Barracuda

GUERRA CONTRA EL EBRO (borrador)

28th julio 2007 | Agua,Atentados ecológicos,Expo2008,Ríos

Río Ebro

Extracción de gravas del lecho del río para el IV Cinturón. Las Fuentes. Zaragoza

Durante años, desde la prensa e instituciones nos han venido bombardeando con la idea de que la ciudad de Zaragoza vivía de espaldas al Ebro, en el sentido de que no se había integrado el río en el urbanismo y en la vida de la gente. Tal principio no dejaba de ser un absoluto mito ya que no venía avalado por estudios sociológicos o comparativos. Simplemente se difundía la idea de que los ciudadanos estábamos distanciados del río.

Pues bien, yo mantengo la tesis de que esa idea era falsa y que además está sirviendo de pretexto para arrasar el río con diversas intervenciones de supuesta mejora. Intentaré demostrar que ese mito de vivir de espaldas al río se ha convertido en un auténtico vivir contra el río, en una auténtica guerra declarada al Ebro.

Los amigos de ANSAR me remiten la imagen superior, demostrativa de cómo se está tratando al río Ebro. Nunca el río había sufrido tantas agresiones en tan poco espacio y en un periodo de tiempo tan breve. La Expo, el plan de riberas, la construcción del azud, y de los puentes del III Cinturón y del IV Cinturón de Zaragoza están suponiendo una presión sin precedentres al ecosistema fluvial. Pero lo más grave es que todo esto se hace en nombre del desarrollo sostenible -en el caso de la Expo- y del progreso y con todas las bendiciones de las autoridades con competencia en medio ambiente y aguas.

Río Ebro

Obras de restauración de ribera. La Almozara. Zaragoza. Hoy

Las obras de restauración de ribera han implicado actuar en varios kilómetros a la vez destruyendo la vegetación ribereña establecida y cubriéndola de escollera. Lo que implica artificializar y canalizar el río -sin ser necesario-.

Río Ebro

Efectos de la Expo. La Almozara. Zaragoza. Junio, 2007

Por otra parte, las obras de la Expo y de los puentes y pasarelas conllevan la invasión del río y la alteración de la dinámica fluvial con efectos devastadores en la orilla opuesta o aguas abajo.

Zaragoza vive de espaldas al Ebro: el mito

Los zaragozanos han utilizado el Ebro de muy diverso grado en las últimas décadas. Puede que algunos hayan vivido de espaldas a él, rechazándolo, pero otros lo han venido utilizando habitualmente y, otros más, han sido expulsados de sus aguas.

La gente se ha bañado en el Ebro de forma habitual. Incluso en los últimos años todavía la gente se remojaba o tomaba el sol en sus orillas, tal como sucedía en la playa de La Almozara o aguas abajo del Puente de Hierro. También los pescadores deportivos hacen uso del río de forma habitual. Por no hablar de los clubes sitos en sus orillas: Helios y el Club Náutico, con sus socios y sus piragüistas el primero y con sus noctámbulos denando sobre el río, el segundo. Por no hablar de la gente que iba a pasar un día de campo a los sotos, a comer la tortilla, o los ornitólogos que iban a ver pájaros o los monitores de medioambiente, que llevaban a grupos por las arboledas. En los últimos años, con la aparición de la empresa Ebronautas, que hacía bajadas en canoas o balsas, el Ebro empezó a ser usado sistemáticamente.

Lo que sucede es que muchos usuarios del río fueron expulsados del mismo. Incluso la gente que se ganaba la vida en el río. La contaminación y la baja calidad de las aguas expulsó a los bañistas. Pero, sobre todo, a los pescadores que comerciaban con la pesca, cuando la contaminación se sumó a las presas, que eliminó algunas especies. La construcción de motas y diques con escombros y residuos tóxicos, impidió el acceso de la gente a las orillas y conllevó la eliminación de la vegetación.

Pero uno de los datos que no hay que perder de vista es que fueron las administraciones las que consintieron la degradación de las aguas y de las riberas. Permitieron los vertidos y consintieron, cuando no, propiciaron, los diques con escombros, o construyeron muros verticales, como el del Actur: la CHE y el Ayuntamiento de Zaragoza.

La recuperación de Ebro: la reivindicación

Frente a la degradación de las orillas, fue surgiendo la demanda ciudadana de recuperar el Ebro. De acercar la gente al río. A esta corriente se sumaron todos: políticos, colectivos vecinales, ecologistas. Incluso Iberflumen.

Pero la concepción del río y de su recuperación que tenían cada uno de los grupos sociales era bien distinta, incluso contrapuesta, como se está viendo ahora.

Mientras los ecologistas entienden la recuperación como un proceso de facilitar el acceso de los ciudadanos al río respetando la dinámica y naturalidad del mismo, para el resto de los grupos esa recuperación consiste en un encauzamiento del río y en una dominación total del mismo, incluso en contra de todo criterio científico. Así ha sucedido con la construcción de un azud, la retirada de los moluscos autóctonos en ocho kilómetros del río, la colocación de escolleras y el dragado del cauce.

noticia

Heraldo de Aragón, 18 de agosto de 2007

Comparte esta información:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • Twitter

Comentar este post (3 comentarios)



  • 1. Brookei  |  julio 29th, 2007 a las 11:54 am Usa el Saltamontes para subir

    Para los que vivimos tan cerca de la Expo y sentimos algo de amor hacia la Naturaleza esto es una barbarie. Lo que le están haciendo al río no tiene nombre y es que con la “excusa” de la Expo, Zaragoza esta perdiendo a pasos agigantados su riqueza natural y cultural… a golpe de excavadoras son devoradas hectareas y hectáreas en nombre del “Desarrollo Sostenible”

  • 2. José Luis  |  julio 30th, 2007 a las 8:22 pm Usa el Saltamontes para subir

    Hola Ricardo y Barracuda.

    Mi sentimiento es de impotencia y profunda tristeza: cinturones, polígonos industriales, fábricas, río dragado, obras, cemento, graveras, canteras, …; pero…¿para qué?.

    Creo sinceramente que las personas han perdido el rumbo. Nadie piensa apenas en el sentido de la vida, en el sentido de las cosas, de su existencia, y esa marea gigante de desarrollo y crecimiento desmesurado y especulador arrastra sin problema a la masa de sociedad sin criterio, ni espíritu crítico, ni sensibilidad ante el entorno, sólo preocupada por su hipoteca, el furbol, y las compras del fin de semana.

    No sé si os parece un tanto difuso esto que digo, pero yo estoy convencido. Y soy totalmente pesimista. Creo que no tiene remedio, que ésta será una etapa de las llamadas oscuras en los libros de historia. Claro, en el caso de que permitamos que exista un futuro donde estudien esa historia.

    Un saludo.

  • 3. Brookei  |  julio 31st, 2007 a las 8:07 am Usa el Saltamontes para subir

    Me entristece que una persona como tú diga eso José Luis… y precisamente tú, que realizas una labor que puede cambiar lo que tanto temes. Nunca dejes de luchar amigo mío que todavía hay oportunidad para seguir. Tus “pequeños” son el arma más poderosa de todas y tú la mano que los puede dirigir por el buen camino.

    Un fuerte abrazo,
    Ricardo


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

septiembre 2019
L M X J V S D
« ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS