Categorías
Atentados ecológicos Bosques Ecologismo Política y Sociedad

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN PIDE LA DIMISION DEL DIRECTOR DEL INAGA

El incendio forestal que ha quemado 14000 ha en la comarca de Calatayud, originado por los trabajos de preparación de suelo para una repoblación forestal promovida por Land Life y ejecutada por la empresa ejeana Campos Rey Trabajos Forestales, ha motivado la protesta de las entidades ciudadanas (ver: Alto Jalón, periódico digital y a continuación) y de las organizaciones ecologistas (ver: Ecologistas en Acción Aragón), que piden la dimisión de Jesús Lobera Mariel, director del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) el cual había autorizado los trabajos.

«EL INCENDIO DE LA HUELLA DE CARBONO. Alto Jalón, 24 julio 2022

El pasado lunes por la tarde comenzó una pesadilla de la que vamos a tardar al menos una década en despertar. 14.000 hectáreas quemadas de pino, carrasca, sabina, matorral y frutal, son el resultado de una negligencia homicida que no nos ha dejado sin hogar, pero que nos pretende dejar sin posibilidad de seguir habitándolo. Este incendio es un mecanismo más de un sistema voraz que maquina por sí solo para vaciar el mundo rural y poder quedárselo todo.

La única manera de logar hacer un completo expolio de la España rural, es echar de ella a sus habitantes. Alrededor de eso sucede y funciona todo. Somos los vecinos y vecinas de los pueblos los que nos levantamos contra las macro granjas, las minas a cielo abierto, las centrales eólicas y solares, y los mega proyectos contaminantes que pretenden instalarse en nuestros entornos naturales. Somos nosotros, los rurales, los que iniciamos proyectos de cooperativismo y de consumo de km0 para no tener que caer en modelos productivos que dan el beneficio a otros, mientras es nuestra tierra la que lo genera todo. Somos nosotros los que nos oponemos a negocios que vienen a esquilmar nuestros recursos naturales, nuestro único tesoro.

Mientras tanto, las administraciones que se llenan la boca frente a las cámaras hablando de Reto Territorial, Lucha contra la Despoblación, Sostenibilidad, Agenda 2030 y apoyo al Mundo Rural, en cuanto se apagan los focos, se lavan manos y se llenan los bolsillos, haciendo de nosotros un negocio que persigue y castiga siempre a los mismos. Lo que en el Alto Jalón ha sucedido, destrozando el modo de vida de pueblos como Moros, es, de nuevo, más de lo mismo: la avaricia, el ansia por ganar cada vez más dinero aunque sea arrasando con todo. Aquí solo importa el margen de beneficio. Por supuesto, eso está por encima de el interés general, y de todo.

Esto empezó ya muy mal mucho antes de que, con intencionalidad, le prendieran fuego a todo. Sí, desde aquí me atrevo a apuntar que esto no ha sido un accidente más. Hace un mes lo quisieron intentar, trabajando en plena ola de calor, desoyendo cualquier tipo de recomendación, excavando para ahoyar y en febrero plantar pinos con los que ayudar a empresas contaminantes a seguir ensuciando nuestros mares, aire y ríos. Entonces “solo” consiguieron quemar 25 hectáreas, pero seguro que pensaban: “Tendremos otra oportunidad”.

Y vaya si la han tenido, y esta vez no la han querido desaprovechar. El lunes se daban todas las condiciones para lograr lo que han conseguido. Una vez más, la avaricia, la necesidad de ganar cada vez más y más, tiene este balance para nosotros tan negativo y para ellos… para ellos puede ser hasta genial. ¿Ahora quién va a repoblar todo lo que hemos perdido? Os lo digo desde ya. Con dinero público, empresas privadas se van a dedicar a obtener buenas tajadas con el daño que nos han infligido. Nadie podía ganar nada con la huella de carbono que nuestros bosques ya borraban, pero ahora… ahora todo lo que nazca nuevo se podrá “colocar” en el mercado de los créditos de carbono, algo de lo que el Gobierno de Aragón pareciera que saque algún beneficio.

Es el Gobierno de Aragón el que firma un convenio con Land Life Company para repoblar, no solo el Alto Jalón, sino todos los montes de Aragón. Esta compañía holandesa tiene proyectos activos en otras zonas de la Comunidad. Aunque ahora de un plumazo los hayan borrado de su web, todavía podemos leer en ella que desde 2020 han reforestado en esta Comunidad Autónoma un total de 118.840 árboles en 108 hectáreas, y que, según ponen en su portal, “para esta reforestación hemos contado con la colaboración del Gobierno de Aragón, los agentes medioambientales de la Comunidad, así como los propietarios de las tierras”. Si en 100 hectáreas han plantado cerca de 100.000 árboles, las cuentas no engañan, en 14.000 quemadas nos caben 14 millones de árboles.

Es el Gobierno de Aragón el que aproxima a esta empresa al Alto Jalón y comienzan repoblando monte público en Ariza. Es esta empresa la que ve en esta parte de la España despoblada un filón y pretendía colocar 400.000 árboles solo en nuestra comarca. Unos árboles con los que captar (y vender) 80.000 toneladas de reducción de dióxido de carbono. ¿Sabéis a cómo se paga la tonelada de CO₂? Hace dos días, su precio se cerró en 76,15 euros. ¿Hago el cálculo yo?: Son más de 6 Millones de euros en ventas de créditos de CO₂ solo en el Alto Jalón. Unos créditos que las grandes empresas contaminantes compran para poder seguir destrozando el planeta. Es suficientemente bueno el negocio de la Agenda 2030 como para que todos quieran meterse una parte de él en la cartera.

Y ahora preguntémonos. ¿Por qué no prohíbe el Gobierno de Aragón estos trabajos? ¿Qué prisa había en hacerlos en junio y julio, cuando el calor y el riesgo de incendios aprietan? ¿Por qué no se han hecho estas tareas desde el ente público, empleando a los brigadistas, esos que tienen contratos de mierda y a los que solo contratan durante seis meses al año? ¿Por qué no son las arcas públicas las que rentabilizan nuestra tierra? ¿Por qué se deja en manos privadas, avariciosas y nada cuidadosas con lo que es de todos, la gestión de algo tan importante como el bienestar de las personas? Lo hacemos con la vivienda, la energía, el transporte, la educación, la sanidad… pues ahora también con el monte. Total, ¿qué más da? Serán unos días de noticias y luego las teles se van.

Ahora a nosotros nos toca reconstruir después de llorar. Nos toca resistir, porque no nos van a echar. Nos tenemos que unir y señalar a los culpables, a unos detrás de otros. Culpable la contrata de Ejea de los Caballeros, por no parar los trabajos aunque les estuvieran presionando para que siguiera con ellos (es lo único que me entra en la cabeza para que, por segunda vez en un mes, trabajasen en unas condiciones en las que lo único que podía pasar es que lo quemasen todo). Culpable la “comercializadora” holandesa de huella de carbono por no asegurarse de que pararan cuando tenían que parar, esa era su responsabilidad. Culpable el Gobierno de Aragón por auspiciar este negocio y permitir estos trabajos en situación de riesgo “rojo”. Todos tienen que pagar… aunque al final, los que lo estamos pagando ya, somos solo nosotros.

Con este editorial cerramos este hilo con el que os hemos contado, minuto a minuto, la evolución del incendio.   Hoy intentaremos descansar. Hasta mañana altojaloneros y altojaloneras. Coged fuerzas que nos queda lo más difícil, reconstruirnos.»

Categorías
Campañas de Defensa Montañas

19-J: EN DEFENSA DE LA CANAL ROYA

Difundimos el cartel definitivo para la excursión a Canal Roya del domingo 19 de junio como parte de la campaña de defensa de ese enclave.

Hay que inscribirse en defensamontana.aragon@gmail.com.

La cita de salida es en el parking de Canal Roya a las 9.30 AM y durará la excursión unas 4,30 horas. La idea de los promotores es estar a comer en Canfranc sobre las 14.30 h.

Canal Roya está amenazada por el proyecto del Gobierno de Aragón de unir las estaciones de esquí de Astún y Formigal con los fondos europeos de recuperación Fondos Next Generation (NGEU) con la excusa de la candidatura aragonesa a los Juegos Olímpicos de invierno de 2030 (ver: Stop JJOO Aragón).

Las irregularidades en la concesión de fondos europeos a proyectos de unión y ampliación de estaciones de esquí en un escenario de crisis climática han causado estupor y sorpresa en la Comisión Europea, a raíz de la información aportada por los grupos ecologistas españoles.

Fruto de esas gestiones, una serie de europarlamentarios han presentado una pregunta en la Comisión para tratar de aclararlo.

PREGUNTA con solicitud de respuesta escrita a la Comisión (Europea) Artículo 138 del Reglamento interno suscrita por Sira Rego (The Left), Manu Pineda (The Left), Ernest Urtasun (Verts/ALE), Idoia Villanueva Ruiz (The Left), Eugenia Rodríguez Palop (The Left).

Asunto: Empleo de fondos Next Generation en montañas altamente sensibles del Pirineo Aragonés.

«El gobierno de España ha adjudicado fondos NGEU para proyectos de turismo de esquí de masas en zonas de montaña altamente sensibles en Aragón (Pirineos).

Estos proyectos son:

Telecabina para unir Candanchú y Astún, primera fase de un proyecto más amplio que destruirá el espacio Canal Roya-Ibones de Anayet, que incluye el LIC Pico y Turberas del Anayet, y está en proceso de declaración como Parque Natural.

Carretera entre Castanesa y la estación de esquí de Cerler. Carece de declaración de impacto ambiental, y generará la circulación de miles de vehículos en el entorno de la ZEC del río Ésera, y del Parque Natural Posets-Maladeta. Afecta a zonas de interés para la conservación de especies en peligro de extinción.

1 ¿Qué medidas y salvaguardas está tomando la Comisión Europea para evitar que estos proyectos de alto impacto incumplan la legislación europea sobre biodiversidad y agua, así como que se cumpla el principio de “no causar un perjuicio significativo”?

2 ¿Comparte que este tipo de proyectos se etiqueten como “turismo sostenible”?

3. ¿Considera la Comisión que los Fondos Next Generation vinculados a esta infraestructura lograrán los objetivos de transición ecológica y digital de las economías europeas?»

Categorías
Atentados ecológicos Deportes Montañas Sostenibilidad

LA FIEBRE OLÍMPICA DE LAMBÁN

Sport, 13 abril 2022

Pocas iniciativas son tan despilfarradoras como unos Juegos Olímpicos, y tan agresivas con el medio natural como unos juegos de invierno. Pero en ello está el presidente de Aragón.

