Categorías
Biodiversidad Fauna Mamíferos

MURCIÉLAGOS/ BATS

libro

Murciélagos del Alto Aragón. Kees Woutersen Publicaciones (2001)

Los murciélagos son unos animales poco conocidos y a los que los naturalistas les prestamos escasa atención. Por eso nunca está demás tener una publicación sobre ellos. En este caso se trata del atlas de murciélagos de la provincia de Huesca (Aragón, España). Con textos en castellano e inglés.

Los autores describen 24 especies de murciélagos en el libro, en el que se incluyen también apartados sobre biología, ecología y conservación de estos mamíferos.

Habitan en cuevas y cavidades con un rango de condiciones ambientales muy estrecho, por lo que pequeñas alteraciones pueden arruinar sus lugares de invernada o cría. Por eso sus poblaciones están disminuyendo. De ahí la necesidad de proteger sus hábitats.

Bats are animals little known. The naturalists paid little attention to the bats. People are thankful to have a publication on them. This book is the atlas of bats of the Huesca province (Aragón, Spain). With texts in Castilian and English.

The authors describe 24 species of bats in the book. They also include sections on Biology, Ecology and Conservation of these mammals.

Bats inhabit caves and cavities, that are a very fragile habitat. Small alterations can ruin the wintertime and reproduction places. For that reason their populations are diminishing and it’s necessary to protect the habitats of the bats.

Murciélagos [Fauna ibérica]
Categorías
Biodiversidad Bosques Etnografía Flora Montañas Paisajes

HAYAS Y HAYEDOS

Fagus sylvatica

Rama con hayucos. Barranco de Las Eras, Ansó (Huesca). Julio, 2006

El haya (Fagus sylvatica) es un árbol propio de las montañas húmedas. Cuando crece aislado adquiere un porte majestuoso con copa amplia. No obstante, suele formar bosques muy densos, selvas, donde destaca el porte columnar de los troncos.
Se trata de un árbol de hoja caduca, de tronco derecho, corteza lisa, grisácea y copa densa que proyecta abundante sombra. Las hojas son ovaladas o elípticas, con los nervios laterales bien marcados. Las hojas jóvenes son de color verde claro y poseen unos pelillos sedosos en el borde. Posteriormente se oscurecen en la madurez.
Las flores masculinas se agrupan en amentos y las femeninas se distribuyen por parejas, siendo la polinización por el viento, anemógama. Los frutos maduran a principios del otoño.
El haya es una especie de distribución eurosiberiana y es endémica europea. En la Península Ibérica se distribuye abundantemente por la Cordillera Cantábrica y Pirenaica y penetra por el Sistema Ibérico y el Sistema Central.
Necesita precipitaciones abundantes, tanto de lluvia como de nieblas, pero con suelos bien drenados. Dada su dependencia de las precipitaciones, los hayedos suelen ubicarse en laderas al norte y al oeste para interceptar los vientos húmedos y las nieblas.
El haya es muy resistente al frío en invierno, cuando está en estado de reposo. Pero muestra una gran sensibilidad a las heladas tardías, que afectan a los brotes florales y a las hojas. La estrategia que posee el haya para que sus yemas no se congelen en invierno es aumentar considerablemente la concentración de azúcares y quedar deshidratadas.
Cuando las hayas forman bosques densos, el sotobosque es muy pobre. Esto se debe a la intensa sombra que proyectan y a la composición química de la hojarsca, que impiden el desarrollo de otras plantas.
Es un árbol de gran importancia ecológica por la protección del suelo que ofrece y porque sus frutos, los hayucos son muy nutritivos y muy buscados por los animales, como lirones, ardillas, ratones y arrendajos. La costumbre de algunos animales de recolectarlos y almacenarlos favorece la dispersión del haya.
Fagus sylvatica

Hayedo-abetal. Barranco de Las Eras. Ansó (Huesca). Julio, 2006

Usos y utilidades
El haya ha sido intensamente aprovechada. Su madera, blanca o de color marrón claro y con unas típicas lentejuelas oscuras, se emplea en ebanistería para chapas y elementos torneados y se aprovecha como leña por su alto poder calorífico. Antaño también se fabricaba carbón vegetal, uno de cuyos usos era, en medicina, como absorbente en procesos intestinales.
De la madera, por combustión lenta, se obtenía una brea rica en guayacol, que se usaba como remedio contra la tuberculosis. De los hayucos se extraía un aceite comestible que también se empleaba para alumbrado. La pasta restante puede ser tóxica para algunos animales.

Fagus sylvatica [Herbario de Jaca]
Fagus sylvatica [Desde el Sekano]
Hayedo de Ordesa [La guarida del mapache]
Hayedo de Montejo [La guarida del mapache]
Categorías
[HUERTO BARRACUDA] Agricultura Etnografía

MI HUERTO: BORRAJA

Borraja

Ejemplar cultivado de borraja. Monzalbarba (Zaragoza). Octubre, 2005

La borraja es una verdura propia del otoño, típica de la huerta del Valle del Ebro, y poco conocida en el resto de España. Es muy afamada la de Zaragoza. Es una planta herbácea anual cuyas hojas y peciolos están cubiertos de pelos hirsutos que le dan un tacto áspero. Su nombre científico es Borago officinalis y pertenece a la familia Boraginaceae. Generalmente se recolectan para consumo las hojas antes de que se suba, es decir, antes de que produzca el tallo y florezca.

Yo la siembro a primeros de agosto y la recojo desde octubre. Las semillas son negras y alargadas, de unos 3mm de longitud. Se siembran a chorreo sobre el surco abierto. Luego se tapa y se riega. Conviene cubrir con paja hasta que nacen para evitar que la tierra haga costra superficial e impida brotar a las plántulas. Si nacen muy apretadas conviene aclarar las plantas. A pesar de eso dejo que crezcan bastante juntas porque se apoyan unas con otras y las hojas se hacen altas, lo cual es apreciado por el cocinero ya que los peciolos son largos y fáciles de limpiar; si las plantas crecen aisladas, las hojas se tumban y no son tan grandes y cunden menos al limpiarlas.

La borraja pasa por ser una verdura delicada y exquisita. Ciertamente lo es. Lo habitual es comerla cocida con patata y aliñada con aceite crudo cuando se sirve. No obstante, en los restaurantes de postín hacen innumerables recetas. Entre ellas, los crespillos dulces de borraja como postre.

Para consumo habitual, unas personas las preparan aprovechando sólo los peciolos, a los que quitan las fibras o hilos de los bordes, y luego cortan en trozos de unos centímetros. Y, en otros casos, se aprovecha también la superficie foliar. Como limpiar la borraja es algo costoso para el amo o ama de casa, en algunas tiendas ya la suelen vender limpia y troceada, pero más cara. Además, limpiarla a mano deja los dedos ennegrecidos temporalmente, debido a alguna sustancia que lleva esta planta.

Aragón produce el 90% de la borraja en España. En Zaragoza se cultiva, en gran parte, en invernadero, por lo que está en el mercado más tiempo que si se produce al aire libre, ya que el frío y el cierzo castigan mucho las hojas en invierno. Desconozco los tratamientos fitosanitarios que necesitan las plantas producidas industrialmente en los invernaderos, que son bastantes. Las que cultivo yo no reciben ningún tratamiento. Las matas que más quedan en sombra, y en caso de humedad ambiental, suelen padecer algún ataque de hongos en el limbo foliar.

La borraja posee numerosas aplicaciones en medicina natural. Es diurética, depurativa, emoliente y antiinflamatoria. Las flores se emplean en infusión para combatir catarros y bronquitis. Las semillas también poseen interesantes propiedades, pues de ellas se extrae un aceite rico en ácidos grasos esenciales como el linoléico.

Los griegos ya la conocían como eupitrosyon, que significa bienestar. Los romanos, borra o borago, que significa pelo. La consumían como planta medicinal.

Borraja

Matas recolectadas y dispuestas para distribuir. Octubre, 2005

BIBLIOGRAFÍA
VILLAR PÉREZ, L. et al. (1987) Plantas medicinales del Pirineo Aragonés.
MARTÍNEZ URTASUN, J. M. (2005) La borraja. En: La Magia de Aragón, 15. p.:94-99

Borago officinalis [Herbario de Jaca]
Borago officinalis [Waste magazine]
Aceite de borraja [BotanicaL]
Categorías
Atentados ecológicos Contaminación

TOMADURA DE PELO EN ALBALATE DEL ARZOBISPO

RECOBAT

La confabulación de Recobat y el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental en Albalate del Arzobispo (Teruel) no tiene nombre. En 2004 la empresa Reciclaje Ecológico de Baterias SL recibe por parte del INAGA la Declaración de Impacto Ambiental Positiva y la Autorización Ambiental Integrada para funcionar (BOA 145, de 13.12.2004). En ellas se autorizaron dos chimeneas para realizar las emisiones a la atmósfera.

Pero resulta que la empresa construye… ¡tres chimeneas!. Lo cual se detecta en una inspección. Y va el INAGA y en vez de hacérsela derribar, se la autoriza, con unas condiciones mucho menos estrictas que en 2004 (BOA 121, 18.10.2006). Hechos consumados. Abuso y prepotencia. Transigencia de la admninistración. Los malos se salen con la suya, de nuevo.

Lo grave es que este asunto viene de lejos y que llueve sobre mojado. El INAGA-Gobierno de Aragón velan más por los beneficios empresariales que por la salud de los ciudadanos. La decisión de INAGA no viene, además, a traer la calma social necesaria a la comarca, tras la crisis que ha provocado la llegada de la factoría de Recobat.

Recobat pretende extraer el plomo de 33.000 toneladas de baterías anualmente. El título de ecológico es meramente una pantalla: los rechazos van a quedar en un vertedero, la factoría quemará 1.315ton de gasoil al año (4 toneladas diarias),… y la contaminación ambiental generada será notable.

El caso de Recobat se parece mucho a otros: empresa que llega a una zona poco poblada, que promete puestos de trabajo, que convence a las fuerzas en el poder… para luego ir causando un engaño tras otro.

DGA permite doblar las emisiones [El Periódico, 19.10.2006]
DGA niega [El Periódico, 20.10.2006]
Nueva resolución [Web de Albalate del Arzobispo]
Categorías
Economía Energía Sostenibilidad Urbanismo

LAS RAÍCES DEL PROBLEMA

Libro

José Manuel Naredo ha publicado recientemente Raíces económicas del deterioro ecológico y social, en su línea de ahondar en el origen de la crisis ecológica en la que nos vemos inmersos.

El libro tiene como objeto reinterpretar los problemas ambientales y sociales de nuestro tiempo desde perspectivas más amplias e integradoras que las habituales y desvelar las irracionalidades propias de la ideología económica fuente de tales problemas.

Categorías
Aves Rastros

LA GARZA REAL ESTUVO AQUÍ

Ardea cinerea

Huellas de Ardea cinerea en el fango. Monzalbarba (Zaragoza). 2006

Una garza real (Ardea cinerea) ha dejado sus huellas en el fango de una acequia de la huerta de Monzalbarba (Zaragoza). El escaso nivel del agua deja ver las impresiones en el barro.

Los indicios de que pertenecen a una garza real son diversos. Primero, porque la huella carece de membrana interdigital y los dedos son delgados, con lo que se descartan anátidas y rállidos. Segundo, por el gran tamaño de la huella, congruente con un animal con el porte de garza. En tercer lugar, por la época, en otoño-invierno, con lo que se descarta que sea garza imperial. Además se trata de una acequia entre campos, donde es habitual ver a la garza real, de comportamiento más antropófilo que la imperial. Y se trataba de una acequia rodeada de carrizo y vegetación alta en los cajeros, un entorno bastante recóndito, con lo que desacarto la estancia de una cigüeña. La presencia de cangrejo rojo en las acequias atrae a las garzas.

Categorías
Atentados ecológicos

EL OSO QUE ME HA HECHO REPUBLICANO

bandera

Pues nada. Que me cambio definitivamente de bando. Todo por el pobre oso al que emborracharon para que lo matara el rey de España en un viaje privado a la Rusia de Putin.

Quiero poder elegir al Jefe del Estado. Así podría votar a un no-cazador.

Categorías
Hongos

HONGOS DE LA MADERA

hongo

Inonotus hispidus sobre Populus nigra. Zaragoza. Octubre, 2006

Los hongos de la madera están especializados en alimentarse a partir de la madera de árboles. Introducen sus hifas en el interior del tronco y lo que observamos en el exterior es el cuerpo fructífero o basidiocarpo.

hongo

Inonotus hispidus sobre Populus nigra. Zaragoza. Octubre, 2006

Poseen un enzima, que es la celulasa, encargado de fragmentar las largas moléculas de celulosa, rompiendo los enlaces que mantienen unidas a las moléculas de glucosa, componente de la celulosa.

hongo

Inonotus hispidus sobre Populus nigra. Zaragoza. Octubre, 2006

Inonotus hispidus es una especie que vive sobre árboles planifolios, sobre todo del género Populus, tanto en árboles vivos como sobre troncos muertos. Es habitual en parques y jardines. Popularmente se denominan hongos yesqueros a este tipo de hongos de la madera ya que cuando están secos se utilizaban como yesca para encender fuego.

Yesca (Diccionario RAE)
(Del lat. esca, comida, alimento).
1. f. Materia muy seca, comúnmente de trapo quemado, cardo u hongos secos, y preparada de suerte que cualquier chispa prenda en ella.
2. f. Cosa sumamente seca, y por consiguiente dispuesta a encenderse o abrasarse.

BIBLIOGRAFÍA
MORENO, J.; GARCÍA, J. L. & ZUGAZA, A. (1986) La guía Incafo de los hongos de la Península Ibérica (2 tomos)

Hongos saprobios
MYCO.UAL [Universidad de Almería]
Categorías
[MAZMORRA] Agua Atentados ecológicos Expo2008 Humor Ríos Sostenibilidad

ROQUE GISTAU DE NOTRE DAME

Roque Gistau

Roque Gistau, presidente de Expoagua, ha salido diciendo en la prensa que edificar en el meandro de Ranillas, en la llanura de inundación del Ebro es una decisión valiente y que el proyecto es respetuoso con la madre naturaleza. No cabe mayor desfachatez. Como esto lo ha dicho en las horas previas al III Congreso de Ingeniería Civil, se entiende.

No dejan de justificar el proyecto Expo como algo respetuoso ambientalmente, pero cuanto más lo intentan, más lo estropean. Nada, al final todos de la Expo a la mazmorra, por destructores ambientales y por querernos engañar.

Por cierto, la noticia del Heraldo no tiene desperdicio. Las declaraciones de los ingenieros -entre ellos José Ocejo, el Decano del Colegio de Aragón- son todas diciendo lo respetuosos que son con el medio ambiente. Más les valdría estarse callados. ¿A quién quieren engañar? ¿Por qué no asumen que una obra de infraestructura es antinatural per se y que destruye el medio ambiente? Otra cosa es que entremos a debatir qué infraestructuras son necesarias y cuáles no. Como el azud del Ebro.

expo 2008

Heraldo de Aragón, 20 de octubre de 2006

Categorías
[NOMBREVILLA] Biodiversidad Bosques Etnografía Flora Ganadería Paisajes

ENCINARES ¡QUÉ LUGARES!

Quercus ilex ballota

Bellotas del encinar de Nombrevilla (Zaragoza). Septiembre, 2006

La encina (Quercus ilex) pasa por ser el árbol más emblemáticamente ibérico: tanto por su amplia distribución por la mayor parte de la península, como por su vinculación al paisaje y a la cultura tradicional.

Su gran variedad de denominaciones locales: carrasca, lecina, chaparro… nos habla, precisamente, de su íntima integración con la cultura rural y agrícola. La encina ha dado sombra, leña y bellota a personas y ganados. Ha sujetado la tierra y ha proporcionado la fertilidad del suelo de los secanos cerealistas. Pero también ha sido esquilmada y despreciada. Démosle el reconocimiento que se merece.

La encina es un árbol de la familia de las Fagáceas (Fagaceae). Puede alcanzar los 15 ó 20 metros de altura, en ocasiones incluso más, pero suele presentarse también como arbusto debido al intenso aprovechamiento al que se ha sometido a los encinares.

Posee un tronco recto o algo torcido, de corteza grisácea o pardusca, resquebrajada en grietas poco profundas. Las ramas son robustas, de erguidas a horizontales. Las ramillas son derechas o caídas, casi colgantes, recubiertas de un fieltro blanquecino. Las hojas llegan a permanecer en el árbol hasta 3 y 4 años. Son simples, alternas, de 2 a 7cm de longitud, de forma redondeada o lancelolada y de borde dotado de espinas, especialmente las de las ramas bajas o las de los renuevos. Las hojas son gruesas y coriáceas, de color verde lustroso por el haz y recubiertas de una borra blanquecina por el envés.

Las flores masculinas, muy numerosas, se agrupan en amentos en los extremos de las ramas. Dispersan el polen mediante el viento (anemogamia). Las flores femeninas, en menor número, van solitarias o en pequeños grupos y darán lugar a los frutos o bellotas. La floración tiene lugar en abril y mayo y las bellotas maduran en otoño, entre octubre y diciembre.

Quercus ilex ballota

Encinar de Nombrevilla (Zaragoza) sobre conglomerados silíceos. Septiembre, 2006

La encina es un ejemplo de vegetal esclerófilo, (esclero-, duro, –filo, hoja) debido al endurecimiento de las hojas como consecuencia del gran desarrollo que alcanza en ellas el esclerénquima bajo la cutícula. Con esta adaptación las plantas logran un gran ahorro hídrico. Ello es necesario en los ambientes en los que el periodo de sequía coincide con el periodo de calor estival, como es el caso del interior de la Pelínsula Ibérica.

Además, los estomas se concentran en el envés de las hojas, las cuales presentan en el envés pelos que actúan como protección y ayudan a mantener una capa de aire saturado de humedad en las proximidades de la superficie foliar que dificulta la pérdida de agua.

Sus formaciones se denominan encinares y son los bosques más característicos de la Iberia seca. La península Ibérica ostenta la mejor representación mundial de bosques planoesclerófilos mediterráneos, encinares y alcornocales. España posee la mayor extensión de encinar y Portugal de alcornocal.

Quercus ilex ballota

Encinar sobre suelo granítico. Sierra de Guadarrama.

Los botánicos llegan a diferenciar dos subespecies dentro de Quercus ilex. Por una parte, la subespecie Quercus ilex subsp. ilex y, por otra, Q. i. subsp. ballota también denominada Q. i. subsp. rotundifolia. Cada una de ellas posee una distribución diferente debido a sus requerimientos bien distintos. La subespecie ilex, denominada alsina o alzina, necesita de ambientes mucho más cálidos que ballota, la denominada carrasca. Por eso la alsina se extiende por comarcas litorales, mientras que la segunda coloniza el interior de la Península Ibérica, de clima más continentalizado y de inviernos fríos.

Usos y utilidades

La encina se aprovecha de múltiples formas. Se obtiene leña de alto poder calorífico -en muchas localidades aún se hacen cortas anuales por turnos-; de la madera se obtiene carbón vegetal; la bellota se emplea para alimentar el ganado porcino y la corteza se utilizaba en las tenerías. En épocas de escasez la bellota de carrasca ha sido consumida incluso por las personas.

En la Península Ibérica son afamados los productos derivados del cerdo ibérico alimentado con bellota en montanera, es decir, en libertad. Los encinares se explotan en forma de bosque adehesado, como en Andalucía occidental, Extremadura y la zona suroccidental de Castilla-León.

Dada la importancia económica de la encina, en el pasado se ha extendido por la acción humana al sembrarse bellotas. También, en tiempos recientes, el movimiento ecologista ha participado en la expansión del encinar utilizando bellotas o plantones de encina en sus repoblaciones. Igualmente, está en auge -al menos en Aragón- la plantación de encinas micorrizadas para obtener trufas, por parte de agricultores.

BIBLIOGRAFÍA
BLANCO CASTRO, E. & al. (1996) Los bosques ibéricos. Una interpretación geobotánica. Planeta.
LÓPEZ GONZÁLEZ, G. (1982) La guía de Incafo de los árboles y arbustos de la Península Ibérica. Incafo