Categorías
Atentados ecológicos Expo2008 Sostenibilidad Urbanismo

FLORALIA 2014: HACIA LA EXPO PERPETUA

noticia

El Periódico de Aragón

Antes de que acabara la fatídica Expo 2008 de Zaragoza, que tan gravísimas servidumbres ha costado y tan negativo impacto ambiental ha tenido, el Alcalde Belloch ya anuncia otra para dentro de seis años.

Y como no podía ser de otra forma, piensa destruir otra nueva porción de huerta zaragozana, en este caso la huerta de Las Fuentes, suelos que actualmente están protegidos, por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Zaragoza y que son terrenos inundables por formar parte de la vega del Ebro.

google maps

Huerta de Las Fuentes, al Este de Zaragoza

Pues bien, estas son las consecuencias de permitirle al trío Belloch, Pellicer, Blasco, arrasar la huerta de Ranillas para construir la Expo. Ahora quieren más. Muchos les aplaudieron y les rieron la gracia de edificar en la huerta de Ranillas. Y ahora llegan las consecuencias. Por supuesto, la operación se financiaría con la construcción allí de 7000 a 10000 viviendas según aparece hoy en los medios.

La fórmula barajada por el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, para sufragar el proyecto es la de convenios urbanísticos que permitan adquirir los terrenos anexos al río Ebro a cambio de ofrecer las parcelas situadas entre la Faculta de Veterinaria, el tercer y el cuarto cinturón, donde poder construir entre 7.000 y 10.000 viviendas. La operación resultaría compleja ya que estos terrenos que se urbanizarían ni siquiera pertenecen en su totalidad al Ayuntamiento de Zaragoza, por lo que habría que alcanzar acuerdos paralelos con terceras personas.

El Periódico

Ya nos podemos preparar, porque esto empieza ahora.

5 respuestas a «FLORALIA 2014: HACIA LA EXPO PERPETUA»

Este Belloch es todo un peligro, todo se arregla construyendo casas
Qué le pasa a los blogs del sekano?
sekano varios días sin funcionar y ahora sale la web de DFRWS, solo funciona barracuda

¡Es el colmo! En lugar de favorecer la huerta para que abastezca en lo posible a Zaragoza de productos frescos, con un mínimo gasto de energía en transporte, van a destruir la poca que queda: Juslibol, Movera, el meandro de Ranillas y ahora, Las Fuentes. Yo me crié en el barrio de Las Fuentes, me dio mucha pena que se cargaran Torre Montoya y sus magníficos plátanos de sombra para la vía del tren, luego el cuarto cinturón pegado al soto de Cantalobos (¡menos mal que el soto se salvó gracias a los ecologistas!) y ahora van a arrasar la huerta. Es lamentable.

Pues, la cuestión es…
…si ya tienen una Expo montada, que acaban de construir, lo lógico sería que aprovecharan esos pabellones que son muy modernos,… ‘arquitectura puntera’… quizá, hacer alguna reforma, con tiempo y sin prisas.
¡¡¡…pa’ahorar un poco …y conservar lo verde que nos queda todavía…!!!
Según el Observatorio para la Sostenibilidad en España -OSE-, la artificialización del suelo, es decir, la transformación de sus usos, es uno de los principales problemas medioambientales que sufre el país, por ser causante de pérdida de biodiversidad, cambios en los regímenes hidrológicos de los ríos, impactos climáticos, etc. Las asociaciones ecologistas aragonesas denuncian que la Expo 2008, cuyo lema es paradójicamente «Agua y Desarrollo Sostenible», está suponiendo un incremento brutal de la superficie artificial en la ciudad de Zaragoza, cuyos efectos son irreversibles.
fuente: http://www.gozazaragoza.com/contenido.php?id=607&d=La-cara-insostenible-de-la-Expo

Se están recogiendo firmas para la conservación de un pabellón de Expo Zaragoza que está hecho con materiales naturales: paja, bambú, madera y barro. Es un gran ejemplo de arquitectura ecológica y sostenible que debería quedar como muestra para fomentar este tipo de construcción en el futuro y como testigo de los compromisos adquiridos en esta la feria internacional 2008.
Quien quiera participar puede hacerlo en:
http://www.firmasonline.com/1Firmas/camp1.asp?C=2031
Para más información ver:
http://nodemolicionfaro.blogspot.com/
Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *