Categorías
Atentados ecológicos Energía Eólica Fauna

EOLICAZO II (Daños colaterales)

buitre

Así mueren nuestros buitres leonados (Gyps fulvus). La energía eólica en Aragón causa una elevada mortalidad de aves y quirópteros. Entre las aves de gran tamaño, las principales víctimas son los buitres leonados. En una prospección realizada el pasado día quince de abril de 2006, se encontraron restos de tres buitres leonados en una alineación de 18 aerogeneradores ubicados en la ladera sur del barranco de El Bayo, en el término municipal de Pedrola (Zaragoza, España). Uno de ellos corresponde a la fotografía. El suceso ha sido denunciado ante el Departamento de Medio Ambiente.

El buitre leonado (Gyps fulvus) es un ave rapaz carroñera que aprovecha los cadáveres de medianos o grandes animales. Es un ave de gran envergadura (hasta 290cm las hembras): posee largas alas y también anchas, que le proporcionan una gran superficie de sustentación lo que le permite aprovechar las corrientes térmicas ascendentes para remontar y tomar altura y luego planear para desplazarse a grandes distancias. Cuando está en el aire aletea de forma esporádica y lo hace lentamente. Su tipo de vuelo es incompatible con los aerogeneradores que, generalmente, se alinean en auténticas barreras. En las siguientes imágenes, restos de otra de las víctimas encontradas en la alineación de aerogeneradores antes comentada, la cual se muestra más abajo. Como se ve, también la energía eólica tiene sus efectos colaterales.

buitre
buitre

Eolicazo en Barracuda
Mortalidad eólica en Sekano

Una respuesta a «EOLICAZO II (Daños colaterales)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *