Categorías
Agua Contaminación Política y Sociedad Ríos

MALOS TIEMPOS PARA EL RÍO EBRO (y II)

Cantalobos, Las Fuentes, Zaragoza © ANSAR

En un atículo anterior se hacía referencia a la mala calidad del agua del Ebro a la altura de Zaragoza capital (ver: Malos tiempos para el Ebro) por el aspecto y las formaciones de espuma que arrastran sus aguas. Calidad deteriorada por la contaminación difusa -o no tanto- de escorrentías agrícolas, ganaderas y vertidos de deficientes depuradoras.

La Almozara, Zaragoza © JAD/AdT

Pero no sólo el agua lleva disueltas sustancias contaminantes de origen humano, agroganadero o industrial que son imposibles de degradar. También las aguas arrastran materiales sólidos -poco nobles- y las riberas son la escombrera de los vecinos.

VERTIDOS DE BASURA Y ESCOMBROS

La Almozara, Zaragoza © JAD/AdT

A la vista de los restos encontrados últimamente y los comentarios de los agentes ambientales ante los que se denuncian los vertidos de basuras y escombros, son los propietarios de las casetas y chalés -ilegales, generalmente- de la ribera quienes se deshacen de los enseres que la inundación de diciembre les arruinó. Además de los que aprovechan para deshacerse de los escombros generados por la remodelación del chalé o del propio domicilio.

Ferreruela, Monzalbarba-La Almozara, Zaragoza © JAD/AdT

También son habituales los vertidos realizados por pequeños talleres y comercios que se deshacen en la ribera de los materiales obsoletos o deteriorados de sus almacenes.

PLÁSTICOS Y TEXTILES

Cantalobos, Las Fuentes, Zaragoza © ANSAR

Uno de los problemas que preocupan de forma creciente es el de los plásticos y textiles no degradables, como las toallitas, mascarillas, bolsas y guantes desechables.

Cantalobos, Las Fuentes, Zaragoza © ANSAR

Su nula degradabilidad los hace persistentes en el medio durante largos periodos. Su disgregación en partículas y fibras de pequeño tamaño origina el grave problema de los microplásticos.

Más info en Stop Plástico

Categorías
Contaminación Política y Sociedad Sostenibilidad

MEDIO AMBIENTE RURAL

La gestión de residuos es igual de pésima en cualquier rincón de Aragón y el medio rural no deja de ser una excepción. Vean, si no, los ejemplos de Alacón (Teruel) y Torres de Berrellén (Zaragoza).

Las primeras imágenes corresponde al vertedero incontrolado de Alacón situado en la carretera vieja de Oliete. Resulta sorprendente que siga habiendo vertederos sin clausurar y residuos al aire libre. Ya no es sólo falta de civismo sino dejación de las autoridades.

Vertedero incontrolado de Alacón
Vertedero incontrolado de Alacón

Más indignante es el caso de Torres de Berrellén donde se están empleando escombros y basuras para elevar el nivel de una parcela con el fin de ponerla en cultivo, según las fuentes consultadas. Sucede en las afueras de Torres, frente al polideportivo. Seguramente cuenta con la autorización municipal y del Gobierno de Aragón ante el que se ha denunciado el hecho hace meses desde las asociaciones ecologistas. No ha habido respuesta y sólo se ha comprobado que se ha acelerado el vertido.

Elevación del nivel de una parcela con escombros y basuras para cultivo

El viento dispersa los materiales ligeros por el camino, como se puede comprobar.

Basuras dispersas en el camino del río en Torres de Berrellén