Vozpópuli, 4 de abril de 2022
Fuente: aragondigital.es; 4 de abril de 2022

Categorías
Ecologismo Energía Eólica Fotovoltaica Paisajes Política y Sociedad

13-M: ¿QUÉ RENOVABLES?

Categorías
Atentados ecológicos Biodiversidad Bosques Flora Política y Sociedad Urbanismo

¿PERO DÓNDE HAN ESTUDIADO ÉSTOS? (y II)

Concluyo aquí el análisis del catálogo de especies que el Ayuntamiento de Zaragoza pretende utilizar para desarrollar el proyecto colaborativo de El bosque de los zaragozanos (ver: ¿Pero dónde han estudiado éstos (I)?) y paso a discutir el catálogo propuesto para el apartado de bosques de ribera .

Aquí hay que destacar tres especies absolutamente inapropiadas como son el aliso Alnus glutinosa; el que denominan, a secas, sauce, Salix salviifolia, el cual en Aragón se conoce como bardaguera; y la trepadora madreselva Lonicera peryclimenum subsp. hispanica.

ALISO. El mapa de distribución del aliso lo muestra muy lejos del término zaragozano lo que prueba lo inadecuado de su empleo para recuperar o ampliar sotos. Se utiliza a veces como árbol de jardinería en alineaciones en viales zaragozanos, pero sus exigencias de suelo y clima no permiten su adecuado desarrollo.

SAUCE. Los sauces que configuran el género Salix son un amplio grupo de especies con variados nombres populares. El sauce propio de los ríos zaragozanos es el sauce blanco, Salix alba, árbol que alcanza porte notable y que sería el apropiado para plantar, pero no es propuesto en el catálogo. En cambio, proponen Salix salviifolia, una especie inaudita, propia de ¡suelos silíceos! -la antítesis de los suelos calcáreos de Zaragoza- que solo se da en Aragón en el Moncayo.

MADRESELVA. Igualmente, la madreselva Lonicera peryclimenum subsp. hispanica propuesta como trepadora no es propia de Zaragoza ni del Valle del Ebro. Samuel Pyke encontró la especie Lonicera etrusca, ligada a sotos y setos vivos, aunque manifiesta que no es abundante.

Resulta penoso que se propongan especies trepadoras tan alejadas del territorio como esa madreselva o procedentes de escapes de cultivos, como la vid silvestre y no se contemplen trepadoras como la rosa mosqueta, Rosa sempervirens, la clemátide o betiguera, Clematis vitalba; el lúpulo, Humulus lupulus; la yedra, Hedera helix; incluso el matacán, Cynanchum acutum, las cuales abundan en los sotos zaragozanos.

Rosa sempervirens en Soto de Alfocea. Zaragoza © JAD/AdT

CONCLUSIÓN

En un proyecto que busca naturalizar el entorno y fomentar la biodiversidad deberían estar excluidas las especies exóticas o simplemente ajenas a la flora de Zaragoza o el Valle del Ebro.

Fuente: El bosque de los zaragozanos. SPJIV

En la propia presentación que vengo analizando se habla, reiteradamente de renaturalización, de conservación de la fauna y la flora y fomento de la biodiversidad. Incluso en el apartado del bosque de ribera, se especifica que el objetivo es la recuperación y ampliación del bosque de ribera autóctono, aunque proyecten plantar especies totalmente desconocidas en los sotos zaragozanos.

Como he detallado a lo largo del análisis del catálogo municipal, en los tres ambientes a intervenir -bosque mediterráneos, periurbano y de ribera- se incluyen especies absolutamente exóticas e inapropiadas y se destruye vegetación autóctona existente, lo que va en contra de los principios del proyecto.

Incluir especies ajenas a la flora local supone introducir especies que no están adaptadas al clima y suelo locales y su supervivencia es dudosa; o no están adaptadas a la fauna, por ejemplo, a los insectos polinizadores o a los herbívoros, pudiendo ser incluso tóxicas para ellos.

Incluir especies vegetales ajenas supone robar espacio a las especies locales que quieran establecerse y alterar la composición del suelo. Con el riesgo añadido de que puedan convertirse en invasoras.

En el artículo Invasiones biológicas en la región mediterránea, impactos ecológicos y socioeconómicos (Investigación y Ciencia, diciembre, 2021) se puede leer:

[…] Hasta hace pocas décadas, la introducción de especies se percibía con cierta fascinación, como un exotismo que enriquecía la flora y la fauna locales. Incluso en espacios protegidos se introdujeron especies en pro de la conservación, para aumentar la diversidad, para rellenar supuestos nichos ecológicos vacíos o para restaurar zonas degradadas. Sin embargo, en la actualidad existe un gran consenso científico de que las especies invasoras ocasionan efectos negativos no solo ambientales, sino también socioeconómicos.

Los impactos ambientales más frecuentes de las invasiones se relacionan con el desplazamiento que provocan de las especies nativas, con la consiguiente pérdida de la biodiversidad. La dominancia de las especies invasoras modifica la composición de las especies de la comunidad invadida, que se ven mermadas al tener que competir con ellas por los recursos vitales, como el espacio y los nutrientes.[…]

[…] Y, por último, pueden producir cambios en el hábitat que, a través de un efecto en cascada, alteran por completo la estructura de las redes tróficas y el funcionamiento de los ecosistemas. Por ejemplo, las plantas invasoras modifican una serie de propiedades del suelo, como el pH, la materia orgánica, la cantidad de nutrientes, la humedad y la actividad enzimática, lo cual perjudica a la biota nativa adaptada a unas condiciones ambientales y recursos determinados. Las repercusiones negativas son mayores cuanto más diferente es la especie invasora de las nativas con las que se encuentra. Esto es así por varios motivos: las especies exóticas carecen de enemigos naturales que les puedan frenar los pies y son generalmente más competitivas que las especies nativas. Además, estas se muestran especialmente vulnerables ante el comportamiento agresivo de especies con las que no han coexistido a lo largo de su evolución.[…]

Aunque el artículo se refiere a especies invasoras, es decir, que se extienden sin control, se puede aplicar a cualquier especie vegetal exótica que roba espacio impidiendo que se establezca una especie autóctona, que compite por los nutrientes y modifica la composición del suelo y de la microfauna de éste que tan importante es para sustentar la vida vegetal. Es decir, que Zoysia japonica de Extremo Oriente, Albizia julibrissin del Sureste asiático, Agapanthus praecox de Sudáfrica, por ejemplo, no es de esperar que sean especies que, juntas o por separado, vayan a contribuir a mejorar el suelo o vayan a atraer a los insectos locales.

Y por último destacar que es innecesario plantar las numerosas especies exóticas propuestas. Existen cientos de especies apropiadas donde elegir. Y si no existen en los viveros, pues planifíquese para disponer de ellas. En el catálogo no se propone ni el romero, Rosmarinus officinalis; ni el tomillo, Thymus vulgaris; o la salvia, Salvia lavandulifolia, entre las aromáticas; ni la albada, Gypsophila hispanica; ni el escobón, Dorycnium pentaphyllum; ni el sisallo, Salsola vermiculata, tan propias de nuestro entorno zaragozano, ni tantas otras que ya he venido nombrando.

Porque, detrás de todo esto, lo que se trasluce es que los gestores del proyecto, ingenieros de montes, provienen del mundo de la jardinería y como tales han pensado en recrear esos ambientes y en las especies disponibles en viveros, los cuales no buscan la compatibilidad ecológica del plantero que venden sino la rentabilidad económica, y para ello reproducen y crían especies fáciles de reproducir, que no den problemas, y que sean vistosas y fáciles de vender, dependiendo de la moda.

Que el proyecto tiene un perfil de jardinería y contranatura lo demuestra el hecho de que esos mismos gestores no vengan aplicando el criterio de naturalizar los jardines y las calles zaragozanas cuando reponen arbolado o crean nuevas zonas verdes, en las cuales la excepción es que se planten especies autóctonas (ver: El Ayuntamiento de Zaragoza planta árboles invasores en el Anillo Verde de la ciudad, Arainfo, 2021; Nadie en el no-parque, Barracuda, 2016).

Ejemplares de Casuarina sp. -especie originaria de Australia- recién plantadas en Valdefierro-Casablanca, Zaragoza © JAD/AdT

José A. Domínguez

Categorías
Contaminación Política y Sociedad Sostenibilidad

MEDIO AMBIENTE RURAL

La gestión de residuos es igual de pésima en cualquier rincón de Aragón y el medio rural no deja de ser una excepción. Vean, si no, los ejemplos de Alacón (Teruel) y Torres de Berrellén (Zaragoza).

Las primeras imágenes corresponde al vertedero incontrolado de Alacón situado en la carretera vieja de Oliete. Resulta sorprendente que siga habiendo vertederos sin clausurar y residuos al aire libre. Ya no es sólo falta de civismo sino dejación de las autoridades.

Vertedero incontrolado de Alacón
Vertedero incontrolado de Alacón

Más indignante es el caso de Torres de Berrellén donde se están empleando escombros y basuras para elevar el nivel de una parcela con el fin de ponerla en cultivo, según las fuentes consultadas. Sucede en las afueras de Torres, frente al polideportivo. Seguramente cuenta con la autorización municipal y del Gobierno de Aragón ante el que se ha denunciado el hecho hace meses desde las asociaciones ecologistas. No ha habido respuesta y sólo se ha comprobado que se ha acelerado el vertido.

Elevación del nivel de una parcela con escombros y basuras para cultivo

El viento dispersa los materiales ligeros por el camino, como se puede comprobar.

Basuras dispersas en el camino del río en Torres de Berrellén

Categorías
Atentados ecológicos Bosques Consumo Deportes Montañas Política y Sociedad

ATENTADO CICLISTA EN EL JALÓN

Cartel anunciador en RRSS

Organizaciones ecologistas solicitan la inmediata suspensión de la competición Jurasic Race Ricla BTT en la ZEPA Hoces del Jalón en Zaragoza

Amigos de la Tierra Aragón, ANSAR, Ecologistas en Acción Aragón y SEO BidLife alegan impactos severos sobre suelo, vegetación y especies de fauna muy sensibles en época de reproduccción.

Alegan que se viene anunciando en diversos medios una competición denominada Jurasic Race Ricla BTT a celebrar el 27 de febrero de 2022 en Ricla (Zaragoza) patrocinada por Ayuntamiento de Ricla, Comarca de Valdejalón, Peña Blanca 814 de Ricla y Aragón Bike Race, según la propaganda difundida en cartelería y redes sociales, y para la que se prevén cientos de participantes (más de 300 inscritos anunciados un mes antes de la prueba).

Captura vídeo promocional I Jurasic Race Ricla

La prueba Jurasic Race Ricla BTT se desarrolla en su mayor parte en espacios protegidos como son la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Desfiladeros del Jalón y el Lugar de Interés Comunitario (LIC) Hoces del Jalón dentro de la Red Natura 2000 por sus valores en aves y comunidades vegetales, declarados como tales espacios precisamente para preservar esos valores.

Alegan que la prueba se desarrolla en época de reproducción de fauna, estando presentes especies muy sensibles a las perturbaciones ocasionadas por la presencia humana. Los ecologistas alegan que la masificación prevista es incompatible con los valores del enclave. Sólo el anuncio de la prueba ha llevado a cientos de ciclistas a explorar el itinerario previsto.

Alegan también las entidades ecologistas que se ha modificado el medio mediante la instalación de rampas o pasarelas metálicas con solera de hormigón, destacando la intolerable impunidad de actuación en el medio natural. La instalación de rampas supone el incremento de ciclistas así como la puerta abierta a la entrada de motocicletas, aumentando el impacto y la erosión por circular fuera de pistas forestales.

Una de las rampas instaladas para la prueba

Las entidades ecologistas denuncian los daños a la vegetación y al suelo y graves amenazas a especies protegidas de aves. Desde Amigos de la Tierra Aragón se ha pedido oficialmente al Departamento de Medio Ambiente la suspensión de la prueba en la ZEPA y que se tomen medidas adecuadas frente a las conductas que hayan podido infringir la normativa ambiental.

Circulación fuera de pista.
Captura vídeo promocional I Jurasic Race Ricla

Recuerdan que las líneas de desarrollo del turismo y de las actividades de ocio y deportivas van encaminadas a la sostenibilidad. Sin ir más lejos, el presidente del Gobierno y la ministra de Turismo españoles han apostado sobre sostenibilidad como palanca de competitividad turística en la reciente feria de Fitur, (Fitur 2022, escaparate del nuevo modelo turístico español).

Igualmente, indican cómo Pau Pérez, miembro de la Comisión de Medio Ambiente del Comité Olímpico confirma que está demostrado que el uso público masivo es un fenómeno intrínsecamente insostenible (PÉREZ, P. 2007. El impacto de los deportes en el medio natural y su repercusión socioeconómica) porque el recurso, es decir, el escenario, pierde atractivo turístico. Hay que entender que esa pérdida de atractivo viene de la degradación del medio y si es un entorno natural, implica la pérdida de calidad del hábitat y grave quebranto para las comunidades biológicas que lo habitan. A esto hay que añadir la fragilidad del medio físico aragonés, y en especial del ámbito ibérico, con acusados índices de erosión y baja capacidad de regeneración. 

Los ecologistas recuerdan que estamos inmersos en una grave crisis de pérdida de biodiversidad, ante una sexta extinción causada por el ser humano, como alertan los científicos, y eventos deportivos como estos en el medio natural sólo sirven para acelerar esa pérdida de biodiversidad.

En estas páginas se es muy beligerante con las pruebas deportivas en el medio natural por su carácter erosivo y agresivo. Y la Jurasic Race Ricla BTT tendría ese carácter con cuatrocientos o quinientos participantes, lo que da idea del impacto en el medio y en un espacio de Red Natura 2000. De hecho ya está causando daños antes de celebrarse. A veces se olvida que los espacios naturales se protegen para preservar los procesos ecológicos y que la naturaleza no es un estadio deportivo.

Parece que por realizarse un deporte al aire libre y en un entorno natural y llenar los bares un fin de semana ya debe ser reconocido como benéfico. Pero, todo lo contrario, debe demostrar que es escrupuloso cumplidor de la normativa vigente y nada destructivo.

Y aunque muchas actividades se publicitan como sostenibles o ecológicas, en estos momentos no existe un certificado que acredite que una empresa o actividad de naturaleza es sostenible y respetuosa con el entorno. No obstante ya hay sectores deportivos concienciados que no sólo proponen regular o prohibir sino renunciar a escalar, ascender o transitar determinados lugares (ESCRIBANO, 2017. ¿Prohibición o regulación?. Luces de montaña).

Artículos relacionados:

Redentores ambientales. Barracuda, 2020

Extepatrail, otra vez la salvajada. Barracuda, 2020

Brutalismo como deporte. Barracuda, 2019

Deportes contra la naturaleza II. Barracuda, 2019

Categorías
Atentados ecológicos Biodiversidad Ecología Paisajes Política y Sociedad Sostenibilidad

DESTRUYENDO SUELO

Instalaciones educativas edificadas sobre la huerta de Miralbueno
en Zaragoza 20211218 © JAD/AdT

La pérdida de suelo por artificialización es uno de los problemas ambientales más graves dado que contribuye negativamente al equilibrio de la biosfera pues acelera la erosión, el calentamiento global y la pérdida de biodiversidad.

La FAO declaró en 2015 el Año Internacional de los Suelos para concienciar de su importancia por los servicios gratuitos que aporta.

Fuente: El Confidencial

La pérdida de suelo en España es un proceso que se aceleró en las últimas décadas y aún continúa imparable como vamos a comprobar a continuación ya que en el sistema económico vigente la ocupación de suelo y el movimiento de tierras es un signo de desarrollo.

En estas páginas ya se ha venido haciendo mención reiteradamente al caso de Aragón (ver: Asalto a los recursos naturales de Aragón, 2020; Prosigue la pérdida de suelo en Aragón, 2009; Destrucción del suelo, 2006) y se han destacado los grandes proyectos destructores de suelo como la Expo 2008 o los polígonos urbanísticos de Ciudad Zaragoza Golf e industrial de Centrovía en La Muela o de Puerto Venecia, PlaZa, el PTR López Soriano y Empresarium en Zaragoza.

Ahora vamos a recordar el constante goteo de pérdida de suelo en pequeños o medianos proyectos que todavía continúa y por qué es importante preservar el suelo.

Destrucción de prados de montaña para instalación de pistas de esquí
en Castenesa (Huesca) 2021 © PDLMA

La artificialización del suelo es la pérdida de la capacidad del suelo de desempeñar sus funciones ecológicas en un momento dado, a largo plazo o de forma irreversible, por causas antrópicas. Las principales causas de la pérdida de suelo en España son su ocupación para uso residencial además de su roturación para puesta en cultivo o por intensificación de éste, la construcción de infraestructuras industriales, deportivas o de servicios y de comunicaciones. En estas últimas caben desde polígonos industriales hasta explotaciones ganaderas, mineras, vertederos, embalses, centrales energéticas de fuentes renovables y no renovables, pistas de esquí, circuitos automovilísticos, aeropuertos, carreteras, vías férreas, gasoductos, líneas eléctricas, etc.

Instalaciones para aparcamiento de vehículos industriales en la huerta de Miralbueno de Zaragoza 20211218 © JAD/AdT

La ocupación de suelo puede conllevar diversos grados de degradación, desde la desaparición absoluta por remoción, por impermeabilización al quedar bajo el asfalto o el hormigón de edificaciones, por compactación y pérdida de capacidad de retener agua, por la pérdida de sus propiedades físicoquímicas por cambios en el pH -salinización, acidificación- o por reducción en el contenido de materia orgánica.

Construcción de naves para Amazon en la ampliación del Polígono PlaZA
sobre campos de cultivo en Acampo Moncasi de Zaragoza 20211014
© JAD/AdT

El suelo es el soporte de la vida sobre la Tierra, donde se asientan las plantas que sustentan la pirámide trófica. Es, por tanto, la base física donde el agua y los minerales son transformados en materia orgánica vegetal que alimentará al resto de seres vivos; pero también el medio donde se desarrollan invertebrados y microorganismos -hongos, bacterias- que hacen posible la descomposición de la materia y la absorción de los nutrientes por las raíces.

Construcción de segundas residencias en la huerta de La Almozara de Zaragoza 20211031 © JAD/AdT

El suelo se comporta como un elemento fijador de carbono al acumular la materia orgánica, aspecto éste que tiene gran importancia en los actuales momentos en los que se busca cómo retener carbono en el suelo para disminuir el CO₂ atmosférico. Pero el suelo no sólo cumple una función trascendente en el ciclo del carbono, sino también de elementos como nitrógeno o fósforo. Otras funciones del suelo son la capacidad de encauzar la escorrentía y retener e infiltrar el agua, por lo que su papel es esencial en el ciclo del agua.

Roturación de tierras para puesta en cultivo c. Ejea de los Caballeros Zaragoza 20210803 © JAD/AdT

Hay que tener en cuenta que la ocupación de suelo conlleva no sólo la pérdida de la funcionalidad de la parcela que es transformada sino que sus efectos negativos trascienden a sus inmediaciones, a veces manifestándose a grandes distancias. Es el caso de las inundaciones generadas por grandes áreas impermeabilizadas -urbanas, industriales, etc-, incapaces de absorber la lluvia.

O bien sus efectos son insidiosos y difícílmente cuantificables. Como el aumento de la temperatura ambiente en las zonas urbanas debido al calor que absorben los materiales de las construcciones y el asfalto, fenómeno que se conoce cono isla de calor.

Instalaciones para autoescuelas sobre la huerta de Miralbueno de Zaragoza
20211218 © JAD/AdT

Además están los efectos sobre las comunidades biológicas locales de las áreas transformadas, las cuales desaparecen o son sustituidas por especies generalistas adaptadas a ambientes simplificados. Las plantas silvestres, bien desaparecen si el suelo es edificado o compactado, o bien son sustituidas por especies nitrófilas y ruderales. En el caso de la fauna, las especies silvestres exigentes son sustituidas por generalistas como ratas, estorninos o urracas.

Vías de erosión en las nuevas pistas de esquí en Castanesa (Huesca) 2021 ©PDLMA

No se puede acabar esta presentación sin hacer mención a la erosión que acarrea la ocupación de suelo. Al desaparecer la vegetación que frena la escorrentía o al general pendientes excesivas, el agua superficial arrastra la capa superficial del suelo, la capa fértil, acelerando los procesos erosivos.

Maquinaria decapando la tierra fértil y la vegetación en una zona verde municipal
de Campos del Canal en Zaragoza 20211222 © JAD/AdT

Categorías
Atentados ecológicos Bosques Ecología Ecologismo Política y Sociedad Urbanismo

MÁS ECOLOGÍA Y MENOS INGENIERÍA

Maquinaria decapando la tierra fértil y la vegetación existente
en Campos del Canal 20211213 © JAD/AdT

El proyecto Bosque de los Zaragozanos que promueve el Ayuntamiento de Zaragoza con el concurso de ECODES sigue arrasando las parcelas donde pretende colocar sus plantas, eliminando todo rastro de vida, como ocurrió en el Bosque de Almendros (ver: El triste bosque de los zaragozanos) y como está sucediendo en los Campos del Canal.

Desbroce generalizado y retirada y acumulación
de la tierra vegetal fértil en Campos del Canal 20211212 © JAD/AdT

La preparación agresiva del terreno ha motivado la reacción ciudadana de asociaciones vecinales y grupos ecologistas que llevaban semanas pidiendo una intervención selectiva, cuidadosa y respetuosa a través de sucesivos escritos y reuniones.

Concentración ciudadana de repulsa por la intervención en Campos del Canal 20211212 © JAD/AdT

Además, las entidades ciudadanas se sienten burladas por la imposibilidad de participación y la ausencia de empatía y receptividad tanto de los responsables políticos como de los propios funcionarios técnicos municipales.

Aspecto de los Campos del Canal en junio de 2021 © JAD/AdT

Los colectivos Ecologistas en Acción, Ansar, Amigos de la Tierra Aragón, Asociación de Vecinos Los Sauces de Montecanal y Grupo de Medio Ambiente Distrito Sur que se han manifestado en la mañana del domingo 12 de diciembre, han emitido un comunicado explicando el motivo de la concentración de protesta.

[…] tanto por la falta de participación ciudadana con la que se está ejecutando dicho proyecto en donde colaborar se traduce en solicitar dinero a la población para que el Ayuntamiento plante en su nombre, como por la forma en que se está procediendo en esta primera actuación del Bosque de los Zaragozanos.

Para dichos colectivos, si bien se trata de un espacio urbano que se encuentra en un estado de abandono y deterioro, con basuras y escombros en algunas zonas, también contaba con comunidades vegetales y gran variedad de especies adaptadas a la climatología y aridez  de nuestro territorio, con un suelo rico en materia orgánica que albergaba una gran variedad de microorganismos, constituyendo un espacio de refugio, alimentación y cría de la fauna, como aves, reptiles y pequeños mamíferos y que cumplía sus funciones ambientales como fue corroborado en visitas realizadas con personas expertas.

Es por todo ello que en las reuniones mantenidas con personal técnico del Ayuntamiento compartiendo que era necesario mejorar dichos campos, se le solicitaba el mantenimiento de la morfología del terreno y de las comunidades vegetales mejor conservadas frente a la propuesta de desbroce con maquinaria pesada y roturado y destrucción general de lo existente. Asimismo se solicitaba la necesidad de un espacio de participación en el que pudieran intervenir expertos de la materia que pudieran aportar más opiniones para mejorar el proyecto.

Maquinaria arrasando la capa de tierra fértil 20211213 © EEA

Sin embargo, en esta semana el Ayuntamiento ha continuado el desbroce de las parcelas existentes en las 40 ha de actuación, roturando, eliminando toda la biodiversidad existente y destruyendo el suelo rico en materia orgánica.

Es contradictorio que se diga que se va a mejorar el suelo con el compost generado a partir de los residuos de Zaragoza y se retire la materia orgánica ya existente en dicho suelo. Tampoco se entiende que se destruya este suelo que entre otras funciones era fijador de carbono.

Dichos colectivos quieren manifestar su protesta y lamentan se esté perdiendo una oportunidad de mejorar la infraestructura verde de la ciudad siguiendo los criterios que en su día se establecieron como resultado de un proceso de participación ciudadana.

Comparación de la cobertura vegetal en la zona intervenida con la existente en Campos del Canal 20211212 © JAD/AdT

La intervención que el ayuntamiento realiza en Campos del Canal a través del Servicio de Parques y Jardines es producto de un enfoque excesivamente ingenieril con muy poca dosis de ciencia ecológica, como lo demuestra el empleo de maquinaria pesada y el tratamiento indiscriminado del terreno, así como el desprecio al suelo y a la comunidad biológica existentes.

Acto final de la concentración de protesta en Campos del Canal 20211212
© JAD/AdT

Categorías
Atentados ecológicos Eólica Estepas Política y Sociedad

VIAJE AL INFIERNO: PARQUE EÓLICO ROMERALES 2

parque eólico

Máquinas nº 1 y nº 2 desde la A-68. La Cartuja Baja, Zaragoza

El parque eólico Romerales II se ha construido en el Acampo del Marqués en el TM de Zaragoza capital junto al barrio de La Cartuja Baja, en la margen derecha del Canal Imperial, y comenzó a funcionar a finales de 2020. Es la ampliación del parque eólico Romerales I, en la misma zona, dentro de la estratagema de los promotores de fragmentar los proyectos en subproyectos que no alcanzan los 50 MW para evitar una evaluación rigurosa de los impactos acumulativos.
El PE Romerales I fue promovido por Alectoris Energía Sostenible 1, S.L. (ver RESOLUCIÓN de 1 de agosto de 2018, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se formula la declaración de impacto ambiental del proyecto de Parque Eólico «Romerales 1», de 49,4 kW, en el término municipal de Zaragoza, promovido por Alectoris Energía Sostenible 1, S.L. (Número Expte. INAGA 500201/01/2018/05446) en BOA nº 174 del 07/09/2018.
El PE Romerales II fue promovido por Alectoris Energía Sostenible 3, S. L. (ver RESOLUCIÓN de 2 de agosto de 2018, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se formula la declaración de impacto ambiental del proyecto de Parque Eólico «Romerales 2» y SET «Romerales 2», de 49,4 kW, en el término municipal de Zaragoza, promovido por Alectoris Energía Sostenible 3, S.L. (Número Expte. INAGA 500201/01/2018/05447) en BOA nº 174 del 07/09/2018).
Los parques eólicos Romerales I y II de trece máquinas cada uno de 3,8 MW de potencia unitaria y que explota Repsol, se ubican en un ambiente de colinas de yesos con vegetación esteparia de matorral gipsófilo de alto valor ecológico.
parque eólico

