Categorías
Biodiversidad Fauna

MORTALIDAD DE FAUNA EN CARRETERAS I

oropéndola

Cadáver de oropéndola. Julio, 2006

Una de las causas de pérdida de biodiversidad es la muerte de animales en las carreteras. Numerosos estudios sobre mortalidad no natural de vertebrados confirman que las carreteras son auténticas barreras mortales para la fauna y que llevan a la extinción de poblaciones locales. Los anfibios y reptiles mueren aplastados cuando cruzan o se solean sobre el asfalto. Las aves por colisión cuando cruzan la carretera a baja altura. Los mamíferos (jabalíes, ciervos, zorros, erizos) también mueren aplastados o por colisión.

En ocasiones la colisión con grandes animales como ciervos o jabalíes, caballos y vacas genera daños a personas, bien como consecuencia del golpe, bien como consecuencia del intento de evitar el atropello, que conduce a la salida de la vía del vehículo.

La realidad es que no se hace prácticamente nada para evitar esta mortalidad. La cosntrucción de los pasos para fauna es un tema que apenas preocupa a los ingenieros que diseñan las carreteras. No pierden tiempo en esos detalles. Ahí está el nivel de civilidad, en cómo se cuidan los detalles.

En la imagen, cadáver de oropéndola en la carretera CV-603 en la ribera del Jalón (Zaragoza). Resulta una víctima un tanto extraña dado que es una ave que suele volar a cierta altura entre los árboles.

Una respuesta a «MORTALIDAD DE FAUNA EN CARRETERAS I»

[…] Ahora que miles de vencejos jóvenes (Apus apus) están aprendiendo a volar es frecuente encontrar cadáveres de estos animales atropellados en carreteras y caminos, además de la mortalidad producida en los parques eólicos y otras infraestructuras de origen antrópico como los tendidos eléctricos. Este ha muerto en el camino que comunica, vía huerta, Pina de Ebro con Gelsa, ambos municipios de Zaragoza. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *