Barracuda

SEPTIEMBRE EN ARAGÓN

1st septiembre 2006 | Atmósfera,Fauna,Fenología,Flora

Crataegus monogyna

Frutos de majuelo. Zaragoza. Septiembre, 2005

El mes de septiembre recibe el nombre del vocablo latino septem, es decir, el séptimo mes del primitivo calendario romano, que fue introducido unos setecientos años antes de Cristo. Dicho calendario dividía al año en diez meses.

Astronómicamente, en este mes se produce el equinoccio de septiembre, con el consiguiente cambio de estación. El equinoccio de otoño de 2006 se produce el día 23 de septiembre a las 4.04h TU y marca el inicio del otoño en el hemisferio norte y de la primavera en el hemisferio austral. En esa fecha el periodo de luz diurna iguala a la noche. El término equinoccio significa igual noche.

Desde el punto de vista meteorológico también suele ser un mes de transición y se pasa de la estabilidad meteorológica estival al tiempo mudable del otoño, con la llegada de frentes lluviosos y el descenso de las temperaturas. No obstante, el clima extremado que suele afectar a la Península Ibérica puede proporcionar septiembres muy secos o traer las terribles lluvias de las gotas frías y provocar grandes crecidas en los ríos. El refranero refleja bien este contraste.

La intensidad de los rayos solares ha disminuido notablemente a estas alturas del año. La sequedad es menor, propiciada por las primeras lluvias y las temperaturas aún son relativamente altas. Esto permite la descomposición de la materia orgánica, fácil de percibir por el olor a mantillo que flota en el ambiente.

En el campo es momento de cosechar los frutos del año. Maduran las uvas y se vendimia. Se recolectan también peras, manzanas y melocotones. Las granadas, los higos, las moras de zarza, que sirven de alimento a personas y a la fauna. Numerosos frutos silvestres maduran también en esta época aportando energía a los animales. Especialmente importantes son los frutos otoñales para las aves migradoras ya que su gasto energético es enorme y deben atiborrarse de alimento antes de partir, acumulando grasas; o deben reponer fuerzas en sus escalas. Incluso para el resto de la fauna, es imprescindible acumular grasas de reserva frente al invierno, cuando el alimento escasee.

Sin duda, la migración otoñal o postnupcial de las aves es un espectáculo extraordinario y un fenómeno natural de primer orden. Durante varias semanas millones de aves que provienen de Groenlandia, Países Bálticos, Rusia y Centroeuropa cruzan la Península Ibérica camino de sus zonas de invernada, generalmente más allá del desierto del Sahara. Algunas especies son notablemente visibles por su tamaño, como los halcones abejeros, o por viajar en grupos, como los milanos negros. Otros son menos conspicuos, como codornices, collalbas, golondrinas y aviones, currucas, mosquiteros y papamoscas. En algunos casos, llegan a nuestra región para quedarse e invernar, como sucede con petirrojos y currucas.

Otro espectáculo es la berrea de los ciervos, que comienza a finales de septiembre para prolongarse durante el mes siguiente. En Aragón se puede observar este fenómeno en la Sierra de Albarracín (Teruel), en el Vedado de Fraga (Zaragoza) y en la Garcipollera (Huesca).

También a finales de septiembre comienza la floración y maduración del sisallo, que proporcionará sus ricos y nutritivos frutos alados a los rebaños de ovejas.

Refranes

Verano que dura, otoño asegura
Septiembre es bueno si del primero al treinta pasa sereno
Septiembre, lleva los puentes o seca las fuentes
Septiembre frutero, alegre festero
Por San Miguel, el gran calor será de mucho valor
Para San Miguel, las uvas saben como la miel

Comparte esta información:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • Twitter

Comentar este post (3 comentarios)



  • 1. Jose Miguel  |  septiembre 30th, 2006 a las 5:08 pm Usa el Saltamontes para subir

    El majuelo o espino blanco “Crataegus monogyna” es un arbolillo muy adaptable a diferentes climas y suelos, se puede encontrar en las costas del norte de España, en alta montaña como el Pirineo, en sierras exteriores y aquí en Zaragoza generalmente en las cercanías de los cursos de los ríos y a veces en cajeros de acequias y ribazos. Es una rosácea pariente de nuestros frutales, pero mucho mas rustico, es una pena que no sea usado más en jardinería pues con su bonito estallido de flores blancas en primavera y sus decorativas bolas rojas en otoño podrían alegrar muchas plazas, calles y jardines, sin embargo es más utilizado otro arbusto alóctono últimamente como es la pyracantha para ese uso.
    Sus frutos no son venenosos, son comestibles pero no son muy apreciados por su sabor algo insípido, sin embargo las aves si que lo aprecian mucho por ser un fruto que dura bastante en el árbol en épocas ya de escasez de alimento. Sus flores son utilizadas como medicinales en infusión por su característica de regular la tensión arterial alta.
    Si queréis probar a multiplicarlo tendréis que mantener el fruto en agua alrededor de una semana hasta que se ablande la pulpa y se pueda desprender con los dedos, así liberaremos la semilla, según dicen se obtienen buenos resultados si se deja la semilla una hora en acido sulfúrico para debilitar la cáscara, otros lo que hacen es lijarla un poco con papel de lija antes de sembrarla, pero yo he sembrado en macetas sin hacer nada de esto y también me han salido algunas plantas. Dicen que hay que procurar recogerlas pronto del árbol antes de que estén totalmente maduras pues así tienen mas facilidad de germinar, de todas las formas no seáis impacientes pues tendréis que poner la maceta en el exterior que reciba todo el frío del invierno para que germine en la primavera.

  • 2. Lygeum  |  septiembre 30th, 2006 a las 10:55 pm Usa el Saltamontes para subir

    Sí, el majuelo es un arbusto muy poco apreciado en jardinería. Es una pena que se vean en los jardines especies exóticas e híbridos costosos de mantener. Por ejemplo, en toda la avenida de Hispanidad, que han remodelado y han llenado con cientos de árboles y arbustos, no hay ni un árbol o arbusto autóctono. Fresnos, latoneros, majuelos, endrinos, jaras ¿por qué no los usan? Bueno, para compensar yo me planté un seto en el huerto de majuelos y endrinos (40 metros, toda la cara oeste del campo, para que haga de cortavientos) y da gusto ver estos días a los colirrojos reales, a los papamoscas y a las tarabillas utilizarlos como posaderos o a los mosquiteros alimentándose entre sus ramas. La foto del majuelo es del seto, del año pasado.

  • 3. Jose Miguel  |  octubre 1st, 2006 a las 4:45 am Usa el Saltamontes para subir

    Hola, a ver si un día que pase por Monzalbarba me enseñas ese huerto y los endrinos y majuelos. Con tanto endrino supongo que harás pacharan ¿no? Yo suelo hacer alguna botella cuando consigo algunas endrinas de vez en cuando, también hice hace dos años licor de moras y este año estuve a punto de hacer vino de nueces, pero al final no me animé por que se quedan las botellas en el armario y no las gasto.
    Te quería preguntar si esos endrinos y majuelos son de plantación propia o los compraste en algún vivero, ya que no conozco viveros por aquí que suelan vender árboles y arbustos autóctonos, si es esto último ¿donde los compraste?
    Un saludo.


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

enero 2020
L M X J V S D
« dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS