Barracuda

USO DEL FUEGO POR LOS ¿ANIMALES RACIONALES?

22nd marzo 2007 | Agricultura,Atentados ecológicos

quema de carrizos

Quema de desbroce en una acequia. Zaragoza. Febrero, 2007

¿Es necesario tener un medio ambiente más saludable? ¿Podemos contribuir a mejorarlo?

En nuestra actividad diaria, realizamos muchas acciones, que perjudican al medio ambiente, algunas de ellas son innecesarias; sólo con dejar de realizarlas, habremos contribuido algo.

Las quemas agrícolas, sobre todo ribazos y canales de riego, que tan de moda están, todos los años al finalizar el invierno, ¿son necesarias? ¿Alguien, ha puesto el cronómetro en marcha, para medir el tiempo que cuesta limpiar un canal de riego con y sin ayuda del fuego?

El fuego actúa mejor en las partes altas, donde hay más oxígeno, dejándose las partes bajas, por donde circula el agua, para el trabajador.

El uso continuado del fuego, aumenta la erosión, se desmoronan los taludes o cajeros de las acequias, contribuyendo a una mejor penetración de la luz del sol, al fondo de dichas acequias. Suelo, agua y luz, son la combinación perfecta, para que crezcan las plantas, que impiden el paso del agua por las acequias.

El fuego mata los árboles, una buena cobertura aérea en los taludes propicia una buena sombra e impide el crecimiento de las plantas inferiores.

El pasado catorce de marzo, por la tarde, ardió el carrizal de los Ojos Altos en Caminreal; once años habían pasado desde el último gran incendio. Hay quienes afirman que “No hay peligro”, como si cuando se quema un monte, le dejásemos arder hasta que el fuego lo consumiese todo; como si cuando arde una casa, dejásemos al fuego hasta que consumiese, casa tras casa, la manzana entera.

En una tierra, tan seca y fría, como la que nos ha tocado vivir, los montes de Quercíneas (carrasca, rebollo, quejigo, etc..) sobreviven a duras penas; no les va mucho mejor a las repoblaciones, en su mayoría pinos, fuera de lugar, aquejadas de múltiples enfermedades. Nosotros seguimos dándole importancia al monte, olvidándonos de ecosistemas tan valiosos como los humedales y formas de vida tan peculiares como los chopos cabeceros, árboles longevos, que constituyen un ecosistema en sí mismos.

Un paseo por las tierras del Jiloca, un día de estos, dará una idea de la magnitud, de lo que estas breves líneas, tratan de expresar. Por suerte, no en todos los términos municipales se usa el fuego con la misma intensidad.

Antonio Torrijo. Teruel

Comparte esta información:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • Twitter

ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

enero 2020
L M X J V S D
« dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS