Barracuda

LA MINERÍA A DEBATE EN TERUEL

26th mayo 2008 | Campañas de Defensa,Paisajes,Sostenibilidad

noticia

Teruel, Campus Universitario; jueves 5 de junio de 2008

La extracción de arcillas para la industria cerámica y la construcción tiene en la provincia de Teruel una tradición secular. No obstante, su situación actual y sus planes de desarrollo futuro constituyen una realidad compleja que debe analizarse y valorarse desde una óptica multidisciplinar: el potencial de los yacimientos en su contexto geológico; el estado de las explotaciones actuales; los nuevos proyectos en trámite y su importancia estratégica para la industria; la repercusión socio-económica y el impacto medioambiental; las medidas correctoras y las políticas de ordenación.

El análisis y debate de todos estos aspectos constituye el objetivo de esta jornada, en la que participan representantes de la administración, la empresa privada, la comunidad científica y la ciudadanía.

Programa y contacto:

1. 9.30 Apertura y presentación

2. 10.00 Explotación del recurso y sosteni­bilidad ambiental: aspectos técnicos

1) Las arcillas de uso industrial en la provincia de Teruel: aspectos geológicos.

Blanca BAULUZ, Profesora del Dpto. de Ciencias de la Tierra, Universidad de Zaragoza.

2) La minería de arcillas en Teruel: criterios de explotación y restauración.

Miguel ARANDA, Geólogo, Gestión y Planificación de Minería S.L., Teruel.

3) Compatibilidad entre actividades mineras y conservación de los valores naturales. José Manuel NICOLAU, Profesor del Dpto. de Ecología, Universidad de Alcalá de Henares.

11.00 La repercusión socio-económica

4) La óptica empresarial: el carácter estratégico de la minería de arcillas.

Juan Carlos SANTIAGO, WBB España, S.A.

5) La experiencia de Utrillas.

Francisco VILAR, alcalde de Utrillas.

6) La experiencia de Galve.

Miguel A. HERRERO, Asociación Cultural “Dinosaurio”, Galve.

7) El contexto social y demográfico.

Alejandro PÉREZ, Profesor del Dpto. de Geografía, Universidad de Valencia.

12.15 Pausa

12.45 El impacto en el territorio

8) El paisaje como recurso: el caso de Teruel.

Mª Victoria LOZANO, Profesora de Geografía, Facultad de Humanidades, Teruel.

9) Los criterios técnicos de la Administración para la salvaguarda medio ambiental. José Antonio GÓMEZ, Director del Servicio Provincial de Medio Ambiente, DGA, Teruel.

10) Impacto ambiental de la minería y conservación de la red Natura 2000.

Eduardo TRE, Delegado Provincial del INAGA en Teruel.

11) Impacto de la minería en el patrimonio cultural.

José A. ANDRÉS, técnico de Patrimonio Cultural (Paleontología), DGA, Zaragoza.

14.00 Pausa

16.30 Reunión del grupo de trabajo para la elaboración de síntesis y propuestas.

20:30 Clausura

MODERA:

José Luis Simón, catedrático de Dpto. de Ciencias de la Tierra. Universidad de Zaragoza

Contactos e mail

jlsimon@unizar.es

Teléfono 976 761095

Comparte esta información:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • Twitter

Comentar este post (1 comentario)



  • 1. NEOMYS  |  junio 2nd, 2008 a las 11:09 am Usa el Saltamontes para subir

    Cartas al Director en el Diario de Teruel de hoy 2-06-08

    De arcillas y otras miserias

    Hace unos días conocí por la prensa la determinación de un colectivo, el municipio de Aguilar, que de forma clara se ha opuesto a todas las maravillosas expectativas que se derivan de una explotación minera de las arcillas. No hace mucho, alrededor de dos años, los propietarios de las masadas de Caudé sitas entre los términos de Jorcas y Allepuz, contando con el apoyo de muchos de los vecinos de ambos municipios, determinaron lo mismo que en Aguilar. Curiosamente, gentes de ambos colectivos visitaron la explotación minera de Galve, vieron y tuvieron claro lo que debían hacer.

    En Galve, cuando la empresa extractora de las arcillas era también la que la comercializaba, generaba puestos de trabajo estables, llegando a tener veinticinco empleados en la explotación. Comprenderán ustedes que, si esto, en un municipio de ciento cuarenta habitantes, supone el 30% de la población activa, hayamos callado casi todos los inconvenientes que conlleva dicha actividad.

    En la actualidad, dicha empresa es exclusivamente de gestión. Quedan dos puestos de trabajo estables. El resto son subcontratas que en nada sirven al desarrollo poblacional de la localidad. Los inconvenientes, los mismos. La única ventaja es que ahora no tenemos el temor de denunciar las irregularidades en el comportamiento de dicha empresa, ya que no puede amenazar con despedir a prácticamente nadie más.

    Actualmente, WBB, la empresa gestora de la minería en esta y otras localidades, pretende extender su explotación a otra veintena de hectáreas cuyos lindes son una vía local que pretende tragarse, el cauce del río, que según la normativa comunitaria es LIC (Lugar de Interés Comunitario, aunque creo que para nosotros no funciona) y el puente tardo-medieval, espléndida obra de sillería que facilitaba el paso entre Teruel y laTierra Baja.

    Por otra parte, el cabezo de San Cristóbal, que es el amenazado de muerte, contiene varios yacimientos paleontológicos de restos directos muy interesantes y otro de pisadas de dinosaurio, en unos niveles que lo hacen digno de mejor destino, yacimientos que no figuran en el proyecto de explotación y que el paleontólogo, que pagaba la empresa, no vio o no quiso ver.

    Por suerte, con buen criterio, Patrimonio ha encargado los trabajos de prospección dentro de los terrenos afectados a la Fundación Conjunto Paleontológico Dinópolis Teruel, a su vez encargada de elevar a la UNESCO el informe de declaración de “Patrimonio de la Humanidad” del yacimiento de huellas de “Las Cerradicas”, y estoy seguro de que tendrán la sensibilidad de recomendar en su informe la conservación in situ. Lo contrario diría muy poco a nuestro favor ante los comisionados de la UNESCO.

    Galve es, hoy por hoy, un lugar único en España por la cantidad de tipos de yacimientos, tanto de restos directos como indirectos (icnitas). Con unos cien yacimientos paleontológicos localizados que abarcan cien millones de años de la historia continental de la Tierra, tiene la Consejería de Cultura y Patrimonio la oportunidad y la obligación de empezar a tratar a Galve como un conjunto de alto valor cultural, dándole formas de protección adecuadas, no porque sea Galve, sino porque hay un importantísimo patrimonio que tenemos la obligación de conservar. Un patrimonio que enorgullezca a los aragoneses y sea un ejemplo del bien hacer de nuestras instituciones.

    Tampoco hay que desdeñar los esfuerzos que WBB ha hecho por mejorar las condiciones del municipio, ya que después de quince años del compromiso con el Ayuntamiento para ejecutar las obras del camino por donde pasan un centenar de camiones diarios, ha conseguido ahorrar para asfaltarlo hace un mes y, para que digan, en los próximos quince años, harán, si les apetece, algún muro de contención o pondrán alguna valla bionda. ¡Miserables! Gastan mil quinientos millones de las antiguas pesetas el Puerto de Escandón para abandonarlo al año siguiente y pretenden que estemos contentos con su tomadura de pelo.

    No todos están en contra de la nueva concesión en Galve, aunque su principal interés no sean los dos exiguos puestos de trabajo (aunque también respetables) sino el reparto de prebendas derivadas de dicha explotación y conseguidas por medios poco convencionales, a la cabeza de lo cual está nuestro alcalde, que desde su cargo defiende sus intereses personales sin requerir de la empresa el cumplimiento de sus compromisos.

    La empresa WBB también le regala los pastos de las escombreras y ejecuta pequeñas obras sin proyecto, que le favorecen personalmente, perjudicando vías de dominio público. Más me preocupa, por la dejación que hace de sus responsabilidades, la Confederación del Júcar, que está apoyando, desde siempre, este trasvase de forma incondicional, sin exigir el respeto a las zonas de policía del cauce del río Alfambra y permitiendo el relleno con escombros de barrancos adyacentes, destrozando paisaje y ecosistema, todo a un tiempo, a la vez que existe la amenaza certera de una tormenta en la zona, que anegará de residuos el cauce del río y lo desviará de su curso. Todo esto, bajo el paraguas de la negligencia, ya que no quiero pensar en que WBB, o Arcillas Galve, S.L., en su día, repartiera cromos de colores entre los responsables. (La mitad de la nueva explotación, al igual que la antigua, está en zona de policía de la confederación.)

    Creo que hay una Consejería de Medio Ambiente. Igual estoy equivocado… Pero si la hubiese, ¿no sería su responsabilidad investigar cada caso de vertidos incontrolados, en zonas indiscriminadas de monte que nada tienen que ver con la explotación minera? ¿No tendría que aplicar la legislación vigente para minimizar en la medida de lo posible los desmanes arbitrarios de una empresa a la que sólo le importa ganar dinero a costa de lo que sea? ¿De quién es la responsabilidad de hacer un seguimiento y control de estas explotaciones?

    Ya me gustaría que nuestra DGA adoptara medidas para la protección de nuestros recursos naturales de forma que generara riqueza donde se explota. (La Comunidad Valenciana ya no concede más explotaciones mineras y sin embargo piensan seguir produciendo gres. ¿A costa de nuestro paisaje? ¿Por qué no se distribuye la producción? Esto genera un valor añadido del que los municipios expoliados debieran beneficiarse. ¿Dónde van a parar?

    En fin, vistos los dos puestos fijos de trabajo en un lado de la balanza y poniendo en el otro los contras de una explotación medioambientalmente mal gestionada que trata de maquillarse con poca convicción, cuando necesita otra concesión que durará a lo sumo veinte años, para mí no hay duda: ¡No a la mina sin un número razonable de empleos estables! Es más, las posibilidades de desarrollo local con los proyectos que había, son inversamente proporcionales al tamaño de los agujeros y escombreras de la explotación. Ojo, aún está la posibilidad de seguir apostando por el turismo (aunque para nuestro alcalde no sea una de sus prioridades, genera directa o indirectamente mas de diez puestos de trabajo). Dos puestos de trabajo también se pueden obtener de una gestión constructiva de los recursos naturales de los que disponemos, ya que naturaleza, patrimonio, paisaje y paisanaje son, como se ha venido demostrando, pilares fundamentales que junto con las actividades tradicionales podrían permitir larga vida a nuestro pueblo.

    Así, en Galve, dado el empeño que pone el Ayuntamiento para corregir estos desmanes, si Dios no lo remedia, solo nos quedará la Mierda, eso sí, mayúscula.

    Luis Herrero Gascón
    Galve


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

noviembre 2019
L M X J V S D
« oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS