Categorías
Atentados ecológicos Energía Eólica

FUNESTA COMITIVA EÓLICA

comitiva

El otro día, viajando por tierras de Soria, una gran caravana de vehículos anduvimos a paso lento un buen trecho tras un elemento que retenía la circulación. Cuando pude superar dicho objeto observé que se trataba de un transporte especial: ¡una bestial pala de aerogenerador! Nada menos que escoltado por dos vehículos de la empresa de transportes y por un vehículo de la misma ¡Guardia Civil! ¡Qué despliegue para una miserable pala!

Luego se me ocurrió deducir: si este despliegue es para una sola pala, y luego otras dos más, y luego la góndola del aerogenerador, y luego los tramos de tubos de fuste… sólo para un molinillo… y si un parque eólico necesita de veinte o treinta molinillos… ¡Uf! la cantidad de transportes especiales que hacen falta es gigantesca. Pero, además, pienso: el camión tiene que subir a una montaña para dejar la pala… y me produce escalofríos pensar las pistas y desmontes que hacen falta abrir para colocar estos gigantescos aparatos.

Pobre montaña donde vayan a poner semejante mamotreto.

Definitivamente, los eólicos, están locos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *