Categorías
Atentados ecológicos Energía Eólica Paisajes

EOLICAZO I (Estragos)

La Muela

Así funcionan los eólicos. Arrasando. Mucha energía renovable y mucho anuncio verde, pero esta es la cruda realidad: arrasar para ganar pasta. La imagen corresponde al montaje del Parque Eólico «El Pilar», en la localidad de La Muela (Zaragoza), hacia el año 1997. Pero la estampa se ha repetido en numerosos puntos del Valle del Ebro.

En el caso que se muestra, no tuvieron empacho en cortar una colina y echar los estériles ladera abajo. Si el camino ya supuso un impacto notable, en vez de aprovechar para llevar luego por él la zanja de cables, no se cortaron un pelo en picar por otra zona diferente, para fastidiar más.

La Muela es un municipio que se ha enriquecido grandemente porque tiene cientos de aerogeneradores (y una alcaldesa -Mª Victoria Pinilla- peculiar, que ha salido mucho en la prensa por las recalificaciones urbanísticas masivas, que han beneficiado mucho a su familia) y se lleva a los vecinos cada año a un viaje al Caribe, a los que el Ayuntamiento les subvenciona el billete. Y van en avión, para gastar bien el CO2 que ahorran con los molinos. Para esto sirve la energía eólica.

Por cierto, el P. E. El Pilar lo explota CESA (Corporación Eólica de Zaragoza)

Categorías
Atentados ecológicos Estepas

PERO NO EN MI JARDÍN

Sudismin

Esta es la entrada al vertedero de SUDISMIN SL en Las Canteras de Torrero en Zaragoza. Ahí van los escombros que se vierten legalmente. No obstante el impacto es terrible. Enterrar escombros en vez de reciclarlos es un derroche inadmisible, porque sepultan una zona esteparia de alto valor y cada día la escombrera crece. Y de vertedero controlado nada. Los días de cierzo muchos restos vuelan a kilómetros de distancia sin control.

La estepa está catalogada como hábitat prioritario por la Directiva Hábitats pero, para muchos, lo prioritario es enriquecerse: «Cuantos más escombros se produzcan, más gano. Que nadie me quite el negocio».

Lo curioso es que la empresa tenga la sede, no en barracones en la estepa, sino en la calle Mefisto 5, de Zaragoza. Bien en el centro de la ciudad, en la zona noble de Zaragoza. Pero la escombrera, lejos, en el monte.

Categorías
Aves Biodiversidad Fauna Flora

LA TORDA Y EL ALMEZ

Turdus viscivorus

Zorzal charlo. Zaragoza, 2005.

Este zorzal charlo, popularmente conocido como torda, fue sorprendido cuando venía a comer los frutos de un almez o latonero (Celtis australis), como se aprecia en la foto. El almez es un árbol emparentado con los olmos, que da unos frutos del tamaño de un guisante con un duro hueso interior y una fina pulpa comestible. A pesar de que los frutos del almez no suministran excesivo alimento, al ser muy numerosos, atraen en otoño a pájaros como zorzales, estorninos y gorriones. La ventaja de poner árboles autóctonos de frutos comestibles es que jardines y parques se llenan de vida y suavizan la dureza del asfalto y el hormigón.

Por cierto, el zorzal charlo (Turdus viscivorus) debe su nombre científico a que come también los frutos del visco o muérdago (Viscum album), una planta parásita de los pinos que da unos frutos carnosos blancos en invierno, una planta de la que en algunas zonas utilizan sus ramillas con frutos como adorno en Navidad, en vez del acebo.

Los zorzales sirven como dispersores de las plantas que consumen ya que al comer los frutos ingieren las semillas que luego expulsan con los excrementos en otro lugar. He aquí una muestra de las complejas relaciones que existen entre los seres vivos y de cómo se sustenta la biodiversidad.

Los zorzales están bastante perseguidos, tanto por cazadores de escopeta como por los que utilizan liga -un pegamento que antes se extraía de los frutos del muérdago ¡que casualidad!- y que colocan en varillas en árboles donde se posan estas aves. También me han contado cómo en algunos pueblos se cazaban en invierno los zorzales en los olivares con una luz de carburo que los deslumbraba y una estaca -una raqueta en tiempos más modernos-.

Categorías
Atentados ecológicos Biodiversidad Expo2008 Fauna Humor Moluscos

DE ARBOLES Y ALMEJAS

humor

Los vecinos del ACTUR denuncian en la prensa que los de la Expo se están cargando en Ranillas árboles monumentales de las torres agrícolas existentes. Como están explanando todo para hacer los pabellones y el canal de aguas bravas y el acuario, pues los árboles les molestan. Agua y desarrollo sostenible es el lema de la Expo, por si alguien no se acuerda.

Los árboles aún se dejan ver y se nota cuando los derriban, pero los moluscos del río, los autóctonos, ya se los llevaron este verano. Ese es el concepto de desarrollo sostenible que nos quieren hacer tragar.

Puente III Milenio

Categorías
Agua Estepas Lagos Paisajes

LAGUNA SALADA DE MEDIANA

Salada de Mediana
La laguna Salada de Mediana se halla en el fondo de una suave depresión en el paraje conocido como Monte Litigio, entre los términos de Zaragoza y Mediana de Aragón (Aragón, España). Se trata de una laguna de tipo endorreico, temporal y de aguas salinas y escasa profundidad, típica de las zonas esteparias del centro del Valle del Ebro. Está situada a 350 metros de altitud, sobre un sustrato de yesos. Este tipo de lagunas las encontramos en diversos núcleos repartidos por del Valle del Ebro como sucede en Chiprana y Alcañiz-Calanda o entre Bujaraloz y Sástago.
El endorreismo es la ausencia de corrientes de agua que permitan la evacuación de ésta cuando se acumula en una zona. Como consecuencia de ello, el agua superficial se concentra en depresiones cerradas donde sufre un proceso de evaporación ocasionado por el clima árido de la región. Hay que recordar que en el centro de la depresión del Ebro sólo se registran unos 300 milímetros de precipitación al año, mientras que la evaporación como consecuencia de la insolación y de los vientos, es muy elevada. Como consecuencia de la evaporación la concentración de sales aumenta conforme disminuye el volumen de agua y cuando ésta desaparece las sales precipitan.
Las depresiones donde se encuentran las lagunas se forman por la acción conjunta de la meteorización y disolución de la roca y de la acción del viento, pues éste, en épocas de sequía levanta y arrastra las partículas del suelo, aumentando la profundidad de la depresión.
En la Salada el agua procede tanto de las precipitaciones como de los aportes ascendentes de las aguas subterráneas de un acuífero muy somero. Cuando la evaporación es mayor que el aporte de agua, la superficie de las lagunas sólo muestra una capa de sales precipitadas. Por lo general la superficie sólo está inundada unas pocas semanas al año.
Salada de Mediana (enero, 2007)

Laguna Salada de Mediana. Enero, 2007

La Salada de Mediana viene identificada en algunos mapas como La Sulfúrica, debido al nombre de una antigua concesión minera que explotaba las sales para obtener sulfato de sosa con destino a la industria química. Junto a la laguna aún se pueden contemplar las ruinas de un gran edificio donde se realizaba la actividad. Además, las aguas de algunos pozos excavados junto a la laguna fueron envasadas y aprovechadas por sus propiedades medicinales, alcanzando fama a finales del siglo XIX y comienzos del s. XX, recibiendo varios galardones internacionales.
Las lagunas saladas poseen un gran valor cultural, científico y natural. Valor cultural porque forman parte del paisaje propio de la zona central del Valle del Ebro y porque son elementos excepcionales, frágiles y muy singulares.
Valor científico porque para los investigadores son laboratorios naturales donde ocurren procesos geológicos en condiciones ambientales extremas y en los sedimentos se encuentran registrados los cambios del clima del pasado. Igualmente, desde el punto de vista ecológico, las lagunas saladas son ambientes muy raros habitados por seres excepcionales que deben vivir en un medio muy extremo como consecuencia de la salinidad y de un clima árido. En los fangos de las lagunas viven microorganismos muy especializados, de gran interés porque se desarrollan en unas condiciones semejantes a las que hubo en la Tierra cuando apareció la vida.
Desde el punto de vista naturalista estas lagunas albergan especies típicamente costeras. Así, en la Salada podemos encontrar plantas suculentas como salicornias y sosas en las orillas; y la vegetación propia de la estepa en las zonas periféricas, como el albardín y el sisallo, aunque la franja de vegetación natural es muy reducida porque los cultivos llegan a pocos metros de la orilla de la laguna. La conservación efectiva de la Salada de Mediana y su revalorización paisajística y educativa son las asignaturas pendientes.

Situación: En el extremo sureste del término municipal de Zaragoza, a unos veinticinco kilómetros de la ciudad.
Para llegar: Si se sale de Zaragoza capital, se debe tomar la carretera de Castellón, la A-68, luego convertida en N-232, hasta pasado el Burgo de Ebro y tomar posteriormente la A-222 en dirección a Belchite. Unos seis kilómetros después de este desvío, antes de llegar a Mediana de Aragón, se toma una pista a la derecha de poco más de un kilómetro que nos lleva a la laguna.

Un libro: MARTÍNEZ BELTRÁN, J. (1999) Aguas y sales de Mediana de Aragón
Categorías
Biodiversidad Estepas Geología Paisajes

YESOS, UN PAISAJE EXCEPCIONAL

Las Almunias
De entre todos los paisajes de Aragón hay uno que lo caracteriza y le da personalidad. Es el de los yesos. Un paisaje poco valorado pero que alberga una flora excepcional, especializada en sobrevivir en un sustrato especialmente extremo.
El paisaje de una comarca o región lo conforman múltiples y variados factores como son el suelo o sustrato que lo soporta, el relieve, la vegetación, las transformaciones ocasionadas por el ser humano. Incluso el clima, que modela el relieve y permite determinada vegetación o usos humanos. Pero sin duda el suelo, las rocas, son uno de los elementos clave ya que de sus características van a depender desde el color a las formas de relieve o la vegetación que se asienta sobre él.
En Aragón disfrutamos de muchos y muy variados paisajes. Pero hay un tipo de paisaje que es poco estimado en Aragón. Que despierta posturas y comentarios despectivos. Y es el paisaje que proporcionan los yesos. Es el medio gipsícola (del griego gypsos, yeso). Un medio poco propicio al asentamiento humano. Poco propicio a la vegetación frondosa y al verdor porque es un medio exigente, riguroso y selectivo. Un medio sólo apto para los mejor adaptados.
En los últimos tiempos los aragoneses estamos volviendo los ojos hacia los paisajes gipsícolas y esteparios redescubriendo sus valores y singularidades. En parte gracias al trabajo de científicos y naturalistas, pero en parte buena medida obligados por la legislación ambiental a la que estamos obligados por ser miembros de la Unión Europea ya que los medios gipsícolas son casi exclusivos de la Península Ibérica, y en Aragón poseemos las mejores representaciones de estos medios, por lo que tenemos la responsabilidad de conservarlos.
El yeso es un mineral. Su denominación química es sulfato cálcico hidratado (CaSO4 . 2H2O); es por tanto una sal. Los yesos se depositan por precipitación química de las sales contenidas aguas marinas o lacustres saladas en proceso de evaporación. Se trata, pues, de una roca de tipo sedimentario. En Aragón los yesos se encuentran en su mayor parte en las cubetas del Ebro y del Jalón-Jiloca. También afloran al sur de Teruel en el valle del Guadalaviar, así como en el Somontano oscense.
En el aspecto ecológico, el yeso como sustrato es una roca extremadamente singular, que origina unos paisajes muy particulares. Esto es más notorio en las zonas que los geólogos llaman de yesos casi puros, como sucede en el centro del Valle del Ebro. Aquí el paisaje es homogéneo, formado por suaves colinas de color blanquecino cubiertas de una escasa y rala vegetación, colinas que sobresalen de una compleja red de vaguadas de fondo plano o vales. No obstante, en otras zonas, el yeso viene asociado a diversas rocas sedimentarias, como arcillas, margas o calizas.
La vegetación de los yesos viene dada por sus características químicas. Son muy infiltrables y permeables, hecho que explica la baja tasa de escorrentía y erosión superficial. Sí en cambio existe una intensa erosión o lavado químico que arrastra sales y nutrientes a horizontes inferiores. Esto deja un pobre estrato superficial, lo que origina, a su vez, una escasa cobertura vegetal. Además, el yeso es ávido con el agua y la retiene, por lo que sólo determinadas plantas son capaces de bombear el agua desde sustrato hacia ellas. El romero, el asnallo y la albada o gipsofila son las plantas típicas de las colinas de yesos. En los fondos de val, donde se acumulan nutrientes y partículas, el suelo es más profundo y se instala el esparto o albardín, la ontina y el sisallo. Además, a pesar del aspecto blanquecino, el suelo de las colinas no permanece desnudo. Los líquenes colonizan la roca en superficie de una forma eficaz, lo cual se puede comprobar los días húmedos, cuando ellos aparecen hinchados y el suelo almohadillado.
José A. Domínguez

Categorías
Atentados ecológicos Estepas PTR López Soriano Urbanismo

PARQUE NATURAL Y NO INDUSTRIAL

PTR

Se están dando los últimos pasos para poner en marcha el polígono industrial denominado Parque Tecnológico del Reciclado “López Soriano” (PTR), un proyecto industrial que va a suponer la destrucción de un importante espacio estepario de alto valor ecológico al sur de la ciudad de Zaragoza.

El PTR ocupa la totalidad de la finca denominada Acampo de Funes, con unas 850 hectáreas de superficie. Esta finca, de más de 5km de longitud se adentra en el corazón de la estepa zaragozana. Salvo una reducida zona degradada, junto a la carretera de acceso, donde están los antiguos vertederos de basuras de Zaragoza, el resto es hábitat estepario de matorral gipsófilo con cultivos intercalados.

Pues bien, todo ello será desmontado, arrasado y urbanizado. Como único vestigio estepario pretenden dejar una franja llamada burbuja verde bordeando el polígono de 50 a 125m de anchura a lo que denominan parque estepario y que, por sus escasas dimensiones, carece de cualquier viabilidad ecológica.

Industrias López Soriano (ILSSA) es una potente sociedad con numerosas empresas dedicadas al sector del metal, algunas de ellas suministradoras de Opel España. ILSSA es también la promotora del PTR. Su cabeza visible es Valero López Villalba. Tiene entre sus miembros al exconsejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón José Manuel de Gregorio Ariza.

El PTR pretende llevar allí todas las actividades ligadas al reciclaje y albergar toda la industria del reciclado de chatarra del entorno, especialmente de los automóviles y se vende como un proyecto ecológico, pero ha prosperado gracias a decisiones políticas sorprendentemente favorables. Para empezar, el Plan General de Ordenación Urbana de Zaragoza calificó el Acampo de Funes como suelo industrial. La recalificación de 850ha de suelo rústico a industrial fue un suceso absolutamente desmesurado pero que nadie investigó. Supuso la duplicación del suelo industrial de Zaragoza capital. Posteriormente el ayuntamiento informó favorablemente que el proyecto fuera declarado de interés supramunicipal. Así se expresaba una moción de PSOE y CHA al Ayuntamiento de Zaragoza en septiembre de 1999:

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza, apostando por un planteamiento que no compartimos, decidió informar favorablemente la declaración de interés supramunicipal para este proyecto, perdiendo a nuestro juicio la oportunidad de llevar las riendas de un sector estratégico, aunque sumamente deficitario en Zaragoza.

Con esta decisión, se va a crear sobre suelo no urbanizable genérico un polígono industrial cuya extensión es mayor que toda la superficie industrial existente en la actualidad en el termino municipal, cuyo desarrollo futuro es una incógnita y cuyo funcionamiento puede no contribuir finalmente a que las chatarrerías dispersas en el entorno de la ciudad encuentren el espacio adecuado en el que desarrollar su actividad.

Posteriormente, el PTR aún se beneficiaría de un tratamiento de lujo. El Departamento de Medio Ambiente al elaborar la propuesta de espacios para la Red Natura 2000 modificó la configuración del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Planas y Estepas del Valle del Ebro para dejar fuera de éste el Acampo de Funes. En el borrador del mapa que se estudió en el Consejo de Protección de la Naturaleza, el LIC abarcaba una parte del polígono de López Soriano, pero en la cartografía que el Gobierno de Aragón remitió como definitiva los límites del LIC bordean con precisión el Acampo de Funes dejándolo fuera.

En cualquier caso, el PTR es un proyecto desmesurado, que arruinará cientos de hectáreas de suelo con matorral gipsófilo y de herbáceas anuales (prioritarios en la Directiva Hábitats) con valiosas comunidades de aves esteparias, que tenía vocación de LIC pero que nos ha sido escamoteado. Por ello ANSAR viene solicitando el redimensionamiento del PTR para adecuarlo a las necesidades y demanda actuales y exige la declaración de las estepas gipsícolas como espacio natural protegido. No obstante, a pasar que no se ha construido todavía el PTR, industrias López Soriano pretende ampliar el polígono industrial hacia fincas colindantes para ubicar allí el Complejo para Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ), es decir la planta de tratamiento y el nuevo vertedero de Zaragoza capital. Esa ampliación afectaría a la Cabañera Real de Torrero, un espacio público de gran valor ecológico o al LIC de las estepas del Ebro. ANSAR teme que el Gobierno de Aragón permita también la ocupación de la cabañera.

ANSAR/Zaragoza
febrero 2004

Categorías
Estepas Paisajes

ESTEPAS, PÁRAMOS Y ZONAS ÁRIDAS

Acampo de Funes

Cuando se habla de estepas, páramos y zonas áridas la gente se imagina espacios inhóspitos, carentes de vida, paisajes sin atractivo, lugares a los que llevar los desechos industriales o, como mucho, lugares que hay que redimir con costosas obras de ingeniería o repoblaciones forestales. En Aragón, esas concepciones están especialmente arraigadas y la presión sobre las estepas es especialmente grave. Pero la realidad es bien distinta pues las estepas son paisajes singulares, frágiles, que albergan unas formas de vida muy especializadas y unos usos humanos peculiares, adaptados a los pausados ritmos vitales y productivos de estas áreas.

Las estepas españolas, y las aragonesas en particular, están sometidas a unos cambios y a nuevos usos que ponen en peligro su existencia. Desde estas páginas pretendemos dar a conocer las zonas esteparias, sus valores, las amenazas que penden sobre ellas y los responsables de la destrucción de estas zonas; pero también las iniciativas en marcha para hacer un uso respetuoso y sostenible de las mismas.

Categorías
Estepas Paisajes

ESTE ES MI MUNDO

El Barranco de Las Almunias

Paisaje de yesos, sol implacable y cierzo. Escenario poco amable. Este es el mundo que aprecio. Este es el relieve que amo. Porque es único; porque es desconocido; porque es despreciado y humillado. Porque está en retroceso. Porque es frágil. Hogar de especies que han hecho de la austeridad su estrategia de supervivencia. Olor a tomillo y romero.

J. A. Domínguez

Categorías
Agua Ríos

EL EBRO, SUBIENDO

Ebro

El Ebro desde el meandro de Ranillas. Zaragoza

El Ebro mostraba ayer todo su ímpetu a su paso por Zaragoza. El sonido del agua era bronco y poderoso. Magnífico. Recobra así su señorío frente a los que quieren domarlo con azudes para barquitas. En la foto, desde Ranillas, anegando la isleta frente a La Almozara. A las 13h llevaba un caudal de unos 750 metros cúbicos por segundo. Llegó a superar los 800 metros cúbicos a media noche. Los datos a tiempo real del Ebro y afluentes se pueden consultar en la página de la Confederación Hidrográfica del Ebro www.chebro.es yendo al sistema SAIH.