Categorías
Energía Eólica Fotovoltaica Política y Sociedad Sostenibilidad

13-M LAS RENOVABLES, CUESTIONADAS

Decenas de plataformas y asociaciones de todo Aragón agrupadas en Aliente-Aragón se manifestaron ayer contra el devastador modelo de implantación de la energía eólica y fotovoltaica en la región.

Las asociaciones denuncian que las plantas eólicas y fotovoltaicas son un atentado contra la biodiversidad por la alta mortalidad que causan las primeras en aves y quirópteros y, ambas, por la ocupación y destrucción de grandes áreas de territorio, bien hábitats de especies en peligro, bien superficies agrícolas productivas.

Las asociaciones denuncian que las centrales eólicas y fotovoltaicas ocasionan, además, un impacto brutal sobre el paisaje tanto por la erosión debido a los movimientos de tierra que conlleva la instalación de las centrales como por la artificialización del paisaje (aerogeneradores, líneas eléctricas, caminos, vallados…), un activo económico en muchas comarcas.

Las asociaciones de afectados denuncian también el modelo especulativo de implantación de las plantas solares y eólicas que hacen de Aragón un territorio periférico colonizado y sometido a explotación por las compañías.

Además, denuncian los procedimientos fraudulentos que emplean los promotores para sacar adelante sus proyectos, presentándolos fragmentadamente para evitar una evaluación ambiental que contemple los impactos sinérgicos y acumulativos por parte del Ministerio de Transición Ecológica en vez del INAGA del Gobierno de Aragón.

Igualmente, reclaman un modelo distribuido de generación, para autoconsumo, que evite la construcción de grandes líneas de alta tensión las cuales conllevan gran pérdida de energía y hacen el modelo actual ineficiente.

Categorías
Ecologismo Energía Eólica Fotovoltaica Paisajes Política y Sociedad

13-M: ¿QUÉ RENOVABLES?

Categorías
Comunicación Energía Eólica Fotovoltaica Sostenibilidad

EL DISCURSO LOS DELATA

El estudio del lenguaje empleado en la comunicación, lo que se conoce como análisis del discurso, tanto del mensaje explícito como del mensaje subyacente al expresado, delata muy bien la ideología y el sustrato mental de los comunicadores, así como las relaciones de poder. El análisis del discurso revela, en suma, que el lenguaje no es neutral e inocente.

De ello he puesto con anterioridad algunos ejemplos en estas páginas del lenguaje empleado en el ámbito de las energías renovables (ver: Descarado lavado de cara de los eólicos). Traigo esta vez aquí dos joyas que nos ha dejado la titular española del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. Corresponden a declaraciones realizadas en la reciente asamblea de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA) en la que actuaba como presidenta del evento.

Los ejemplos que he expuesto en ocasiones anteriores relativos a las energías renovables son coherentes con los traídos aquí hoy, pues denotan un descarado y zafio desparpajo hacia la mera utilización de las renovables como negocio prioritariamente y, de forma secundaria y, si procede, como acción ecológica.

Quizás hay que conocer primero que Ribera trabajó en el sector privado fotovoltaico, en concreto en la empresa Isofotón, para entender los mensajes que ha lanzado en la asamblea y que la prensa especializada ha destacado y entrecomillado. No obstante no hay que perder de vista que actualmente es titular de un ministerio que debe buscar la conservación del medio ambiente, que es cómo se denominaba ese departamento antes de calificarse para la Transición Ecológica. Veamos el primer caso de hoy.

Fuente: DiarioSigloXXI

La ministra celebra el apetito inversor en energías renovables. Es de destacar el sintagma utilizado y la precisión de los términos. En principio, más propios de un ministro de Industria o de Comercio Exterior, o de la Conferencia Episcopal, que de Medio Ambiente. Y, en segundo lugar, porque utiliza el término apetito -y no interés inversor u otro más objetivo o neutral- ya que apetito posee una connotación concupiscente y de desorden. Y es fácil imaginar a cientos de empresarios deseosos de invertir sin miramientos, buscando el mero enriquecimiento codicioso, pasando por encima de impactos ambientales e impedimentos legales.

Fuente: elperiodicodelaenergía.com

El segundo mensaje a analizar es la manifestación de que el modelo de implantación de renovables ha de ser masivo y rápido. A pesar de la contestación popular de muchas comarcas y localidades de España frente a la avalancha eólica y fotovoltaica, de subestaciones y líneas eléctricas, la ministra sigue apostando por la masificación rápida, lo que sin duda es contrario a cualquier criterio de planificación y racionalidad. Es más utiliza el verbo despliegue que no deja de tener unas connotaciones bélicas o, al menos, militares.

Fuente: elperiodicodelaenergía.com. Consulta el 20 de enero de 2020

Para concluir, comprobar cómo hasta el subconsciente traiciona al periodista, que llama a Ribera ministra para la Transición Energética (tres días después sigue sin corregir la errata).

No me cabe duda de que la asamblea de IRENA fue una orgía energética, que la ministra acudió a ella a vender el país con el pretexto de la descarbonización, y que el respeto y conservación del medio ambiente brillaron por su ausencia.

José A. Domínguez

Categorías
Decrecimiento Economía Energía Política y Sociedad Sostenibilidad

OBSCENIDADES AMBIENTALES

Con la emergencia ambiental que nos amenaza: crisis climática, de biodiversidad, de contaminación de las aguas y del aire que respiramos, crisis sanitaria y crisis humanitaria, nuestros políticos no pierden ocasión de manifestar sus obscenos deseos de continuar insistiendo en el modelo de desarrollo que está arruinando el planeta.

La ocupación de suelo para construcción de infraestructuras, el fomento de la movilidad, del consumo energético, de agua y de materiales chocan de frente con las advertencias científicas. Dejo enlace a un interesante artículo y dos entrevistas a notables científicos; el artículo de Antonio Turiel: La crisis del gas, y las entrevistas a Narcís Prat: Per adaptar-nos a l’emergència climàtica hem de canviar de model econòmic y a Alicia Valero: No encontrar lo que buscamos en las tiendas será el pan de cada día.

Siguen empeñados en celebrar Juegos Olímpicos, ampliar aeropuertos y puertos, carreteras, nuevos regadíos, embalses, autovías… No escarmientan.

Crecer sin límites es el objetivo de partidos de todos los colores

Eso sí, con el apoyo de los medios de comunicación convencionales, sin el más atisbo de crítica.

El alcalde de Madrid (PP) quiere presentar candidtura a los JJOO

Siguen empeñados en un desarrollo económico basado en el crecimiento indefinido sin importarles los límites físicos de los recursos naturales, sin hacer caso de los síntomas de agotamiento que da el planeta y de la creciente fragilidad del sistema productivo.

El presidente de Aragón, Lambán (PSOE), pide ampliar el aeropuerto

Obscenos estos políticos (Obsceno: adj. Impúdico, torpe, ofensivo al pudor. DLE/RAE), perseverntes en el error.

El alcalde de Zaragoza, Azcón (PP), apuesta por los JJOO

Categorías
Atentados ecológicos Biodiversidad Eólica

LA MATANZA EÓLICA QUE NO CESA

PARQUE EÓLICO COSCOJAR II

águila real

Águila real en PE Coscojar II, máquina T02
Plasencia de Jalón, Zaragoza © ANSAR

cernícalo vulgar

Gavilán en PE Coscojar II máquina T06
Plasencia de Jalón, Zaragoza © ANSAR

El PE Coscojar II fue promovido por D. Sergio Samper Rivas, en representación de la sociedad Eólicas El Coscojar, SL, según se lee en la Resolución de 11 de abril de 2018, del Director General de Energía y Minas del Departamento de Economía, Industria y Empleo, por la que se otorga la autorización administrativa previa y de construcción de instalación “Parque Eólico Coscojar II de 50 MW de Eólicas El Coscojar, SL. en Plasencia de Jalón y Pedrola”.

PARQUE EÓLICO ÁGUILA II-III UNIFICADO

milano real

Milano real en PE Águila II-III unificado, máquina A08
Pedrola, Zaragoza © ANSAR

buitre leonado

Buitre leonado en PE Águila II-III unificado, máquina A07
Pedrola, Zaragoza © ANSAR

El PE Águila II-III unificado fue promovido por Jorge Energy, S.L. que fue promotor de los parques eólicos “El Águila II”, de 12 MW, y el “Águila III”, de 20 MW en el término municipal de Pedrola (Zaragoza), a través de las dos sociedades vehículo denominadas Desarrollos Renovables del Ebro, S.L. y Aragonesa del Viento I, S.L. según se lee en la Resolución de 13 de febrero de 2018, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se adopta la decisión de no someter al procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria y se emite el Informe de Impacto Ambiental del proyecto de parque eólico “El Águila II y El Águila III Unificado”, en el término municipal de Pedrola (Zaragoza), promovido por Desarrollos Renovables del Ebro, S.L. (Número Exp. INAGA/500201/01/2017/10968). Los parques eólicos arriba citados pertenecen a los grupos empresariales Forestalia y Jorge de la familia Samper Rivas.

Los parques eólicos de la comarca de Valdejalón destacan por su intensa letalidad desde los inicios de la implantación de esta tecnología, como ya informamos en su día (ver: Matadero 19/Barracuda, 2006 y Matadero 22/Barracuda, 2006).

Categorías
Atentados ecológicos Eólica Estepas Política y Sociedad

VIAJE AL INFIERNO: PARQUE EÓLICO ROMERALES 2

parque eólico

Máquinas nº 1 y nº 2 desde la A-68. La Cartuja Baja, Zaragoza

El parque eólico Romerales II se ha construido en el Acampo del Marqués en el TM de Zaragoza capital junto al barrio de La Cartuja Baja, en la margen derecha del Canal Imperial, y comenzó a funcionar a finales de 2020. Es la ampliación del parque eólico Romerales I, en la misma zona, dentro de la estratagema de los promotores de fragmentar los proyectos en subproyectos que no alcanzan los 50 MW para evitar una evaluación rigurosa de los impactos acumulativos.
El PE Romerales I fue promovido por Alectoris Energía Sostenible 1, S.L. (ver RESOLUCIÓN de 1 de agosto de 2018, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se formula la declaración de impacto ambiental del proyecto de Parque Eólico «Romerales 1», de 49,4 kW, en el término municipal de Zaragoza, promovido por Alectoris Energía Sostenible 1, S.L. (Número Expte. INAGA 500201/01/2018/05446) en BOA nº 174 del 07/09/2018.
El PE Romerales II fue promovido por Alectoris Energía Sostenible 3, S. L. (ver RESOLUCIÓN de 2 de agosto de 2018, del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, por la que se formula la declaración de impacto ambiental del proyecto de Parque Eólico «Romerales 2» y SET «Romerales 2», de 49,4 kW, en el término municipal de Zaragoza, promovido por Alectoris Energía Sostenible 3, S.L. (Número Expte. INAGA 500201/01/2018/05447) en BOA nº 174 del 07/09/2018).
Los parques eólicos Romerales I y II de trece máquinas cada uno de 3,8 MW de potencia unitaria y que explota Repsol, se ubican en un ambiente de colinas de yesos con vegetación esteparia de matorral gipsófilo de alto valor ecológico.
parque eólico

Máquina nº 2 y pista de acceso a la misma

Venimos denunciando habitualmente en estas páginas la intensa mortalidad que causan en general los aerogeneradores durante su funcionamiento, pero analizaremos en esta ocasión otro de los aspectos no menos graves de las instalaciones eólicas como es la profunda e irreversible transformación del suelo que provocan las obras para asentar las máquinas. Tomaremos el ejemplo del parque eólico Romerales II.
parque eólico

Pista de acceso a máquina nº 2

Las máquinas, por el gran tamaño que alcanzan tanto los fustes como las palas, necesitan de unas enormes excavaciones para instalar la base que sustentará las torres, las cuales se ven sometidas a una enorme tensión por la fuerza del viento. Se necesitan unos accesos desmesurados por donde trasladar las palas (65 m de longitud) y los vehículos y grúas que los portan y colocan. Todo ello conlleva una ingente excavación.
parque eólico

Desmontes para pista de acceso a máquina nº 2

Además, para enterrar los kilométricos cableados de cada parque se precisa toda una red de zanjas las cuales necesitan también de más excavaciones: Las zanjas para cables de media tensión, que tendrán una longitud total de 12.432 m […] DIA PE Romerales II (BOA 174 del 07/09/2018).
parque eólico

Desmonte para máquina nº 2

Como se ve, los movimientos de tierra, con la alteración brutal del terreno ocasionan la destrucción de los perfiles del terreno, originan desmontes y taludes que son vías de erosión. Esto, en un territorio semiárido es de una gravedad extrema, máxime cuando uno de los tradicionales problemas de Aragón es la erosión.

[…] Más de la mitad del territorio aragonés está afectado por un nivel de erosión preocupante, un proceso que es especialmente significativo en unas 600.000 hectáreas –el 12% de la superficie de la Comunidad–, donde se registra una «erosión grave». Así lo destacó ayer a Efe el director general del Medio Natural del Gobierno de Aragón, Alberto Contreras. Contreras explicó que la degradación del suelo fértil se debe a las aguas, el viento u otros agentes y añadió se ha convertido en uno de los principales problemas medioambientales que afectan a Aragón.[…] El Periódico de Aragón 2003.09.02

parque eólico

Excavación para máquina nº 2. Máquina nº 1 al fondo

Las excavaciones y desmontes, la apertura o ampliación de caminos y la creación de plataformas de montaje implican, además, la pérdida de vegetación natural y de suelo fértil, lo que se conoce como desertificación. Durante años nos han venido alertando de que uno de los principales problemas de España y de Aragón especialmente es la erosión, pero esto no parece importar cuando se trata de ampliar polígonos indutriales, carreteras y montar parques eólicos.

[…] Más de la cuarta parte del suelo de Aragón está afectada por procesos de desertificación de caráctar alto o muy alto, según los datos difundidos ayer por el Ministerio de Medio Ambiente. El 28,66% de la superficie de la comunidad, es decir, 13.676 kilómetros cuadrados se encuentra en esta situación. […] otros 24.556 kilómetros cuadrados –el 51,46% del suelo– padecen riesgos de desertificación de carácter medio o bajo. Así, una de cada cuatro hectáreas de suelo aragonés se encuentran amenazadas por este fenómeno.

La desertización es un proceso de pérdida de fertilidad del suelo por la combinación de varios agentes, entre ellos el clima y la acción del hombre. Los principales procesos de degradación son la erosión, la pérdida de vegetación natural y el deterioro de las propiedades físicas, químicas y biológicas.[…] El Periódico de Aragón 2005.06.17

parque eólico

Impacto de la obra sobre el terreno.

Antena de medición (A) y máquinas 1 y 2

A los responsables del departamento de Industria con el consejero Arturo Aliaga López al frente, los problemas ambientales como la erosión les importan muy poco porque sólo ven desarrollo cuando hay metros cúbicos de excavación, de hormigón o toneladas de acero o kilovatios de por medio y públicamente ha manifestado más de una vez el entusiasmo que le provocan las grandes cifras referidas a estos elementos. Igualmente, al Director General de Enrgía y Minas Sergio Breto Asensiotampoco le ha parecido mal esta instalación cuando se ha autorizado bajo su mandato. No obstante, en el departamento de Medio Ambiente debería detectarse otra sensibilidad. Pero no, para con la eólica, el director del INAGA, Jesús Lobera Mariel (en el cargo desde 2015), es muy tolerante en este aspecto también y autoriza aberraciones como los parques eólicos Romerales I y Romerales II.
parque eólico

Vías de erosión en el talud de la pista acceso a máquina nº 1

En resumen, una tecnología que es mortífera con aves y murciélagos, que destruye el suelo y modifica el territorio tan drástica e irreversiblemente, mal puede calificársela de ecológica, verde o sostenible.

Categorías
Agricultura Atentados ecológicos Energía Estepas Política y Sociedad

LECIÑENA NO SE VENDE

Leciñena

Val de Recordín, Leciñena, Zaragoza

Vecinos de Leciñena y entidades ecologistas aragonesas se oponen a la instalación de nueve plantas fotovoltaicas en el monte de Leciñena (Zaragoza, Aragón, España) en la comarca de Los Monegros por amenazar la agricultura local y la fauna esteparia de la zona.

Leciñena

Recordín, Leciñena, Zaragoza

Los proyectos Filera I, Filera II, Filera III, Filera IV, Filera V, más Los Leones I, Los Leones II, Los Leones III y Los Leones IV amenazan con sepultar casi mil hectáreas de monte y cultivos de secano en las partidas de Recordín y Valseca, además de alterar brutalmente el territorio con movimientos de tierra para nivelar el terreno y levantar decenas de kilómetros de vallados y de tendidos eléctricos para evacuar la energía.

Leciñena

Avutarda en Valseca, Leciñena, Zaragoza

Las instalaciones ocuparían suelos del ayuntamiento de Leciñena que pretende arrendar para plantas solares de los proyectos Filera tras negociar con la empresa Premier Engineering and Procurement SL, con lo que decenas de agricultores perderían una buena parte de las tierras de cultivo que vienen trabajando ancestralmente y, por tanto, su fuente de ingresos. Los afectados ya han interpuesto litigio vía judicial contra el Ayuntamiento, cuyo alcalde es actualmente Raúl Gracia Solanas (PSOE) (2019-hoy), siendo su antecesor Gonzalo Gavín González (PSOE) (hasta 2019).

