Categorías
Estepas Fauna Moluscos

CARACOLES EN LA ESTEPA

Sphincterochila candidissima

Ejemplares de Sphincterochila candidissima. Zaragoza. Junio, 2006

Cuando hablamos de las estepas del Valle del Ebro como ambientes donde la aridez es el factor limitante más trascendental, puede resultar sorprendente descubrir animales que, por lo común, entendemos ligados a lugares húmedos, como sucede con los caracoles.
Hoy traigo aquí a Sphincterochila candidissima, molusco gasterópodo, terrícola, común en los ambientes esteparios del Valle del Ebro. Se caracteriza por su concha globosa, de unos dos centímetros de longitud, totalmente blanca y gruesa, muy calcificada. El cuerpo del animal es gris oscuro, tendiendo a negro. Se alimenta de las algas y líquenes que recubren el suelo.
Su concha gruesa evita la deshidratación y el color blanco le permite superar la insolación al reflejar los rayos solares. En los periodos de inactividad permanece retraído en su concha pero los ejemplares quedan sobre el terreno expuestos a la intemperie. Los días de lluvia o las noches húmedas permiten al animal retomar su actividad. Durante la inactividad el animal cierra el estoma (boca del caparazón) con un epifragma calizo, lo que garantiza el hermetismo.
Según la bibliografía, la familia de los Esfincteroquílidos (Sphincterochilidae) habita estepas rocosas y semidesiertos y estos caracoles llegan a sobrevivir varios años en reposo.
Sphincterochila candidissima

Ejemplar de Sphincterochila candidissima. Junio, 2006

Una respuesta a «CARACOLES EN LA ESTEPA»

estan buenos los caracoles, encontre uno en mi casa y me parece que es uno de esos. tambien 2 huevos que tenian caracoles aadentro. contestenme este comentario. todos los caracoles son hoviparos?

Responder a fabio Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *