Categorías
[MAZMORRA] Agua Atentados ecológicos Expo2008 Ríos

JAVIER CELMA, SIN VERGÜENZA

Javier Celma

Javier Celma es el director de la Agencia 21 del Ayuntamiento de Zaragoza, que es como decir el jefe del servicio de medio ambiente municipal, a las órdenes de la Concejal de Medio Ambiente, en estos momento, Lola Campos.

noticia

Aragón Digital, hoy

Pues Celma ha tardado en hablar sobre las obras en el Ebro y vive dios que su juicio es memorable. Al parecer, canalizar el lecho del Ebro y recubrir de escollera varios kilómetros de ribera es volver a la ribera natural. ¡En qué mentes y en qué manos tenemos el medio ambiente de la ciudad! A la mazmorra.

Otros personajes proExpo en la mazmorra:
Roque Gistau
Alcalde Belloch
Jerónimo Blasco
Maite Gálvez

8 respuestas a «JAVIER CELMA, SIN VERGÜENZA»

¡Joer que tío! O sea que para volver natural una ribera hay que destruir primero sus árboles. Es una idea muy original, supongo que se le habrá ocurrido en el baño. Este señor tenía que haberse quedado en su antiguo curro en la Montañanesa contaminando el río que parece que es lo que le va, contaminar y destruir la naturaleza. Señor Celma no nos engañe que a usted lo que le gusta son las obras de ingeniería y no la defensa de nuestro medio natural. No entiendo como usted está en el puesto que tiene, pues ya veo que de conservacionista no tiene usted nada, supongo que su idea de talar los árboles es una broma que nos ha querido gastar, por que si no es así podría pensar que hay intereses muchos más importantes para usted que nuestro medio ambiente detrás de todo esto.
Señor Celma, los árboles de ribera constituyen un patrimonio natural insustituible, nada que usted coloque en su lugar tiene tanto valor para el ecosistema como esos árboles. Me dirá usted que claro una vez que se quiten los escombros se plantarán nuevos árboles ¿no? Pues bien, si usted entiende algo de biología le diré que la selección natural durante millones de años ha querido que estos nuestros árboles del Ebro sean los supervivientes a muchas calamidades, plagas, cambios climáticos y trastornos naturales por lo que el valor de su acervo genético debería ser mayor de lo que pueda costar cualquier obra que se haga en la Expo y mucho más que el oro en sí. Así pues no destruya nuestros árboles para luego plantar palos de escoba o muros de cemento y piense solo un poco y recapacite en esto que le he contado.

anda, que…
éste hace como los de Aramón, que afirman que después de «entrar» ellos en un valle y acabar las obras, lo dejan «mejor de lo que estaba».
y es que hace falta un valor… y una jeta… ¡de cemento armao, precisamente!

Realmente tenemos muy mala suerte con los gestores ambientales que nos tocan en Aragón. Ya veis lo que opina el jefe de medio ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza de los ríos; de la estepa otro tanto. Para este personaje todo lo que tenemos hay que transformarlo y mejorarlo: los ríos con escolleras y la estepa con plantaciones de pinos.
Y qué decir del INAGA, justificando cualquier proyecto en vez de defender con uñas y dientes la naturaleza. ¡Cuando rechazan un proyecto es noticia en prensa por las pocas veces que ocurre!

Otros que han tardado bastante en hablar son los del Colegio de Biólogos de Aragón. Les mosquea que ningún biólogo haya llevado a visar algún informe relativo a las obras que se están realizando.
Según otros, las empresas no están obligadas a visar nada…

El unico consuelo ante individuos como este es que la naturaleza y el tiempo borrara sus fechorias, me explico. A finales de los años 80, principios de los 90 se talo todo el bosque de ribera en el tramo comprendido entre puente Santiago y puente de Hierro, por motivo de la visita del Papa. Hoy en dia ese bosque se ha recuperado para que otros cenutrios lo talen. Para mi esto sirve de consuelo. Como estan las cosas con algo hay que consolarse.
Un saludo muy fuerte

Increíble.
Éstos tipos son capaces de sorprenderme casi más que la propia naturaleza. Su caradura y desvergüenza es ilimitada. O igual sólo es ignorancia.
Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *