Categorías
Etnografía Flora

LA SABINA DE VILLAMAYOR

Sabina de Villamayor

Vecinos de Villamayor bajo la sabina. Domingo 11 de marzo de 2007

El domingo 11 de marzo, los vecinos de Villamayor de Gállego (Zaragoza) se reunieron bajo la sabina local para rendirle un homenaje. El acto se incardinaba dentro de las actividades del programa de las Fiestas de San Gregorio que organizó el Ayuntamiento de Villamayor de Gállego los días 9 al 12 de marzo y tenía como objetivo divulgar el patrimonio natural que supone esta inmensa sabina.

La sabina de Villamayor, como es conocido el ejemplar singular que se encuentra en las proximidades de la carretera que une esta localidad con Perdiguera, es una sabina albar o sabina blanca (Juniperus thurifera) de grandes proporciones. Se leyeron poesías, se comentó la singularidad del árbol y el valor de la estepa donde vive y las autoridades municipales anunciaron que se ha solicitado incluir este ejemplar en el catálogo de árboles singulares de Aragón.

Posteriormente hubo comida de alforja, los zagales jugaron en torno al árbol y la gente se hizo fotos abrazándose a su tronco.

Juniperus thurifera

Sabina de Villamayor de Gállego (Zaragoza). Diciembre, 2004

Es un individuo solitario, resto del sabinar que debió cubrir el valle del Ebro y del que quedan algunas manchas en Los Monegros. Hace unos años se plantaron algunos pinos en torno al singular árbol, al que se le calculan cientos de años. Bajo la sabina descansan las cenizas de José Manuel Falcón, pionero del ecologismo aragonés. Una roca de yeso con una placa lo recuerda.

6 respuestas a «LA SABINA DE VILLAMAYOR»

Fue un acto muy emotivo, enriquecido por la presencia inestimable de José Antonio Domínguez, a quien le agradecemos sus palabras, su compañía y sobre todo el haber sido, junto a otros pioneros del ecologismo en esta tierra, como José Manuel Falcón que descansa a los pies de nuestra querida sabina, y otros, quienes nos han ayudado a valorar el paisaje estepario en su singular belleza y a comprometernos por respetarlo y salvaguardarlo.
Personas mayores que escucharon con mucho interés las explicaciones de José Antonio Domínguez, sobre el medio natural en el que vive este maravilloso ejemplar de sabina, nos comentaban que sus palabras les habían abierto una dimensión nueva para poder entender como en un paraje tan árido como este podía vivir un árbol tan portentoso.

Gracias por la fotografia de Villamayor de su Sabina, fuimos a verla dos veces de excursiòn andando…, y creo que tocandola y como estaba todo tan seco pensabamos que nos habiamos pasado. Espero que a la tercera la encontremos, al menos la podemos ver por adelantado aunque sea diferente que verla al natural., sria bueno que pusieran alguna indicaciòn, creo que merece la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *