Barracuda

LAS 400 000 TONELADAS DE CO2

21st enero 2010 | Ecologismo,Política y Sociedad

En tiempos en los que los valores ambientales están a la baja, prostituidos y pervertidos por desarrollistas, políticos y medios de comunicación en general, siempre se agradece alguna voz aclaratoria que llame a las cosas por su nombre.

Tienen razón los militantes y mercenarios del optimismo oficial: soy hombre de poca fe, cenizo, retrógado y atrasao (además de estar a sueldo de los catalanes). Pero es que mis limitadas entendederas me juegan malas pasadas. Por ejemplo, ayer no hubo manera de que entendiese cómo es posible que después de tanto discursear sobre la sostenibilidad, el efecto invernadero y la clonación del bucardo ahora mismo se haya aprobado por parte del Gobierno de Aragón la instalación de una central térmica en Mequinenza que emitirá anualmente cuatrocientas mil toneladas anuales de anhídrido carbónico. O sea, justo cuando regiones y estados (civilizados, quiero decir) intentan por todos los medios bajar puestos en el ránking de la contaminación ambiental, aquí nos vamos hacia arriba como una flecha. ¡A lo mejor era esto lo que Boné fue a contarles a los reunidos en Copenhague!

Admitida mi cortedad, lo que sí les ruego es que no me hablen ni de los puestos de trabajo que creará la construcción y gestión de la susodicha térmica ni de las necesidades energéticas de este país. Para empezar, Aragón produce bastante más energía de la que consume (y está en condiciones de ampliar sus plataformas de renovables). Para seguir, hemos de convenir que hay puestos de trabajo… y puestos de trabajo. Existen por ahí pueblos tan desdichados que se han inscrito en el concurso para conseguir el almacén de desechos radioactivos, pero eso, la verdad, no deja de ser patético.

Tampoco me vale lo de las comarcas aragonesas que necesitan algún aliciente (mina a cielo abierto, cementera, térmica, vertedero de purines o similares) para salir del abandono y la miseria. Eso es una jautada, como lo es el aserto (convertido hoy en dogma) de que para lograr que te hagan determinadas infraestructuras básicas es preciso organizar además una expo, una olimpiada o una carrera de Fórmula 1. ¡Eso es lo que quieren los del BIE, el COI, la FIA… y las grandes constructoras!

Las cuatrocientas mil toneladas más de que les hablo contarán en el futuro, cuando el control de las emisiones sea cada vez más estricto. Y al final lastrará nuestro desarrollo. Ya nos vale.

José Luis Trasobares/El Periódico de Aragón, 21.01.2010

Comparte esta información:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • Twitter

Comentar este post (1 comentario)



  • 1. vassili  |  enero 22nd, 2010 a las 4:14 am Usa el Saltamontes para subir

    Pero… ¿Es que nadie se da cuenta de que la preocupación por el cambio climático que manifiestan tener los políticos es mentira?.
    Lo que quieren esta gente es prepararse para robar de una nueva forma. Lo de la cantidad de emisiones, pues ya se sabe, luego se va al mercado de emisiones, se le compran los derechos a algún país en apuros, y punto. El rico sigue contaminando pero condiciona al pobre a que no lo pueda hacer hundiéndolo para siempre en la miseria.
    ¿Alguien cree que existe algún polítco que ocupe cualquier cargo de medio ambiente le importe algo el mismo?.
    No hay que preocuparse demasiado por como será el planeta para 2100 ni de como será el clima. Quizá no vayamos tan lejos.
    Las religiones atan a los pobres condenándolos a unas condiciones de pobreza y obediencia para poder llegar al paraíso posterior. No se puede robar ni discutir la superioridad terrenal de los ricos. El día que los pobres se den cuenta de que dios es una falacia y la religión también sólo necesitarán coger lo que tienen a su alcance, arrebatándolo si es preciso.
    O se reducen las emisiones de forma drástica y de verdad, (calefacciones, aires acondicionados, viajes de placer, consumo desmedido, etc,) o no hay nada que hacer.
    En nuestros países, donde se generan las emisiones, no estamos dispuestos a reducir en esta proporción. El sistema está pensado para el derroche, y cuando no se derrocha, no funciona, solo hay que ver lo que pasa hoy. La gente come como antes, pero derrocha menos. Una rebaja en el consumo está provocando un colapso del sistema capitalista. Los ricos no quieren dejar de ser ricos, y las clases medias no quieren a su vez dejar de serlo.
    El fin de nuestra civilización está servido. Igual que a los mayas y las grandes épocas egipcias, la isla de Pascua o los indios pueblo, se nos ha ido la pinza y la hemos pifiado. Sentaos conmigo a ver los fuegos de artificio… Daremos paso al nuevo sistema en breves. A ver que nos tiene reservado el futuro. Tomad palomitas de maíz transgénico mientras lo contemplamos…


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

septiembre 2019
L M X J V S D
« ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS