Barracuda

DESASTRE TOTAL EN LA CUENCA DEL EBRO

15th septiembre 2006 | Atentados ecológicos,Biodiversidad,Expo2008,Fauna,Moluscos,Ríos

Dreissena polymorpha

Ejemplar adulto (x4) del embalse de Mequinenza (Zaragoza, España). Archivo

El hallazgo de ejemplares adultos de mejillón cebra en la cabecera del río Ebro y de larvas en las inmediaciones de Zaragoza ha hecho saltar las alarmas ante la inminente propagación de esta especie por toda la cuenca del Ebro.

Si bien hasta ahora el mejillón cebra estaba localizado en el bajo Ebro y su progresión era río arriba, la aparición de colonias en el embalse de Sobrón, en la cabecera, acelerará la expansión de este molusco que se comporta como invasor y como una auténtica plaga.

El mejillón cebra (Dreissena polymorpha) es un molusco bivalvo de aguas dulces y salobres oriundo de la región pontocáspica (Mar Negro, Mar Caspio, Mar de Aral, y los estuarios de los ríos que en ellos desembocan) donde se encuentra en equilibrio natural. Pero con la navegación, en el siglo XIX, fue llevado a otras zonas en las que no estaba en equilibrio ecológico, convirtiéndose en una especie invasora en países como Gran Bretaña, Francia, Italia o Estados Unidos.

Dreissena polymorpha alcanza unos tres centímetros de longitud pero crea colonias de hasta 700.000 individuos por metro cuadrado. La especie ha demostrado ser tremendamente perjudicial en determinadas condiciones (se encuentra dentro de las 100 especies más dañinas del mundo según la UICN). Por un lado, es un invasor perfecto, capaz de soportar cambios bruscos de temperatura y salinidad y sobrevivir fuera del agua varios días puede colonizar otras aguas en forma de adherencias en embarcaciones o equipos de pesca, como cebo o viajando en las aguas de lastre de los grandes buques. Por otra parte, su rápido crecimiento y ciclo biológico le permiten expandirse con rapidez (en tan sólo 10 años fue capaz de colonizar la mitad oriental de EEUU, donde apareció en 1988). Forma, además, colonias de elevada densidad que tapizan el fondo de los ríos, generalmente sobre sustratos duros.

Esto ocasiona importantes pérdidas económicas: obstrucción de cañerías, de conducciones e infraestructuras, adherencias en cascos y motores de embarcaciones, alteración de la fauna y de las condiciones del agua, etc. Y todavía más graves consecuencias ecológicas: disminuye el fitoplancton en suspensión, altera la composición de los fondos y aguas fluviales y afecta en mayor o menor grado a las especies presentes en los ríos. Dreissena polymorpha se comporta, pues, como una especie invasora y transformadora, ya que altera las condiciones del medio.

Es de destacar su impacto sobre los moluscos bivalvos autóctonos. Por una parte, disminuyendo los nutrientes disponibles y, por otra, fijándose sobre ellos y provocando su muerte por asfixia o hundiéndolos en el fondo. Entre esos bivalvos afectados se encuentra, en el caso del Ebro, una especie en grave peligro de extinción: Margaritifera auricularia, para la que el mejillón cebra podría significar su desaparición. No obstante también se verán afectadas en la cuenca del Ebro las otras tres especies Potomida littoralis, Unio mancus (antes, Unio elongatulus) y Anodonta cygnea.

Una vez introducida esta especie en un río es prácticamente imposible su erradicación. Estamos, pues, ante una contaminación biológica irreversible del medio natural. La prevención, basada en normas de estricto cumplimiento, la sensibilización ambiental y la investigación científica son hoy por hoy las únicas herramientas de lucha contra la invasión del mejillón cebra.

Sólo se ha logrado erradicar el mejillón cebra en EEUU en una ocasión, siendo el caso de una laguna, a base de un tratamiento con cloruro sódico (sal común), teniendo éxito por tratarse de un ecosistema cerrado.

La Península Ibérica se hallaba libre de esta especie invasora hasta la detección de ejemplares de mejillón cebra en la cuenca baja del Ebro en el verano de 2001. Desde entonces su progresión ha sido lenta pero imparable.

Heraldo

Heraldo de Aragón, 19.11.2006

El azud o presa que se está construyendo en el Ebro en Zaragoza capital con motivo de la Expo 2008 se convierte, de nuevo en objeto de polémica ya que de concluirse crearía un hábitat propicio para el asentamiento del mejillón cebra y su posterior dispersión. Hay que recordar que la oposición ciudadana y de los científicos a esta obra es intensa y uno de los argumentos que se esgrimió en las alegaciones contra el estudio de impacto ambiental del proyecto del azud era que sería un foco de asentamiento y proliferación del mejillón cebra.

Detectadas larvas [Confederación Hidrográfica del Ebro, 13.09.2006]
Ecologistas en Acción pide la paralización del azud [18.09.2006]
Dreissena polymorpha [invasIBER]
Informe [Sociedad Española de Malacología]
Manifiesto para la defensa del Ebro… [fotosub.org, 2003]
Invasión del Ebro por el mejillón cebra [Ibérica 2000]
Cartel de aviso [EEUU]
Comparte esta información:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • Twitter

Comentar este post (1 comentario)



  • 1. Desde el Sekano » P&hellip  |  octubre 6th, 2006 a las 1:11 am Usa el Saltamontes para subir

    [...] Desastre total en la cuenca del Ebro (Blog Barracuda) [...]


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

septiembre 2019
L M X J V S D
« ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS