Categorías
Atmósfera Fenología

ESCARCHA: SUBLIMACIÓN INVERSA

escarcha

Escarcha sobre Moricandia arvensis. Zaragoza. Diciembre, 2006

Las heladas nocturnas en el centro del Valle del Ebro son frecuentes en invierno, en época de anticiclón y en caso de cielo despejado. La ausencia de nubes provoca una fuerte irradiación nocturna: el poco calor que el suelo ha acumulado durante el día se pierde y la helada es contundente. En esa situación, el vapor de agua de la atmósfera precipita en forma de hielo o escarcha en las superficies donde le es posible: tallos y hojas, piedras, vallas, vehículos… A la mañana siguiente, el paisaje aparece blanco.

El paso del vapor de agua, en estado gaseoso, a estado sólido, como es el hielo de la escarcha, sin pasar por la fase líquida, es un fenómeno físico curioso. Se trata de una sublimación inversa.

Cuando la precipitación tiene lugar como consecuencia de la niebla fría asociada a viento, entonces se le llama cencellada y forma agujas de hielo según la dirección del viento dominante.

escarcha

Escarcha. Zaragoza. Diciembre, 2006

Categorías
Atmósfera Fauna Fenología Flora

SEPTIEMBRE EN ARAGÓN

Crataegus monogyna

Frutos de majuelo. Zaragoza. Septiembre, 2005

El mes de septiembre recibe el nombre del vocablo latino septem, es decir, el séptimo mes del primitivo calendario romano, que fue introducido unos setecientos años antes de Cristo. Dicho calendario dividía al año en diez meses.

Astronómicamente, en este mes se produce el equinoccio de septiembre, con el consiguiente cambio de estación. El equinoccio de otoño de 2006 se produce el día 23 de septiembre a las 4.04h TU y marca el inicio del otoño en el hemisferio norte y de la primavera en el hemisferio austral. En esa fecha el periodo de luz diurna iguala a la noche. El término equinoccio significa igual noche.

Desde el punto de vista meteorológico también suele ser un mes de transición y se pasa de la estabilidad meteorológica estival al tiempo mudable del otoño, con la llegada de frentes lluviosos y el descenso de las temperaturas. No obstante, el clima extremado que suele afectar a la Península Ibérica puede proporcionar septiembres muy secos o traer las terribles lluvias de las gotas frías y provocar grandes crecidas en los ríos. El refranero refleja bien este contraste.

La intensidad de los rayos solares ha disminuido notablemente a estas alturas del año. La sequedad es menor, propiciada por las primeras lluvias y las temperaturas aún son relativamente altas. Esto permite la descomposición de la materia orgánica, fácil de percibir por el olor a mantillo que flota en el ambiente.

En el campo es momento de cosechar los frutos del año. Maduran las uvas y se vendimia. Se recolectan también peras, manzanas y melocotones. Las granadas, los higos, las moras de zarza, que sirven de alimento a personas y a la fauna. Numerosos frutos silvestres maduran también en esta época aportando energía a los animales. Especialmente importantes son los frutos otoñales para las aves migradoras ya que su gasto energético es enorme y deben atiborrarse de alimento antes de partir, acumulando grasas; o deben reponer fuerzas en sus escalas. Incluso para el resto de la fauna, es imprescindible acumular grasas de reserva frente al invierno, cuando el alimento escasee.

Sin duda, la migración otoñal o postnupcial de las aves es un espectáculo extraordinario y un fenómeno natural de primer orden. Durante varias semanas millones de aves que provienen de Groenlandia, Países Bálticos, Rusia y Centroeuropa cruzan la Península Ibérica camino de sus zonas de invernada, generalmente más allá del desierto del Sahara. Algunas especies son notablemente visibles por su tamaño, como los halcones abejeros, o por viajar en grupos, como los milanos negros. Otros son menos conspicuos, como codornices, collalbas, golondrinas y aviones, currucas, mosquiteros y papamoscas. En algunos casos, llegan a nuestra región para quedarse e invernar, como sucede con petirrojos y currucas.

Otro espectáculo es la berrea de los ciervos, que comienza a finales de septiembre para prolongarse durante el mes siguiente. En Aragón se puede observar este fenómeno en la Sierra de Albarracín (Teruel), en el Vedado de Fraga (Zaragoza) y en la Garcipollera (Huesca).

También a finales de septiembre comienza la floración y maduración del sisallo, que proporcionará sus ricos y nutritivos frutos alados a los rebaños de ovejas.

Refranes
Verano que dura, otoño asegura
Septiembre es bueno si del primero al treinta pasa sereno
Septiembre, lleva los puentes o seca las fuentes
Septiembre frutero, alegre festero
Por San Miguel, el gran calor será de mucho valor
Para San Miguel, las uvas saben como la miel

Categorías
Atmósfera Paisajes Ríos

CAMINOS DEL EBRO

río Ebro

El Ebro en Monzalbarba (Zaragoza). Esta mañana

Aparece el Sol y se ilumina la ribera; instante mágico. El vaho se eleva desde la superficie lenta del río. Brisa fría en los pulmones, hierba mojada en la cuneta. Un caminante -madrugador viajero-, mochila y sombrero de paja, avanza por la calzada. Un bando de abejarucos pone sonido al paisaje y el cielo se duplica en el agua.

río Ebro

Mojón del nuevo camino del Ebro, entre Alfocea y Monzalbarba (Zaragoza)

Camino del Ebro GR 99 (mapa y vídeo) [CHE]
Rocío
Categorías
Atmósfera Montañas Paisajes

NIEBLA EN EL VALLE

Gavarnie

Vallée de Gavernie desde Pic de Pahule. Junio, 2006

La altura da perspectiva al observador. Y ofrece bellas estampas de los fenómenos atmosféricos. La niebla cubre el fondo de la Vallée de Gavarnie, en Francia. Lentamente, la masa de aire húmedo penetra en el valle ascendiendo hacia la cabecera. Eso es lo que tienen los valles pirenaicos franceses orientados al norte, hasta donde llegan los vientos atlánticos: humedad y lluvias.

Categorías
Atmósfera Contaminación Energía Paisajes Sostenibilidad

ATMÓSFERA ARDIENTE

La Plana

Sol poniente en La Plana (Zaragoza). Día primero de julio, 2006

España ha incrementado sus emisiones de CO2 entre 2004 y 2005 y supera en un 52,88% los límites de 1990 según las últimas estimaciones. Por supuesto esto implica incumplir los acuerdos del Protocolo de Kioto, que fija el año 1990 como referencia.

Ni con el gran aumento de las energías renovables, como la eólica, se puede abastecer un mercado enloquecido por el consumo eléctrico que crece entre un 3% y un 6% anual. Mientras no se cambie profundamente el modelo de consumo no habrá forma de parar el desastre. Seguiremos emitiendo CO2 y contribuyendo al calentamiento global; seguiremos destruyendo la biodiversidad con la energía eólica; y mientras, los promotores nucleares se frotan las manos y reabren el debate sobre la necesidad de la energía nuclear.

Registro Estatal de Emisores del Ministerio de Medio Ambiente
Categorías
Atmósfera Fenología Paisajes

CIERZO

cierzo

Cañaveral azotado por el cierzo en La Almozara (Zaragoza). Martes 30 de mayo, 2006

Ayer empezó a soplar el cierzo en el Valle del Ebro y hoy está alcanzando rachas muy fuertes. Ramas de árboles desgajadas, vallas derribadas, tejados removidos… los desperfectos ocasionados por este viento son notables, provocan daños a las personas y dan faena a los servicios de bomberos. Los daños son noticia con frecuencia.

El cierzo es un viento de componente oeste-noroeste, habitual en el Valle del Ebro, por donde se canaliza y acelera. Corresponde a una situación anticiclónica en el Cantábrico y una borrasca en el Mediterráneo occidental, lo que provoca un flujo de aire desde la zona de alta presión a la de baja presión. Al encajonarse en el Valle del Ebro sufre una aceleración por el efecto embudo.

Se puede presentar en cualquier mes del año, aunque es más frecuente en invierno y comienzos de la primavera. En el centro del valle pueden darse ráfagas de 100km/h. El día 5 de marzo de 2006 se registró una racha de 108km/h según datos del Centro Meteorológico de Aragón. La máxima absoluta observada, según los registros disponibles, es de 160km/h en julio de 1954.

Ya Catón el Censor (s. II a. C.) se refiere en sus crónicas a este viento cercio de la Hispania Citerior, que era capaz de derribar a un hombre armado o carretas cargadas. El cierzo condiciona la vida del Valle del Ebro porque es un viento desecante y las plantas deben luchar contra la sequedad que origina. Igualmente, los agricultores deben proteger sus cultivos de huerta con barreras de cañas o plantaciones de árboles. No es extraño, incluso, que algún camión vuelque, y se suelen dar casos en la Ronda Norte de Zaragoza.

Uno de los efectos más significativos del cierzo sobre las personas (y sobre la fauna en general) es el descenso de sensación térmica que provoca, dado que disipa el calor corporal. Este fenómeno es especialmente crudo en invierno, cuando con temperaturas bajas en torno a los 0ºC, un viento de 40km/h provoca una sensación térmica de -15ºC.

Nota: La prensa del miércoles ha dado 69km/h como velocidad máxima registrada del viento del martes 30 de mayo, según los servicios de meteorología de Zaragoza. Yo pensaba que sería más.

Categorías
Agua Atmósfera Fenología Flora

ROCÍO

rocío

Rocío sobre equiseto. Monzalbarba, Zaragoza; mayo de 2006.

El descenso de la temperatura por la noche hace que la humedad se condense en aristas y vértices. El observador que madruga puede gozar de la belleza efímera que encierran las gotas de rocío sobre la hierba, en este caso los tallos de equiseto, antes de que el sol aparezca sobre el horizonte y torne a vaporizarlas.

Las fotografías están tomadas esta misma mañana en los equisetos que jalonan el camino de Monzalbarba a Zaragoza. Dejo paso, así, a la naturaleza, a la vida, a la belleza y a la serenidad. Queda para otro día criticar a los que quieren arrebatárnoslas.

Cuando mi caballo lento
coma tallos con rocío,
cuando la niebla del río
empañe el muro del viento
cuando el verano violento,
ponga el llano carmesí
y la escarcha deje en mí
alfileres de lucero,
te digo, porque te quiero,
que me moriré por ti

Federico García Lorca
(Doña Rosita la Soltera)

rocío

Rocío sobre equiseto. Monzalbarba, Zaragoza; mayo de 2006.

Categorías
Atmósfera Fenología

ENERO EN ARAGÓN

yemas de almendro

Yemas florales de almendro. Monzalbarba (Zaragoza). Enero

Enero toma el nombre del latín ianuarius, mes dedicado a Jano, un dios que tenía dos caras. Enero es el prototipo de mes invernal. A pesar de que aumentan las horas de luz, la atmósfera se encuentra tan fría que este mes suele dar la temperatura media más baja del año. Pues bien, aún con el frío, numerosas especies han iniciado o toman posiciones para iniciar los procesos reproductores.

Categorías
Atmósfera Fenología Paisajes

DORONDÓN: HIELO EN LA NIEBLA

dorondón

Durante días, el Valle del Ebro ha aparecido blanco. Calma, niebla densa y frío, mucho frío. La inversión térmica ha sido implacable. El hielo ha cubierto el suelo, la hierba y cualquier superficie expuesta.

Pero sobre todo, frío, intenso frío. Justo precio por tan efímera belleza.

dorondón
1. m. Ar. Niebla espesa y fría
Diccionario de la RAE