Barracuda

Gyps fulvus

3rd enero 2006 | Aves,Fauna,Ganadería

Buitre leonado

El buitre leonado (Gyps fulvus) es una rapaz carroñera que aprovecha un recurso trófico muy determinado como son los cadáveres de medianos o grandes animales. Su constitución y conducta están orientadas a buscar y consumir ese recurso que se presenta de forma azarosa tanto en el tiempo como en el espacio. Por ello debe estar dotado, primero, de un sistema de vuelo que le permita prospectar amplios territorios con el mínimo esfuerzo y, segundo, de herramientas para acceder al interior de los cadáveres, que están protegidos por duros pellejos. Continuar leyendo…

MONTAÑA HERIDA

2nd enero 2006 | Atentados ecológicos,Bosques,Montañas,Paisajes

Obras en el encinar

Desmontes en el encinar de Paniza (Zaragoza, España). Julio, 2005.

En el puerto de Paniza (Zaragoza), las obras de la autovía mudéjar han reventado la Sierra de Algairén abriendo una profunda herida en la montaña y arrasando un bello encinar. Tengo menos de cincuenta años y esta es la tercera carretera por la que circularé para cruzar el puerto. Aún no habían cicatrizado los desmontes de la que construyeron hace veinte años -como se puede ver tras el viaducto- y ya han empezado con la siguiente. Tres carreteras en medio siglo. ¿Esto es progreso o una huída a ninguna parte? ¿Es posible que en el siglo XXI se permitan tales desmanes?

LA BIODIVERSIDAD EN ZARAGOZA

2nd enero 2006 | Atentados ecológicos,Biodiversidad,Fauna,Flora

Torrecilla

Con motivo de la Agenda 21 de la ciudad de Zaragoza se ha constituido una mesa de la biodiversidad: ya era hora de que se crease un foro de reflexión sobre este tema que tan de cerca vivimos los naturalistas zaragozanos. Se nos ocurren muchas cosas para poner sobre la mesa y, poco a poco, las iremos concretando.

La ciudad de Zaragoza, por su situación biogeográfica y su ubicación específica en el cruce de los ríos Ebro, Gállego y Huerva da vida a una importante biodiversidad que se expresa principal-mente en algunos lugares destacados de su amplio término, expresión de ámbitos esteparios, forestales y riparios (Galacho de Juslibol, Montes del Castellar, Vedado de Peñaflor, Montes de Villamayor, estepas del sur, Salada de Mediana, sotos y riberas del Ebro y del Gállego, dolinas de Casetas, escarpes, tollos y un largo etc.).

La importancia de este patrimonio de biodiversidad se justifica desde distintas ópticas tales cómo el número y representatividad de las especies presentes, la calidad de los hábitats, la conectividad geográfica, las densidades de población o la reproducción.

En diversas ocasiones hemos manifestado que la ciudad de Zaragoza figuraba en primera línea de las grandes ciudades europeas con un patrimonio natural excepcional. El mantenimiento de estos valores naturales es un indicador inequívoco de calidad ambiental y es fundamental para dar credibilidad a la Agenda 21 Local de Zaragoza.

Estos valores están ahora amenazados por el crecimiento de la ciudad que está creando un “vacío” biológico en amplias áreas de su entorno, así como importantes barreras ecológicas (AVE, cinturones…).

Entre las especies presentes figuran algunas del catálogo autonómico de especies amenazadas y otras que pueden ser indicadoras de calidad de los hábitats y que son a la vez sensibles a la presencia humana. La desaparición en el término municipal de Zaragoza y alrededores de cualquiera de estas especies indicaría una pérdida sustancial de calidad y la materialización de las amenazas resultantes del crecimiento de la ciudad.

Por otra parte, el mantenimiento de la biodiversidad presente y de su dinámica se basa también en superficies y conectividad de hábitats naturales de buena calidad.

Conservar la biodiversidad, es decir, el patrimonio natural de la ciudad de Zaragoza y sus señas de identidad biogeográficas significa conocer lo que tenemos y en qué situación se encuentra. Significa no sólo hacer el seguimiento de poblaciones, sino también consolidar las especies y hábitats más frágiles. Significa también recuperar en lo posible aquello que, recientemente, se hubiera perdido.

Para llevar a buen fin estos objetivos y demostrar que Zaragoza es capaz de crecer de forma sostenible, conservando intacto su legado natural, son precisos recursos y voluntad; y más voluntad que recursos.

El PTR, el último gran atropello a la biodiversidad, ejemplo paradigmático de la “desestepización” del entorno de Zaragoza podía haber causado un impacto paisajístico menor, quedar integrado y mantener unos valores estépicos mínimos. No queremos pensar lo que los movimientos de tierras habrán supuesto de mortandad en pequeños vertebrados e invertebrados terrestres (algunos protegidos) que se podían haber mantenido en isletas, junto con la vegetación característica.

La mesa de biodiversidad de la Agenda 21 Local de nuestra ciudad es un excelente instrumento pero su credibilidad dependerá de su capacidad por quedar integrada en el proyecto de ciudad, políticamente hablando.

Sería importante que, con cierta urgencia, este Ayuntamiento fuese capaz de hacer un seguimiento de poblaciones de aves esteparias y rapaces nidificantes (halcón común, sisón, búho real, águila real, águila culebrera, alimoche, collalba negra…) en el término municipal y alrededores, como bioindicadores que son, en coordinación con los correspondientes servicios autonómicos.

Quedan muchos detalles por incluir en un documento de referencia sobre la biodiversidad en el término municipal de Zaragoza, detalles que serán indicadores de calidad de este documento y que necesitarán, para ser debidamente incluidos, de algo más que la participación ciudadana.

Henri Bourrut Lacouture, biólogo y miembro de ANSAR
Zaragoza, 2005

¡PARQUE ESTEPARIO YA!

2nd enero 2006 | Campañas de Defensa,estepas

estepa

Las estepas constituyen ecosistemas muy singulares pero, al mismo tiempo, bastante desconocidos y escasamente valorados. La fragilidad de este territorio y el uso que se hace del mismo, derivado de la tradicional valoración negativa de los “secarrales”, están contribuyendo a deteriorarlo de forma importante. Este PGOU pretende la protección de estos ecosistemas, para que Zaragoza pueda contar en un futuro con una reserva esteparia de gran extensión e importancia a nivel nacional e internacional (PGOU de Zaragoza 2002).

Este párrafo de la memoria del Plan General, refleja la problemática situación que rodea a la estepa del sur de Zaragoza capital. Pese a esa declaración de intenciones, más de 3000 hectáreas de suelo estepario se están transformando en urbano en estos momentos y la presión sobre el resto es evidente ante los nuevos proyectos que se anuncian.

ANSAR ha iniciado una campaña para reivindicar el valor de estas zonas áridas y exigir su conservación. Entre las iniciativas emprendidas estuvo la reunión del 24 de abril en Torrecilla de Valmadrid destinada a conocer la postura de diversos sectores sociales. Ecologistas y asociaciones vecinales estuvieron presentes. Igualmente acudieron invitados Mario Gaviria y David Baringo, sociólogos y autores del libro Zaragoza es Aragón, en cuyo texto se propone la idea de un gran parque estepario al sur de la capital.

En la reunión, tras el debate con una “tormenta” de ideas sobre el futuro de la estepa se llegó a la conclusión de que hay que proponer la creación de un gran Parque Natural Estepario que abarque una amplia zona, de más de mil kilómetros cuadrados de superficie, en el que se respeten los valores naturales y se plantee un modelo de desarrollo adecuado al ámbito rural evitando el crecimiento desordenado y agresivo que se está fomentando en el área metropolitana de Zaragoza y en toda la zona al sur del Canal Imperial de Aragón. Se decidió crear un grupo de trabajo para desarrollar todas las cuestiones relacionadas con la propuesta y ampliar el debate y la participación a todos los afectados para llegar a una base de consenso. ANSAR propone comenzar por la creación del parque estepario en el término de Zaragoza dada la presión urbanística y las diferencias socio-económicas con las localidades limítrofes. Este parque abarcaría el Lugar de Interés Comunitario de las Planas y estepas de la margen derecha del Ebro y otros elementos como barrancos y vías pecuarias.

Otra iniciativa fue la organización de la Primera Jornada sobre la estepa del sur de Zaragoza, con una visita a estas zonas, a la que se invitó a políticos y técnicos de DGA y Ayuntamiento de Zaragoza. Acudió la Concejal de Medio Ambiente Lola Campos. Se contó con la colaboración de Inmaculada Alados, investigadora del Instituto Pirenaico de Ecología, con Maite Echeverría, profesora de Geografía de la Universidad de Zaragoza, y Paco Serrano, experto en hongos, que explicaron los valores biológicos, culturales y paisajísticos de las estepas. El ayuntamiento de Torrecilla de Valmadrid ofreció su colaboración.

La jornada continuó por la tarde con una mesa redonda en el Centro Cultural Fundación CAI–ASC con la participación de nuevo de Inmaculada Alados, de Mario Gaviria, de Manuel Alcántara -en representación del Departamento de Medio Ambiente- y de Jesús Maestro por parte de ANSAR.

Las ideas principales que se pueden extraer de esta jornada están la necesidad de salvaguardar una superficie suficiente de estepas y la de evitar la fragmentación de la misma; la de divulgar el valor de las estepas en la sociedad, resaltando la carga simbólica de estas y los elementos emotivos que encierran; y la obligación de respetar una legislación destinada a la conservación de la biodiversidad.

ANSAR
Zaragoza, 2005

1 lector ha dado su opinión


ÚLTIMOS COMENTARIOS

LO MÁS RECIENTE

LO MÁS VISITADO

Tienda Barracuda

Mensajes por Categorías

Calendario de Posts

agosto 2017
L M X J V S D
« jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Mensajes por Meses

Asociación Ecologista Equipo Triacanthos

Páginas

Enlaces

Publicidad