Leciñena

Corporación municipal. Fuente: Ayto. Leciñena

Las entidades ecologistas han presentado alegaciones en contra de dichas plantas fotovoltaicas por afectar un área crítica de cernícalo primilla como reconocen los propios estudios de impacto ambiental de la empresa. Pero, además, alegan la presencia de avutarda, sisón, ganga, ortega y rocín o alondra de Dupont, especies protegidas y en peligro por el continuo declive de sus poblaciones (ver: El cernícalo primilla pierde la mitad de sus población aragonesa en la última década/AODA, 2020 y El catastrófico declive de las poblaciones aragonesas del sisón común/AODA, 2020).

Leciñena

Plano con los proyectos Filera y Los Leones

Los ecologistas critican que los proyectos se fraccionen en subproyectos de 49,9 MW, incluso se desliguen de las subestaciones y líneas eléctricas, para evitar una evaluación ambiental rigurosa, lo que supone una estrategia tramposa y fraudulenta. La pérdida de suelo, los vallados y los tendidos eléctricos, además, son incompatibles con la fauna esteparia, manifiestan. A ello se suma la fragmentación de los hábitats, que supone otro factor de pérdida de biodiversidad. En el mapa superior se refleja bien la fragmentación del territorio que conllevan las centrales solares.

Leciñena

Portada del proyecto técnico Filera I

Los ecologistas recuerdan que la energía renovable se debe generar en los lugares de consumo y no en zonas alejadas de éstos ya que en el transporte mediante tendidos eléctricos -letales para la fauna voladora- se pierde un porcentaje notable de la energía, factor que hace al sistema renovable ineficiente; además, las energías renovables deben ser escrupulosamente planificadas y dimensionadas y cumplir los más altos estándares de rigor tanto en los procedimientos administrativos como en la evaluación de los impactos, cosa que no ocurre en estos casos.

Leciñena

Premier Engineering and Procurement. Fuente: Infoempresa

La empresa Premier Engineering and Procurement con la que el Ayuntamiento de Leciñena viene negociando tiene su domicilio social en Plaza y según Infocif se creó en 2015 con 5000 € de capital social y tiene un administrador único en la persona de Javier Abad García y como socio único Premier China Group España SL. No obstante, cada proyecto Filera es promovido por una empresa diferente aunque todas poseen su domicilio social en Calle Serrano 67 PL 6 (Madrid). FILERA I, Promotor: VF RENOVABLES 17, S.L. CIF: B-44520989; FILERA II, Promotor: VF RENOVABLES 18, S.L. CIF: B-44520997; FILERA III, Promotor: ACERSOLAR ENERGIA S.L.U. CIF: B-88353792; FILERA IV, Promotor: COVASOLAR INSTALACIONES S.L.U. CIF: B-88353784 y FILERA V, Promotor: GLOBAL ACTIVOS FOTOVOLTAICOS S.L.U. CIF: B-88353867.

En lo que respecta al negativo impacto de este tipo de instalaciones en el medio natural, los científicos ya vienen advirtiendo del impacto negativo de las renovables sobre la biodiversidad en Aragón, tanto por la mortalidad asociada a las centrales eólicas como por la pérdida de hábitats que generan las fotovoltaicas (ver: Biodiversidad ¿la gran perdedora de la transición energética?/BOLONIO, L., 2020).

Categorías
Atentados ecológicos Aves Biodiversidad Eólica Política y Sociedad

TRAGEDIA EÓLICA EN LA SIERRA DE LUNA

La Asociación Naturalista de Aragón ANSAR y Amigos de la Tierra Aragón han hecho pública una nota de prensa comunicando que naturalistas aragoneses encontraron en la mañana del pasado sábado 26 de diciembre siete buitres leonados abatidos por los aerogeneradores de los parques eólicos Monlora y La Sarda. Uno de los buitres todavía estaba vivo tras perder un ala. El resto eran cadáveres recientes salvo uno ya muy viejo que estaba semienterrado por las labores agrícolas. Las bajas corresponden a la observación realizada en trece máquinas, lo que da idea de la intensa mortalidad ocasionada por los generadores eólicos, que suman en torno a un centenar en la comarca.
Se hallaron dos buitres en La Sarda (máquinas nº 1 y nº 3), dos en Monlora I (máquina nº 1) y tres en Monlora III (máquina 8). En total siete buitres.
La Sarda

Buitre leonado abatido en PE La Sarda

Los siniestros fueron comunicados al teléfono de emergencias para la retirada de los animales. Algunos de los aerogeneradores causantes de las bajas estaban equipados con dispositivos disuasorios “dtbird” que se muestran inútiles incluso con aves de gran tamaño como los buitres, puesto que bajo una máquina equipada se hallaron dos de los buitres. Semanas antes, agricultores y ganaderos de la zona ya venían comunicando a estas asociaciones la presencia de cadáveres de buitres en los campos.
A raíz de estos hechos la Asociación Naturalista de Aragón ANSAR y Amigos de la Tierra Aragón denuncian la intensa mortalidad de fauna en los parques eólicos ubicados en la Sierra de Luna y los Montes de Castejón en los TM de Castejón de Valdejasa, Luna, Sierra de Luna y Las Pedrosas (Zaragoza, Aragón, España). Los parques de Monlora y La Sarda están explotados -según los últimos datos- por el consorcio formado por la aragonesa Forestalia, Mirova y Engie, dentro del proyecto denominado con el macabro nombre de “Phoenix”.
Por otra parte, los datos aportados a ambas asociaciones ecologistas por el Gobierno de Aragón de los animales ingresados de marzo a septiembre de este año en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre (CRFS) de La Alfranca provenientes de los parques eólicos Monlora (I a V), La Sarda, La Peña y Santo Domingo de Luna arrojan elevadas cifras de siniestralidad con decenas de aves y murciélagos abatidos por colisión de las palas de los aerogeneradores (ver: El matadero eólico de Sierra de Luna). Los animales abatidos abarcan desde el buitre leonado y el águila real hasta pequeños pajarillos como trigueros, y también murciélagos. Incluso se han registrado bajas de milanos reales en el PE Monlora, especie que está catalogada nada menos que en peligro de extinción y para la que el Gobierno de Aragón mantiene un costoso programa de cría en cautividad.
Monlora

Buitre leonado abatido en PE Monlora I

La Asociación Naturalista de Aragón ANSAR y Amigos de la Tierra Aragón advierten que los animales ingresados en el CRFS son sólo una parte de los realmente siniestrados ya que una buena parte no son encontrados por los encargados del seguimiento (las visitas se realizan cada quince días) o bien no se retiran del campo a tiempo como se pudo comprobar el pasado día y/o no llegan al CRFS. Además hay que sumar también la siniestralidad directa causada por las líneas de alta tensión de evacuación de la energía y por las subestaciones eléctricas, datos que no se han aportado. Por otra parte, hay que tener en cuenta la mortalidad oculta de los ejemplares juveniles por la desaparición de adultos reproductores en primavera y verano ya que ésta ocasiona la muerte de los pollos jóvenes en los nidos, en caso de las aves, o de los cachorros de murciélagos en las cavidades de cría.
Hay que recordar que los aerogeneradores no sólo matan aves y quirópteros sino que lo hacen causando mucho sufrimiento animal ya que los animales que caen mutilados o traumatizados tardan horas o días en morir desangrados o por deshidratación, o por hipotermia ahora en invierno.
Dado el negativo impacto sobre la biodiversidad, la Asociación Naturalista de Aragón ANSAR y Amigos de la Tierra Aragón exigen al Gobierno de Aragón la paralización de dichos parques y su desmantelamiento de acuerdo al condicionado ambiental con el que se autorizó la puesta en marcha. Igualmente pondrán en conocimiento de SEPRONA los siniestros por si hubiera dolo.

Categorías
Atentados ecológicos Aves Ecologismo Eólica Estepas Mamíferos

MORTALIDAD DE FAUNA EN DOS PARQUES EÓLICOS DE ZARAGOZA (I)

parque eólico

Vista general de la zona de estudio. © Barracuda/J. A. Domínguez

Antecedentes
La siniestralidad de vertebrados voladores en parques eólicos es un hecho suficientemente conocido y preocupante en ámbitos científicos (1) pero que es difícil hacer trascender a los grandes medios de comunicación y a la opinión pública dadas la bula de la que disfrutan las energías renovables, y en este caso la eólica, la propaganda directa e indirecta que realizan de ésta (2), más las campañas de greenwshing o blanqueamiento que desarrollan las empresas del sector (3).
El Gobierno de Aragón obliga a hacer un seguimiento de siniestralidad de los parques eólicos de varios años de duración al comienzo de su funcionamiento con el objetivo, según se especifica en las autorizaciones, de determinar si es necesario modificar el régimen o ubicación de los aerogeneradores. La siniestralidad conlleva en la casi totalidad de los casos la mortalidad de los animales afectados, siendo las aves y los quirópteros los grupos perjudicados.
No obstante, los datos rigurosos son escasos y de baja confianza bien porque la siniestralidad se basa en estimaciones a partir de ejemplares encontrados en visitas distanciadas en el tiempo, bien por las deficiencias en la tarea de prospección (4), o bien por la presumible pérdida de pruebas dado que las bajas perjudican la imagen de las empresas explotadoras y su recogida y traslado al centro de fauna del Gobierno de Aragón supone un gasto en personal y medios. Esto puede conducir a que no se ponga por parte de las empresas demasiado entusiasmo y diligencia en hacer un seguimiento correcto de la siniestralidad. De ahí la importancia de conocer la realidad al margen de los intereses de las empresas eólicas.
Por otra parte, tras el plazo de seguimiento obligatorio, no se toma ningún tipo de medidas desde la administración y se deja de realizar cualquier tipo de control de la siniestralidad (5). El Gobierno de Aragón carece de protocolos de actuación ante la mortalidad reiterada que provocan las instalaciones eólicas en funcionamiento (6).
A continuación se presentan los datos de un estudio independiente realizado por voluntarios para conocer con la mayor aproximación posible la siniestralidad real de los parques eólicos mediante un seguimiento intensivo de un reducido número de aerogeneradores.
Método
Se ha contado con naturalistas voluntarios con amplia experiencia de campo y un elevado grado de motivación para desempeñar de forma altruista un estrecho seguimiento de la siniestralidad de vertebrados y la mortalidad asociada causada por varios aerogeneradores de dos parques eólicos contiguos situados en el centro del valle del Ebro en la provincia de Zaragoza. Por razones de confidencialidad se omite el nombre real de los parques eólicos que denominaremos X01 y X02, aunque se pasa parte de las bajas a las autoridades ambientales aragonesas, que son conocedoras de la siniestralidad de estas instalaciones.
El estudio, que está en ejecución, se inició el 9 de febrero de 2020, aunque los datos consolidados aquí referidos abarcan hasta 12 de junio de 2020, que suponen 125 días. En ese periodo se han realizado 19 visitas. En cada visita se prospectan las inmediaciones de cada aerogenerador alrededor de la torre. No se prospectan las líneas eléctricas de evacuación. No se pudo realizar el seguimiento durante las dos últimas semanas de marzo y todo el mes de abril debido al confinamiento.
Se controlan 11 aparatos, cinco corresponden al parque X01 y seis al X02. Se trata de máquinas de 2 a 3,45 MW de potencia con 106,5 m de altura de fuste hasta el buje y de tres palas de 68,5 m de radio, que da una altura total de 175 m. Cada máquina barre un área de 14 741 m² y la velocidad lineal en el extremo de las palas es de 250 a 300 km/h.
Ambas instalaciones están dentro de la fase que deben realizar seguimiento de siniestralidad tras su puesta en explotación. En concreto, para el parque X01 el condicionado del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) del Gobierno de Aragón dice específicamente: […] El plan de vigilancia ambiental incluirá tanto la fase de construcción como la fase de explotación del parque eólico y se prolongará, al menos, hasta completar cinco años de funcionamiento de la instalación […] Los recorridos de búsqueda de ejemplares colisionados han de realizarse a pie y su periodicidad debería ser al menos quincenal durante un mínimo de cinco años desde la puesta en funcionamiento del parque y semanal en periodos de migraciones. Se deberán incluir tests de detectabilidad y permanencia de cadáveres con objeto de realizar las estimas de mortalidad real con la mayor precisión […]. Esta condición es común en las resoluciones del INAGA para los parques eólicos de los últimos años.
parque eólico

Vista general de la zona de estudio. © Barracuda/J. A. Domínguez

El medio natural se corresponde con una llanura suavemente ondulada a unos 350 m de altitud, dominada por cultivos cerealistas de secano con escasas manchas de vegetación natural esteparia con aprovechamiento ganadero del espacio. En avifauna cabe destacar la presencia de cernícalo primilla, ganga, ortega, sisón y aguilucho cenizo y varios aláudidos como especies más significativas. El medio presenta un alto grado de artificialización pues está densamente ocupado por instalaciones eólicas y toda su infraestrucura asociada, como amplias pistas de circulación, tendidos eléctricos aéreos y subestaciones de transformación.
La prospección se hace a pie por parte al menos de dos naturalistas y se georreferencia y se toma fotografía de cada resto hallado, a la vez que se hace una pequeña roza en el suelo con el fin de evitar dobles recuentos.
parque eólico

Referenciando un cadáver de abubilla (Upupa epops) en X02. © Barracuda/J. A. Domínguez

Resultados
Desde el 9 de febrero y a fecha de 12 de junio de 2020 se contabilizan estas bajas:
Parque eólico X01: 19 aves y 69 murciélagos, que suman 88 animales, lo que da una ratio de 17,6 animales abatidos por máquina.
Parque eólico X02: 29 aves y 26 murciélagos, que suman 55 animales, que da una ratio de 9,17 animales abatidos por máquina.
parque eólico

Tabla 1. Siniestralidad por máquinas del 09.02 a 12.06 de 2020

El total de bajas asciende a 48 aves y 95 murciélagos, que suman 143 animales, lo que da una ratio de 13 animales abatidos por máquina. Destaca la cifra de bajas de murciélagos, que duplica a la de aves.
parque eólico

Tabla 2. Siniestralidad global del 09.02 a 12.06 de 2020

Mientras los quirópteros no se han identificado específicamente sobre el terreno, sí se ha hecho una primera identificación específica de las aves, arrojando estos datos:
parque eólico

Tabla 3. Aves encontradas del 09.02 a 12.06 de 2020

Todas las bajas encontradas han sido restos de animales muertos, salvo un caso en el que un buitre leonado se encontró vivo, tras pérdida traumática de una parte del ala en un aerogenerador a gran distancia de donde fue hallado. El animal debió ser sacrificado finalmente según confirmó el centro de recuperación de fauna de La Alfranca.
A pesar de lo abultado de las cifras cabe suponer que no todas las bajas han sido halladas bien por el error típico de prospección, bien porque algunas bajas fueran retiradas por operarios del parque o depredadas, bien porque los animales heridos se desplazan y mueren lejos de las máquinas o bien porque los restos quedaron ocultos entre los cultivos cuando éstos se hicieron inaccesibles por alcanzar altura conforme avanzó la primavera.
Como dato general debe ponerse de manifiesto que en todas las salidas se hallaron bajas y que todos los aerogeneradores han causado bajas. La salida en la que más ejemplares se hallaron fue la de primeros de mayo (02-03/05) tras el confinamiento en la que se encontraron 35 cadáveres o restos de animales, en la cual el aerogenerador X0104 dio el registro mayor de bajas, con 11 muerciélagos. La misma máquina X0104 dio el segundo mayor numero de bajas el 01/06 con ocho murciélagos abatidos.
parque eólico

Referenciando un cadáver de murciélago en X01. © Barracuda/J. A. Domínguez

(En permanente actualización)
Referencias:

1- Inasumible mortalidad de buitres en parques eólicos aragoneses. AODA, 2020
2- Descarado lavado de cara de los eólicos. Barracuda, 2019
3- Greenwashing de EDP. Barracuda, 2020
4- Camiña, A. (2000) Algo no funciona bien en los proyectos eólicos. Quercus, 407: 64-65
5- Matadero 19: parque eólico La Serreta. Barracuda, 2006
6- Terror eólico IV. P.E. Rabosera. Barracuda, 2020

José A. Domínguez

Categorías
Atentados ecológicos Aves Eólica

MONLORA III DE FORESTALIA, YA MATA (TERROR EÓLICO VII)

Amigos de la Tierra Aragón y la Asociación Naturalista de Aragón (ANSAR) denuncian la primera muerte de un ave rapaz en el polémico parque eólico Monlora III, concretamente la máquina número 4, a pesar de tener las palas pintadas y disponer del sistema DT Bird de detección, disuasión y parada.
milano negro abatido

Milano negro abatido bajo la máquina nº 4 de PE Monlora III

El parque eólico Monlora III en la Sierra de Luna está gestionado por la UTE Monlora Elecnor/Ehisa y Mirova/Engie/Forestalia; ha entrado en funcionamiento recientemente, autorizado por el Departamento de Industria del Gobierno de Aragón con informe favorable del INAGA a pesar de que consideraba alto el riesgo de colisión de fauna voladora con los aerogeneradores en la fase de explotación dado el intenso uso que hacen las aves de esa zona y la alta concentración de máquinas de varios parques.
forestalia

Máquina nº 4 de PE Monlora III/Forestalia et al.