERRITORIO

El Campo de Romanos abarca una amplia banda que se dispone en dirección NO-SE. Se trata de una llanura de sustrato calizo y arcilloso de época Terciaria (Era Cenozoica) que está limitada al norte por una alineación de sierras (Sierra Modorra y Sierra de Cucalón) paleozoicas (Era Primaria) constituidas por rocas pizarrosas y cuarcíticas; y al sur por el piedemonte que cae al valle del Jiloca. Está atravesada por el río Huerva y algunos arroyos tributarios, junto a los que encontramos depósitos fluviales cuaternarios.

La llanura se encuentra a una altitud en torno a los 1000m mientras que las cumbres alcanzan los 1.302m del Pico de Langa en Sierra Modorra y los 1.482m del vértice Modorra de la Sierra de Cucalón.

Campo de Romanos

Sierra Modorra desde la pista de Retascón-Nombrevilla (Zaragoza). Agosto, 2006

EL CLIMA [En construcción]

El clima es de tipo mediterráneo continentalizado, aunque suavizado por la altitud. El rasgo mediterráneo lo da la sequía estival, que suele paliarse con las precipitaciones de las tormentas. El régimen de lluvias es equinoccial, con precipitaciones en primavera y otoño.

La continentalidad viene marcada por el acusado contraste de temperaturas. Muy elevadas en verano y muy bajas en invierno. El clima es, pues, riguroso.

VEGETACIÓN [En construcción]

La vegetación natural está reducida a las zonas a salvo del arado y de la presión ganadera. En las sierras encontramos formaciones de encina y quejigo. En las zonas llanas, de suelo pedregoso se encuentran ajedrea, espliego, tomillo, arbustos como el arto (Rhamnus saxatilis) y gramíneas del género Stipa. En ribazos y cunetas quedan encinas aisladas, indicio de que también el encinar se extendió por la llanura.

En las riberas y manantiales se encuentran sotos riparios con chopos, sauces y vegetación acuática.

FAUNA [En construcción]

Podemos encontrar fauna esteparia en las zonas llanas; fauna rupícola, ligada a los cortados y escarpes; fauna forestal, propia de las zonas arboladas; y la fauna acuática, de arroyos, manantiales y balsas. Además de la fauna antropófila, que acompaña al ser humano, a sus cultivos y construcciones.

La fauna esteparia viene representada por las aves, como el sisón, el aguilucho cenizo, la alondra de Dupont o rocín y la ortega. Las citas de avutarda son escasas.

Las aves rupícolas están representadas por el halcón peregrino, el búho real, el águila real y el alimoche. Otras aves son la chova piquirroja y el avión roquero.

Entre las aves forestales se debe destacar el águila culebrera, el piquituerto y el arrendajo. La curruca carrasqueña es propia del encinar.

Arroyos y balsas mantienen buenas poblaciones de rana común, sapo partero, sapo corredor y sapillo moteado. Además hay cangrejo común en recónditos manantiales.

Comparte esta información:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • Twitter

ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

noviembre 2019
L M X J V S D
« oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS