Categorías
Atmósfera Estepas Fenología Mamíferos Naturalismo Rastros

SOLAMENTE EL ZORRO Y YO

huellas

Cuesta del Royo (Zaragoza). Enero, 2009

El sábado por la mañana, tras la nevada, me puse a andar por el camino hacia Torrecilla del Valmadrid. Anduve hasta que las huellas del último ciclista y del último andarín giraban de vuelta a la ciudad y la nieve del camino permanecía todavía virgen. En la cuesta del Royo, bajando hacia el barranco del Montañés nadie había hollado la nieve. Allí mis huellas se cruzaron con las del raposo.

3 respuestas a «SOLAMENTE EL ZORRO Y YO»

Totalmente real. Pero lo asombroso es que a 10km del centro de Zaragoza, de la vorágine y del consumismo, una persona pueda aislarse y estar solo. ¡Y disfrutar de la nieve y de la niebla y del silencio!

Curioso. Yo hice exactamente lo mismo el día después de la nevada, no muy lejos del Montañés. Pude ver huellas de perdiz y de zorro. Los jabalies del lugar no debieron salir.
Lo de la nevada es como el registro de tráfico del monte. Un día precioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.