Máquina nº 2 y pista de acceso a la misma

Venimos denunciando habitualmente en estas páginas la intensa mortalidad que causan en general los aerogeneradores durante su funcionamiento, pero analizaremos en esta ocasión otro de los aspectos no menos graves de las instalaciones eólicas como es la profunda e irreversible transformación del suelo que provocan las obras para asentar las máquinas. Tomaremos el ejemplo del parque eólico Romerales II.
parque eólico

Pista de acceso a máquina nº 2

Las máquinas, por el gran tamaño que alcanzan tanto los fustes como las palas, necesitan de unas enormes excavaciones para instalar la base que sustentará las torres, las cuales se ven sometidas a una enorme tensión por la fuerza del viento. Se necesitan unos accesos desmesurados por donde trasladar las palas (65 m de longitud) y los vehículos y grúas que los portan y colocan. Todo ello conlleva una ingente excavación.
parque eólico

Desmontes para pista de acceso a máquina nº 2

Además, para enterrar los kilométricos cableados de cada parque se precisa toda una red de zanjas las cuales necesitan también de más excavaciones: Las zanjas para cables de media tensión, que tendrán una longitud total de 12.432 m […] DIA PE Romerales II (BOA 174 del 07/09/2018).
parque eólico

Desmonte para máquina nº 2

Como se ve, los movimientos de tierra, con la alteración brutal del terreno ocasionan la destrucción de los perfiles del terreno, originan desmontes y taludes que son vías de erosión. Esto, en un territorio semiárido es de una gravedad extrema, máxime cuando uno de los tradicionales problemas de Aragón es la erosión.

[…] Más de la mitad del territorio aragonés está afectado por un nivel de erosión preocupante, un proceso que es especialmente significativo en unas 600.000 hectáreas –el 12% de la superficie de la Comunidad–, donde se registra una «erosión grave». Así lo destacó ayer a Efe el director general del Medio Natural del Gobierno de Aragón, Alberto Contreras. Contreras explicó que la degradación del suelo fértil se debe a las aguas, el viento u otros agentes y añadió se ha convertido en uno de los principales problemas medioambientales que afectan a Aragón.[…] El Periódico de Aragón 2003.09.02

parque eólico

Excavación para máquina nº 2. Máquina nº 1 al fondo

Las excavaciones y desmontes, la apertura o ampliación de caminos y la creación de plataformas de montaje implican, además, la pérdida de vegetación natural y de suelo fértil, lo que se conoce como desertificación. Durante años nos han venido alertando de que uno de los principales problemas de España y de Aragón especialmente es la erosión, pero esto no parece importar cuando se trata de ampliar polígonos indutriales, carreteras y montar parques eólicos.

[…] Más de la cuarta parte del suelo de Aragón está afectada por procesos de desertificación de caráctar alto o muy alto, según los datos difundidos ayer por el Ministerio de Medio Ambiente. El 28,66% de la superficie de la comunidad, es decir, 13.676 kilómetros cuadrados se encuentra en esta situación. […] otros 24.556 kilómetros cuadrados –el 51,46% del suelo– padecen riesgos de desertificación de carácter medio o bajo. Así, una de cada cuatro hectáreas de suelo aragonés se encuentran amenazadas por este fenómeno.

La desertización es un proceso de pérdida de fertilidad del suelo por la combinación de varios agentes, entre ellos el clima y la acción del hombre. Los principales procesos de degradación son la erosión, la pérdida de vegetación natural y el deterioro de las propiedades físicas, químicas y biológicas.[…] El Periódico de Aragón 2005.06.17

parque eólico

Impacto de la obra sobre el terreno.

Antena de medición (A) y máquinas 1 y 2

A los responsables del departamento de Industria con el consejero Arturo Aliaga López al frente, los problemas ambientales como la erosión les importan muy poco porque sólo ven desarrollo cuando hay metros cúbicos de excavación, de hormigón o toneladas de acero o kilovatios de por medio y públicamente ha manifestado más de una vez el entusiasmo que le provocan las grandes cifras referidas a estos elementos. Igualmente, al Director General de Enrgía y Minas Sergio Breto Asensiotampoco le ha parecido mal esta instalación cuando se ha autorizado bajo su mandato. No obstante, en el departamento de Medio Ambiente debería detectarse otra sensibilidad. Pero no, para con la eólica, el director del INAGA, Jesús Lobera Mariel (en el cargo desde 2015), es muy tolerante en este aspecto también y autoriza aberraciones como los parques eólicos Romerales I y Romerales II.
parque eólico

Vías de erosión en el talud de la pista acceso a máquina nº 1

En resumen, una tecnología que es mortífera con aves y murciélagos, que destruye el suelo y modifica el territorio tan drástica e irreversiblemente, mal puede calificársela de ecológica, verde o sostenible.